Librerías, consumo responsable, calidad de vida y buenos lectores

Si viviera en Zaragoga tengo bastante claro que mi librería de cabecera sería Cálamo. Conozco a Paco y a Ana desde hace unos cuantos años. Disfruté de los inicios de los Premios Cálamo. Ahora disfruto, me río, alabo la inteligencia de las ‘homilías laicas’ que casi semanalmente hace llegar al correo de sus fieles seguidores cofrades laicos.

La semana pasada lanzó la prédica en la basílica de El Cultural. Meditad después de leerla.

Al servicio del lector, un consumidor exigente

PACO GOYANES. Librero

El comercio electrónico ha revolucionado el sector del libro como lo ha hecho con los del textil y el turismo. Es un mantra reiterado que el comercio “tradicional” debe de adaptarse a la realidad, y no tratar de adaptar ésta a sus intereses, lo que además de absurdo es literalmente imposible.

Las librerías convivimos con Amazon, que queramos o no ya es parte del ecosistema del libro. Con recursos ilimitados, sus aspiraciones son monopolísticas: quiere controlar la distribución y también la industria. Su existencia evidencia dos realidades. La primera, que el libro ya no ocupa el espacio central ni en el debate intelectual ni en el consumo cultural, por muchas razones, desde la banalización de sus contenidos merced al exceso de producción, a la competencia que ejercen en la ocupación de nuestro tiempo las redes sociales, las series televisivas, el turismo, etc. La segunda, que el lector ha devenido consumidor exigente y demanda un servicio rápido y de calidad. No creamos en el “buenismo”: apoyará al comercio de proximidad siempre y cuando satisfaga sus necesidades. Todos consideramos que las librerías y el comercio local son necesarios. La calidad de vida de las ciudades europeas se cimenta en la tupida red social que las hace habitables. Nada más triste y desolador que barrios sin tiendas ni servicios comunitarios.

¿Qué podemos hacer las librerías independientes para competir con Amazon? Lo que nunca hará: leer, seleccionar, aconsejar, atender con amabilidad y profesionalidad, ofrecer espacios hermosos en los que disfrutar, crear comunidades lectoras que graviten a su alrededor. Para hacerlo necesitamos de las editoriales y distribuidoras. Asombra la ceguera de muchas de ellas: para vivir precisan múltiples puntos de venta, no monopolios que acaben imponiendo sus condiciones o forzando su cierre, no sería la primera vez. Las distribuidoras deben ser capaces de entregar los libros en 24 o 48 horas, las editoriales respetar el canal librero, mejorar su margen comercial y apoyar su renovación, como hacen por ejemplo sus colegas  franceses. Necesitamos que los editores inviertan en mejorar sus metadatos y en ofrecerlos al canal comercial a través de DILVE o Cegal en red.

Necesitamos que se cumpla la ley del libro, impidiendo por ejemplo que Amazon venda libros con portes gratuitos, un descuento encubierto; que las administraciones asuman ya la instrucción pública que corrige la regulación de los contratos menores en la ley de Contratos del Estado, que tanto daño ha hecho a librerías y bibliotecas. Necesitamos que las administraciones públicas valoren nuestro trabajo: el ninguneo al Sello de Calidad Librera ha sido doloroso.

Libreras, libreros: abandonemos las quejas, afrontemos el futuro con optimismo y despojados de falsos ideales románticos. Seamos más profesionales, imaginativos y flexibles, disfrutemos de nuestro hermoso oficio. Y seamos lo que nunca será Amazon: buenos lectores. 

Todavía hay, por suerte, muchas librerías. Aquí, en este mapa que sigue creciendo, tenéis ya casi 3.000

Adhesiones a la Carta de los libreros. Libreros independientes, los compañeros soñados

Tal y como adelantamos al presentar la iniciativa

Libreros independientes… los compañeros soñados. ¿Te unes?

Formulario de adhesión

la-carta-de-los-libreros-def

aquí recogeremos las adhesiones que poco a poco van llegando. Todas las personas que nos habéis hecho llegar vuestra adhesión, sed pacientes que iréis apareciendo.

Tras alguna consulta hemos decidido publicar dos listas: Libreros y libreras y resto de personas.

Agradecemos igualmente todos los comentarios y sugerencias que nos van llegando y de las que nos iremos haciendo eco.

Librerías

Nancy Abel, The libro Cafe del Monaguillo, Madrid

Ingrid Acebal, Librería  Panta Rhei, Madrid

Gertri Adsera Bertrán, Llibreria Adsera, Tarragona

Carlos Airas Cota, Aira das letras, Allariz

Estefanía Álvarez López, 4 letras, Gijón

Chema Aniés Javierre, Anónima, Huesca

Ana María Aragón Cabrera, Casa Tomada, Bogotá

Pablo Daniel Arcila Gutiérrez, Bogotá

Me adhiero a este manifiesto transatlántico universal

María Arellano Millán, Almez libros, Torrelodones

Una buena iniciativa para tiempos difíciles

Rafael Arias Garcías, Letras corsarias, Salamanca

Silvia Aristimuño Abasto, Libros del vendaval, Buenos Aires

Yolanda Auza Gómez, Wilborada 1047, Bogotá

Xosé Bangueses García, Abrente, Bueu

María José Barrios, Casa Tomada, Sevilla

Es bonito esto de dar un paso adelante y reivindicar con alegría y sin complejos el valor de lo que hacemos.

Oblit Baseiria Virgili, Casa Anita, Barcelona

Sergio Bassa Giralt, Bassa La Papereria, Móra d’Ebre

Augusto Beltrá Jover, Librería La Farándula, Novelda

Mónica Bernat Socarrades, Nomviembre, Benicasim

Julia Blázquez Cabrera, La Petita, Barcelona

Eva Boj Bragado, Atticus-Finch, Madrid

Uriel Bonilla Suárez

Joan Bordanova, Grup Bestiari, Barcelona

María Bravo Cortés, Ambra Llibres, Gandía

Angélica Caballero, Mirabilia Libros, Bogotá

Ángeles Cachero Tuñón, Librería la Pilarica, Mieres

Jacinto Cambra Vizan, Llibreria Perutxo, L’Hospitalet de Llobregat

Adrián Camino de Andrés, Garazi Liburudenda, Donostia

Cristina Campos Caudé, Librería Viridiana, Valencia

Roberto Cataldo, Librero anticuario, Montevideo

Me parece excelente el texto de la carta y lo apoyo fervientemente.

Luis Casado Ramos, Librería Plumier, Ibi

Isabel Casas, Llegim?… Llibreria, Igualada

Irene Cerezo, Librería Cerezo, Logroño

Seguir leyendo “Adhesiones a la Carta de los libreros. Libreros independientes, los compañeros soñados”

Label LIR 2017 para las librerías independientes en Francia. Algo se puede aprender

label-lir_rvb

librerias_calidad_cuadrado

El Ministerio de Cultura y Comunicación francés acaba de poner en marcha un nuevo ciclo de renovación y nuevas adhesiones para lo que denominan en su caso ‘Librerías de referencia’, a través del Label LIR 2017 que tendrá, al igual que el anterior, una validez para tres años (2018, 2019 y 2020).

En Francia hay actualmente 530 librerias con este distintivo que más allá del reconocimiento supone algunas ventajas palpables como:

  • una exención del impuesto municipal.
  • condiciones comerciales con ciertos proveedores
  • ayudas especiales para el fondo de la librería

Podríamos pensar que estas tres medidas sitúan o reconocen a la librería en tres de sus dimensiones:

  • su valor y reconocimiento en su dimensión cultural y pública
  • su papel especial dentro de lo que denominamos la cadena de valor del sector
  • su incitación a la mejora interna cuidando determinado tipo de fondo de calidad

En España desde hace un año y pocos meses existe la iniciativa del sello de calidad a la que se han sumado en torno a 45 librerías. El modelo español tiene, por lo que sé, aunque puedo equivocarme, dos diferencias importantes en relación al modelo francés:

  • no hay ningún tipo de incentivo o ventaja más allá del reconocimiento
  • tiene un costo para las librerías

Creo que es interesante y posible trabajar tanto en algunas propuestas de incentivos que sin tener que ser necesariamente las mismas aborden las tres dimensiones que el modelo francés aborda como en la posibilidad de eliminar o retornar el costo que supone el proceso de reconocimiento.

Si alguien tiene interés de comparar más temas os dejo los dos formularios que las librerías tienen que rellenar para acceder al reconocimiento correspondiente:

 

Agapea: inversión, calidad y actividad cultural

Ya he hablado por aquí con anterioridad de la sugerente evolución o ampliación de campo de acción de Agapea hacia lo palpable. A todos se nos van los ojitos detrás de lo que hace Amazon, pero otras empresas han hecho ya antes procesos parecidos.

Hoy leo que Agapea registra un crecimiento del 20% en tiempos y momentos donde el volumen global, no confundir con la facturación individual, ha bajado en las librerías.

Lo que empezó como una clara apuesta de comercialización por internet cuenta ahora con librerías en Málaga, Granada, Cádiz, Tenerife y Mallorca.

Consideran que el mercado del libro electrónico es, a fecha de hoy, residual y con un bajo  nivel de ventas.

En cambio han considerado clave tanto la realización de actividades para convertir las librerías en punto de encuentro, como la inversión para la mejora del servicio.

Significativo, por lo que supone de intencionalidad el lema que aparece en el perfil que tienen en twitter @Agapeacultura.

 

agapea_cultura

No conviene dejar de lado que la división de librerías es una parte de negocio dentro de un grupo que aborda otras áreas.

Lo más visto en Cambiando de tercio en el mes de diciembre y en lo que va de año…

Los cinco más vistos en diciembre

Los cinco más vistos en lo que va de año

Feliz 2017

Ojalá que parte de las conversaciones a las que desde aquí y las redes sociales te invite sigan teniendo muchos de estas claves en su devenir.

Este es un reflejo de lo recogido en facebook:libro, libreros, librería, compañeros, soñados, independientes, Bilbao, mundo, gracias, años, editorial…

Y, también, nombres de algunas personas que a lo largo de este año han sido importantes…

Libreros independientes… los compañeros soñados. ¿Te unes?

En fechas recientes he leído una información sobre una campaña lanzada por las librerías de Francia.

En la misma se presenta un manifiesto que pretende resaltar los elementos unificadores para la creación de una identidad colectiva de las Librerías independientes.

Agradezco a Alex Barandiaran la traducción al castellano y la maquetación del texto.

la-carta-de-los-libreros-def

 

Y en esta época de sueños y deseos se me ha ocurrido, con toda la modestia del mundo, abrir una sencilla campaña.

Si consideras que los principios reflejados en la carta son una buena pista y deben ser tenidos en cuenta por las librerías independientes españolas le invito a que te unas con tu adhesión.

QUIERO ADHERIRME

Iremos publicando a partir del miércoles las adhesiones que vayan llegando.

#ApoyemosANuestrasLibrerías

FIRMANTES

 

Consultar la lista de ADHESIONES

11 nuevas librerías con sello de calidad.

sello-calidad-librerias-logo-post

componen la nueva hornada de librerías con el sello de calidad. ¡Enhorabuena!

Son ya cuarenta las librerías que hasta la fecha han apostado por el sello. Más allá del espíritu de ‘mejora continua‘ que puedan tener las librerías interesadas, sigue sin suponer ninguna ventaja sustancial para las mismas.

¿No empezaría ya a ser el momento de plantear algunas medidas que refuercen la apuesta realizada y, al mismo tiempo también, ver el conocimiento y valoración que el sello puede tener por parte de los usuarios?