Gracias a Los Libros Salvajes, La Puerta de Tannhäuser e Intempestivos

Como en algunos años anteriores nos hemos reservado y regalado un día para visitar algunas librerías y conversar con las personas que andan laborando en ellas en su día a día.

Ayer junto con Manuel Ortuño y Antonio de Marco, estupendos compañeros de viaje, conversación y risas, nos acercamos a tres de ellas: Los Libros Salvajes que ha iniciado su andadura a principios de junio en Villaviciosa de Odón, La Puerta de Tannhäuser en Plasencia e Intempestivos en Segovia.

Casi casi, como quien dice, hicimos desayuno con Carmen y Félix en Villaviciosa,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

comida con Cristina y Álvaro en Plasencia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

y cervezas al atarceder con Judith y Jesús en Segovia.

Disfrutamos mucho, conversamos muy muy a gusto, aprendimos un montón y todavía tuvimos tiempo para cenar bajo el acueducto y hacer repaso y resumen del estupendo día.

Me quedo con una idea que tiene dos caras y a la que llevo tiempo dándole vueltas a la cabeza. Ya escribió hace tiempo Carlos Pascual que ‘toda librería es una idea en el tiempo’ . Esa idea necesita un ‘relato que la sustente’ que en muchas ocasiones es un cruce entre la propia selección del fondo, cómo se presenta el mismo, cómo se distribuye, el espacio que lo contiene y el propio discurso de las personas que han puesto en marcha ese espacio.

Curiosamente en la gastronomía algunos cocineros lo tienen bastante claro. Andoni Luis Aduriz afirmaba recientemente:

  • La gente piensa que el avance de la cocina va asociado al avance de las técnicas o a mezclas sorprendentes. Nooo. En estos 20 años he aprendido que hay dos elementos trascendentales: uno, hay que llegar a conmover, no importa cómo… Y dos, la construcción del relato. Si reducimos la gastronomía a bueno-malo, me gusta o no me gusta… si describimos tanta complejidad en un whatsapp estamos matando la diversidad. El cambio viene por ser más certeros, por buscar las palabras y construir los lenguajes. Debemos darnos cuenta de que el sexto sabor es el de las historias. (Andoni Luis Aduriz en Julián Méndez; La disciplina del absurdo Jantour – El Correo, pag. 4 20/07/18)

Hoy mismo, cuando volvía a Bilbao, en un reportaje en Jantour también sobre el heladero Fernando Sáenz leía: “Intelectual, reflexivo, sensible, sabe que en última instancia lo que ha elevado la gastronomía a la categoría de arte es su capacidad para trascender el sentido del gusto y entrar de lleno en el terreno de las emociones”

Yo ayer volví emocionado, pero también y lo comentábamos a la noche con una duda o interrogante que aquí lo dejo porque creo que no tiene una única respuesta.

Muchos de los nuevos proyectos libreros que han nacido en los últimos seis años tienen una historia y un relato con, en muchas ocasiones un cambio vital importante por detrás que emociona y atrae. Cada proyecto tiene su relato, su narrativa, pero frente a eso tengo la sensación y una parte importante de certeza que hay un aumento de situaciones de precarización. Cierto que no es el único sector de la cultura, ni del libro en el que esto ocurre. En palabras de Santi Eraso:

Lamentablemente, el sistema cultural dominante funciona con la misma lógica productivista, acelerada y consumista que el capitalismo impone en nuestras vidas; de hecho es un espejo donde se reflejan sus mismas señas de identidad: aceleración constante de la producción, competitividad, mercantilización, globalismo banalizado -contrario al internacionalismo localizado- espectacularización, desregulación, flexibilización, individualización, precarización

Creo que se debe tener cuidado en que el relato autojustificativo no se convierta en ocasiones en una fantasía que nos esconda la realidad de un comercio peculiar pero que al fin y al cabo vive, y debe tender a una vida digna de las personas implicadas en el mismo, de los ingresos que genera.

Ahí lo dejo, por si alguien quiere entrar al trapo. Quede claro que la reflexión no viene provocada por las visitas de ayer. Es algo que hace ya tiempo vengo compartiendo con algunas personas.

Ayer volvimos emocionados.

 

 

Los libros salvajes, una nueva librería en Villaviciosa de Odón

Carmen y Félix inician hoy viernes 8 de junio su aventura librera en Villaviciosa.

Tuve noticia de la misma en su momento por Jorge Carrión y pude disfrutar en fechas recientes de una larga y agradable conversación con ellos en Madrid.

Espero que la misma les haya sido fructífera. Sí me consta que alguna lectura sugerida les ha resultado estimulante.

Sé también y hay que agradecerlo que la visita a La tres catorce les animó y estimuló. Alejandra es una estupenda anfitriona.

Seguro que Carmen y Félix van a ser también estimulantes para Villaviciosa de Odón.

¡Larga vida!