Librerías: las nuevas casas conspiradoras de los lectores.

Me tomo la licencia, que espero Eduardo Laporte me permita y perdone, de hacer un ‘dos en uno’ con los titulares que hoy me encuentro en el suplemento Territorios de El Correo y que estas dos imágenes reflejan.

Pocas veces en la historia del periodismo cultural en España las librerías abren a toda página un suplemento y reciben en su interior, en las dos primeras páginas, un tratamiento de tal amplitud.

Por parte de las librerías, es de agradecer  el tratamiento recibido con una centralidad en la periferia, que, aunque parezca una contradicción, es quizás poner con inteligencia el foco donde se mueve una parte importante de lo interesante y sugerente en este sector y, agradezco personalmente, el que se me pidiera opinión que en este esplédido artículo queda perfectamente recogida.

Opinion_artículoMe he permitido pues unir la ‘casa refugio-acogida‘ y el elemento conspirador en el título de la entrada.

Añadiré que creo además de interés constatar que con la red (como medio), pero fuera de ella, en el espacio físico real, es donde acaban pasando cosas y para esto las librerías y las bibliotecas siguen siendo, si se trabaja con sentido y ciertas dosis de militancia cultural, insuperables para ser la referencia cercana y empática con los lectores, aunque todo ello pueda tener algo de sanamente ‘quijotesco’.

Así que si tienes ocasión, lánzate a la búsqueda del periódico. Es posible, también, que salga reproducido en otros medios regionales del grupo Vocento.

 

Más librerías con sello de calidad que no aparecen en el mapa

Sin títuloCálamo (Zaragoza),  Quorum (Cádiz), Ecobook , Polifemo,  Kirikú y la bruja, Antonio Machado,  Marcial Pons (Madrid), El Bosque de la maga Colibrí (Gijón), Gil (Santander) y Canaima (Las Palmas de Gran Canaria) han pasado en fechas recientes a formar parte del club de las Librerías de calidad.

A quien lleve la página web correspondiente habría que negarle el sello de calidad porque ni siquiera se toma la molestia de tenerla actualizada y hacer que las librerías con el sello ocupen su lugar en el mapa.

Seguir leyendo “Más librerías con sello de calidad que no aparecen en el mapa”

Cara a cara

Leo el sugerente artículo de Federico Casalegno. Casi al final del mismo escribe:

La tecnología digital ha reinventado nuestras expectativas de permanecer conectados a expensas de renunciar a algunas de nuestras conexiones humanas más importantes, aquellas que se producen cara a cara.

¿Cuántas veces nos hemos comunicado digitalmente con alguien por espacio de un tiempo que podíamos haber dedicado a tomar un café juntos?

En estas últimas fechas he acompañado a algún editor  a tomar un café o lo que se tercie con algunos libreros. La constatación sigue siendo que no hay nada que supere al cara a cara.

No es algo nuevo, pero conviene constatarlo de nuevo de vez en cuando.

Señalaré algunas ventajas que he encontrado a sabiendas de que esta acción de buscar el encuentro supone más tiempo y más esfuerzo; pero ya existe hace tiempo el refrán de ‘quien algo quiere algo le cuesta’.

El café como metáfora del encuentro, que seguro encantará a Roger Michelena al otro lado del charco, permite:

– Dedicar tiempo con sosiego. Lo cual supone una doble elección. La nuestra al preguntarnos sobre con qué libreros queremos estar y la de ellos y ellas al aceptarnos y acogernos.

– Personalizar el encuentro y la charla. Al igual que podemos personalizar el café.

– Buscar el punto justo.

– Poner cara que, incluso, se puede tocar.

– Analizar los contestos y las relaciones.

– Saber, ¡qué importante!, que existimos.

– Re-conocernos.

– Y, ¡por qué no decirlo!, hacer negocios cara a cara.

Quiero hacer un agradecimiento explícito a aquellos libreros que nos han acogido. Y ahí van por orden de visita:

– Javi Cámara de Librería Cámara de Bilbao

– Nacho García Barredo de Stvdio de Santander

– Paz de Librería Gil de Santander

– Conchita y Fredi Quirós de Cervantes de Oviedo

– Félix de Los portadores de sueños de Zaragoza y

– Paco y Ana de Cálamo de Zaragoza

Tres fotos para el recuerdo

Los libros que ya están y casi son una excusa para la conversación en Cervantes

Cervantes_05_14Y nuestro paso por Zaragoza con Félix y a la entrada de Cálamo.

Foto0459Foto0461

Gracias a todos ellos por acogernos y acoger el proyecto y los libros con modelos y fórmulas distintas en cada caso porque, por suerte, todavía hay librerías que mantienen su singularidad.

Y ¡ya sabes! Cuando quieras nos tomamos un café.

 

Presentes y futuros de las librerías. 4. Libreros y libreras culturales

Hoy es un buen día para hablar de esta dimensión ya que a las amigas de la Libreríal Gil les entregan hoy el Premio Librero Cultural. En este caso sería más adecuado hablar en femenino y en plural.

libreria_gil

Allí estaremos para celebrarlo con ellas.

Este ha sido el úndécimo año que se concede este premio que nació desde el convencimiento de la puesta en valor de la acción cultural en la librería como un hecho diferencial.

Seguir leyendo “Presentes y futuros de las librerías. 4. Libreros y libreras culturales”

Día de las Librerías. 13. Librería Gil. Librería cultural

Estamos ya en vísperas, a las puertas del Día de las Librerías.

dia-de-las-librerias_2013

Me entero que la Librería Gil de Santander ha sido la merecedora del Premio Librero Cultural de este año.

Me alegro por Paz, Maleni y toda la gente que trabaja en Gil. Me alegro también por las librerías y las libreras con huella que seguro que lo celebrarán.

Entre tanta mujer librera ya talludita, en algún caso, se van colando también nuevas generaciones de libreras como Lidia y Belén en Libros 10.

Y hoy, para terminar, sí quiero recoger las palabras de una librera escritas ya hace unos añitos. En concreto en el año 2000.

Son palabras de Paz Gil que trece años después y ante la celebración del Día de las Librerías y del premio conseguido siguen manteniendo toda su vigencia:

Se debe mantener siempre el equilibrio entre el aspecto cultural y el económico que es el factor diferencial que nos distingue y que da valor a las librerías. No debemos caer en la imitación de estrategias empresariales que no son acordes a nuestra estructura ni a nuestra idea de cómo actúan estas librerías. Si concentramos todas nuestras energías en el aspecto económico, intentando imitar o alcanzar otras maneras de actuación empresarial ,perderemos nuestra propia identidad, no lograremos una marca que nos identifique como centros de calidad y tenderemos a crear en el usuario un desconcierto al utilizar las mismas prácticas que las cadenas o las grandes superficies. Del mismo modo los editores nos verían solo como un grupo que se unen para las compras, perdiendo lo más importante; que en realidad somos aliados en esta empresa, pues como librerías independientes canalizamos la mayor parte de las ventas de pequeños y medianos editores.

Libreras con ilusión

Digo bien: libreras en este caso. Ni librerías, ni libreros ni, por si acaso librer@s. LIBRERAS y con mayúsculas.

Me explico.

He vuelto a escapar de fin de semana por Cantabria.

Como en otras ocasiones he establecido mi cuartel en la Posada la Robleda.

Me ha tocado agua en abundancia así que el sábado me acerqué por Santander.

Hacía tiempo que no estaba con Paz y Maleni de la Librería Gil. Atrevidas que son ellas se han metido en estos tiempos en una ampliación en la planta superior para generar un estupendo espacio para actividades que contaba ahora además de las presentaciones y demás con una exposición de Pablo Gallo.

Charlamos sobre la situación y el futuro de las librerías y vi que desde el realismo que aporta Maleni y la ‘locura’ que aporta Paz hay un estupendo proyecto de seguir haciéndose presentes en la vida cultural y literaria de Cantabria y Santander.

Han sido y son inquietas y fue un auténtico placer compartir tiempo con ellas que se alargó algo más con Paz que tuvo la gentileza de invitarme a comer en el Cañadío.

Allí con Pedro que se sumó a la comida disfrutamos y compartimos unos estupendo chipirones a la plancha, una hamburguesa de bonito, buena cecina y ensalada con queso además de tranquila conversación.

Cuando volvía para la Posada daba vueltas a la cabeza sobre la ilusión que me habían trasmitido. Algo que por suerte  todavía los mercados no saben como robar y como quitarnos.

La misma ilusión también en tiempos duros muestra Javier en La Robleda. Ilusión y cariño que trasmite a todos los que por allí solemos parar.

Así que ha sido un fin de semana en el que al mal tiempo lluvioso le he podido poner caras ilusionantes que reconfortan.

Es otra manera estupenda de recargar las pilas.

Retos del sector. Paz Gil

1. Mejorar la información desde distribuidores y editores (base de datos)

2. Reducir el número de títulos

3. Formación

4. Personal cualificado

5. Mejorar la gestión (Rotación, depósitos, negociaciones…)

Paz Gil

Quienes deseéis hacernos llegar vuestros “retos” (hasta un máximo de cinco) los podéis enviar al correo jmbarandiaran@euskalnet.net  indicando en el asunto: retos del sector.