DLD. Depósito legal digital

DLDDEPÓSITOLEGALDIGITAL

La nueva ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas metía prisas en relación al Depósito  Legal y así en su disposición adicional primera de cía que: El depósito legal tiene por misión fundamental la preservación de la cultura, haciendo posible que cualquier persona pueda acceder al patrimonio cultural, intelectual y bibliográfico, así como coadyuvar a la protección de los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual. La observancia de la obligación de constituir el depósito legal es una condición imprescindible para garantizar el derecho de acceso a la información de todos los ciudadanos, y deberá realizarse en los términos establecidos en la normativa que resulte de aplicación; por lo que el Gobierno, en el plazo máximo de un año, remitirá un proyecto de ley para adaptar la normativa vigente a la realidad del Estado de las Autonomías, a la aparición de nuevos soportes y a los cambios producidos en el sector editorial.

Las declaraciones de la directora de la Biblioteca Nacional sobre la nueva normativa y la dificultad de aplicarla siguen dejando en cualquier caso un elemento en el aire el concepto de soporte.

Pensamos que aquí es utilizado según la acepción 4 del diccionario de la RAE que dice: Material en cuya superficie se registra información, como el papel, la cinta de
vídeo o el disco compacto. Nada se dice aquí de los discos duros y parece más bien querer decirse que el soporte permite movilidad y reproducción.

Pero qué ocurrirá cuando no hay muchos soportes sino sólo uno y lo que en cambio sí hay son muchas miradas sobre una información que descansa en un único soporte.

En ADN podéis leer algunas de las cosas que se me ocurrieron recuén vuelto de vacaciones.

En cualquier caso, vuelve a ser una muestra más de las  prisas y del escaso rigor y coherencia del texto legal.

Anuncios

Abacus y los llibreters. Las trampas de los “grandes cooperativos”

 

Interesantes declaraciones de Inma Bellafont  (aquí más ), presidenta del Gremi de llibreters    sobre una situación que legalmente ha cambiado, pero, parece, que en el día a día se cumple la máxima de que todo cambie para que todo siga igual. Suena a tomadura de pelo en la que probablemente cueste mantener el “seny” catalán.

¿Volverá a funcionar el silencio administrativo para favorecer a algunos?

Texto definitivo de la Ley de la lectura, del libro y de las bibliotecas

LibrosarbolleyCurioso que haya en el título dos singulares, lectura y libro, y un plural, bibliotecas.

Aquí tenéis acceso al texto definitivo que, como sabéis, ya está en vigor. Un ejemplo de un precepto que ni se cumple ahora, ni se ha cumplido, ni se cumplirá, creo:

Artículo 9.1, párrafo 2: Con el fin de garantizar una adecuada información el editor o importador quedará asimismo obligado a indicar en los libros por él editados o importados el precio fijo.

Ya saben cualquier libro sin precio es “ilegal”  y esto es únicamente responsabilidad del editor o el importador.

Ya tenemos Ley del libro

yatenemosleydellibro

Ya están todos los medios danzando. Interesantes, como siempre, las diferencias de titulares que llegan a algunos matices curiosos.

– ...impone el precio único para los libros y liberaliza el precio de los manuales escolares. Conclusión: los manuales escolares no serán libros. Esto puede ser un
avance importante. Lo que para unos es “imposición” para otros es “consagración
” del precio fijo, decimos. No vayan a pensar en otra cosa. Aunque siempre hay también libros laicos que se salen del ámbito de lo “sagrado”

– Los libreros “muy contentos” porque entendíamos que sólo así la pequeña librería se defiende mejor de la agresividad comercial de las grandes superficies . Se suele decir que la alegría dura poco en casa del pobre. Veremos cuáles son las caras a mediados de noviembre por mucho que pueda haber diferencia en los precios de cesión. Los libreros catalanes parece que no están “tan contentos“.

– ¿Por qué han demandado los sectores lo que no preferían? Esta libertad de precios es una de las demandas que editores, libreros y distribuidores plantearon durante las negociaciones del proyecto legal con el Ministerio, aunque todos ellos hubieran preferido la inclusión del libro de texto en el sistema general de precio fijo.

– Aprobada por ¿unanimidad? (curiosa la diferencia entre título y subtítulo) o por ¿un amplio respaldo ?

Curioso, en general, que una ley que habla de la lectura parezca más un decreto de sistema de precios y de canon .

Cine – Libro. Ya podemos empezar a comparar

cine_libro

Requerirá una lectura detallada pero ya tenemos dos anteproyectos que hacen referencia a dos de las denominadas industrias culturales: cine y libro. El del libro posiblemente se aprobará la próxima semana. El del cine, después de sus más y sus menos ha iniciado su andadura.

Estos son, en cada caso, los dos textos que han dado el pistoletazo de salida: cine y libro. Miren, lean, comparen y si encuentran algo mejor aplíquenlo.

 

 

Etiquetas: ,

Ley del libro. De vuelta al Congreso

 

La Ley de la lectura, etc, etc vuelve al Congreso sin unanimidad total. Los discrepantes son, curiosamente, aquellos que mantienen el precio único por encima de todo.

Quizás el sector tenga que explicar qué les motivó, qué coyuntura ha forzado a situarse con la mayoría defensora del precio libre para el libro de texto. Suponemos que los motivos no serán los mismos para autores, editores, distribuidores, libreros, bibliotecarios, bibliotecarios digitales, publicaciones afines ¡mira que si prescriben una revista
cultural como libro de texto qué sistema de precios le sería el adecuado. Es curioso porque el libro de texto, me doy cuenta ahora, marca su precio independientemente del uso. Aunque yo no estudie primaria si me gusta la tecnología y me parece que un libro llamado de texto es interesante para mí lo compraré con precio libre, se supone, aunque su finalidad en este caso, no sea curricular.

Dicen que se aprueba la semana que viene. A algunos les pillará, casi de vacaciones. No quiero ni pensar lo que puede ser esta segunda quincena de junio y julio en relación a la comercialización del libro de texto. Habrá que ver, igualmente, cuáles son las argumentaciones que se mantienen para justificar políticas de gratuidad con estructura libre de precios y cómo siente a alguna Comunidad Autónoma su aprobación antes de la campaña escolar cuando pretendían, parece ser, intentar atrasarlo para el curso que viene.