Informe de lectura. Lo local y la comunidad. Su importancia para las librerías

Ya adelanté en el primer acercamiento a Informe de lectura que iba a dar cierto juego. Es probable que en las próximas fechas algunos de los títulos de las entradas de este blog empiecen así: Informe de lectura… acompañado de un subtítulo que acerque algunas de las reflexiones, ideas y pistas propuestas que en ocasiones serán puestas en contraste o complementadas con otras.

Por qué le voy a dedicar tiempo.

Por lo que escribe Abel Cutillas. Aprovecho antes de citar que me tomo la libertad de traducir los textos en catalán al castellano y que todos los errores que puedan existir son de mi exclusiva responsabilidad.

Dice Abel:

Es importante que las historias de éxito se expliciten, se digan en voz alta. No por presumir y quererse dar importancia, sino por contrarrestar lentamente la dinámica negativa. (118 AC)

Creo que La Calders es una historia, en sus inicios de éxito. Éxito, tal y como ellos lo entienden y que yo comparto.

Un éxito compartido, o, dicho de otra manera, coordinado, coordinado con los aciertos y las vistorias del resto de los participantes en esta fiesta en la que nadie gana, porque nadie llega nunca primero hasta el final. De lo que se trata es de seguir, continuar, la santa continuidad que Eugenio d’Ors pregonaba. (117 AC)

Me adentro en una de las que para mí es de las primeras claves de ese éxito: su arraigo en lo local y la comunidad que aparece varias veces en el texto de maneras distintas.

Traigo, antes de entrar en ello, una cita de Ángel Arbonies

Hay un rescate de la importancia de lo local. Primero, porque en lo local las personas encuentran el anclaje que necesitan para vivir y no disolver su identidad en un mundo que algunos quieren uniformizado. Segundo, porque en las comunidades se encuentra el capital social de confianza y reciprocidad que genera lo que Storper ha llamado los intercambios no comerciales, que no son otros que los del aprendizaje y el conocimiento compartido. Son las comunidades locales las que mejor preservan las redes sociales por las que va a discurrir el conocimiento. 

Me interesa, el rescate de la importancia de lo local como preservador de las redes significativas y frente a esas tendencias uniformizadoras.

Seguir leyendo “Informe de lectura. Lo local y la comunidad. Su importancia para las librerías”

Las librerías como metáfora necesaria de la presencia… humana

Hace pocos días recogí en el blog una frase que fue pronunciada en el encuentro de Valencia y que me pareció acertada

Un pueblo sin librería no es un pueblo, es una urbanización

En una entrevista a Manuel Rivas en El Periódico con motivo de su último libro “El último día de Terranova” se puede leer:

el mantenimiento de las librerías como algo más que un comercio de libros, como un punto de encuentro -“creo que habrá una reacción ante ese fetichismo de lo virtual, esa estafa para vender cacharros; la gente buscará otro tipo de relación”- es, cree, algo tan necesario como inevitable para sobrevivir a una crisis que no es solo comercial.

“Viene dada también por el achicamiento que se va dando de los lugares humanos. Hay mucha gente que vive sin libros y no les pasa nada, pero la ciudad no existiría sin librerías. Las librerías son una metáfora del lugar humano, en el que se da la relación presencial -sostiene Rivas-

Volvemos de nuevo con ello a la importancia de los contextos y la necesidad de los mismos para dar sentido a las relaciones humanas y a las relaciones comerciales ya que es el espacio que posibilita el encuentro con el libro, con otros lectores y con otros libros con mediación humana. .

Quizás convenga también aclarar que si no se posibilita ese ‘lugar humano’ no se deba hablar de librería, por lo menos en su dimensión cultural.

REFORMAS_150_DPI

¿Protección pública para los libreros?

Lorenzo Silva ha reivindicado hace poco la ‘protección pública‘ para la figura del librero como señalando ya el camino hacia su ‘peligro real de extinción’.

Muchos oficios a lo largo de la historia han desaparecido o han mutado. Es simplemente el principio de evolución.

Otro asunto es que se planteen unas condiciones de ‘juego limpio’ para la misma, pero si se empieza a hablar de ‘protección pública’ el camino hacia el que suele llevar ese discurso es la ‘Reserva’ y a ‘mantener’ el a veces ideal utópico que nos parece señalar que

1. La palabra “librería” indica ‘bondad’ en cualquier caso

2. La palabra “librero” es siempre sinónimo de profesionalidad.

No suele ser el camino más adecuado.

El mejor, siempre dentro del ‘juego limpio’, aunque es cierto que el campo está en barrado, es ‘jugar el partido’ y huir de los falsos gremialismos.

Futuro de las librerías

Al hilo de un comentartio en este blog de César Coca y de algunas de las notas recogidas durante este agosto parece que el
futuro de las librerías, de algunas, no es nada alentador.

En Asturias se vaticina, en función de un estudio reciente, una reducción drástica del número ya que parece que existe una sobredimensión del sector. Algo parecido da la sensación de que ocurre en Galicia, amén de otros posibles factores.

Brétemas nos acerca, aprovechando su periplo norteamericano, algunas de las tendencias que allí se dan en las que el espacio y su uso juega un papel importante.

Libreros como el que Juan Cruz nos describió en El País a finales de julio ya no quedan.

Prometimos hace algo más de un mes ofrecer a partir de septiembre un nuevo servicio que va en la línea, en parte,con lo que César sugiere al criticar la falta de preparación de los libreros.

Esperemos que la propuesta que lancemos se convierta o pueda suponer algo de aire fresco que este blog supone para algunos libreros.

Lo transcrito a continuación es el inicio de un correo recibido este mes de agosto de un librero que hemos leído con atención e ilusión: Despues de unos escasos días de vacaciones e intentando matar el tedio espertino en la librería, doy con la página Convalor de la que pareces responsable. Soplo de aire, ni tan siquiera fresco, que también, implemente aire para poder respirar.

Intentaremos seguir ofreciendo aire y ventilación asistida.

¿La muerte de una librería?

Vía Letras enredadas.

¿Efecto de la llegada del Tsunami de cambio de dirección y del miedo escénico a la Fnac?

Actualización con investigación de campo.

Tras la lectura de la noticia matutina y recabar algo de información suplementaria me he dado una vuelta a la tarde por la Casa del Libro y éstas son mis conclusiones:

1. El ojo engaña.A vaces una imagen vale más que mil palabras. La sensación real es de menos fondo, pero…….resulta que el número de títulos disponibles es sensiblemente superior al de hace un año.

2. Han crecido las pilas en las mesas de novedades, pero….. también es posible encontrar en esas pilas editoriales pequeñas y minoritarias, raras y curiosas. Quizás nos choque que lo aparentemente minoritario y diverso esté en pilas y haberlos haylos en este caso.

3. Sí choca el panel de novedades que a mitad de librería y ocupando toda la pared nos presenta, en este caso, la selección de 11 títulos de los que ¿casualmente? 8 son del grupo Planeta.

4. Todo ello supone un nuevo trasiego de libros, me comentaban que, casi minuto a minuto, asemejándose dicha tarea a la de los “reponedores” en las grandes superficies. Personalmente no me molesta mientras haya siempre alguna persona que sepa de libros dispuesta a atenderme.

5. Quizás son nuevos tiempos y como los que mandan ahora provienen, en parte, de la FNAC estén ya adoptan políticas defensivas atancando con armas parecidas en lo que a libros se refiere.

6. Esperemos que la estética no les haga perder el fondo.