Bibliotecas de película

El Mundo publicaba ayer una noticia con un titular sugerente:

Ningún libro entre los 50 artículos más prestados en las bibliotecas municipales de Madrid

Los datos parecen referirse a lo que va del año 2016. Parece que entre los bestseller del préstamo el asunto va o de película o de cotilleo. Al libro ni se le espera.

Si damos un vistazo a los dos años anteriores de los que podemos conocer la memoria de gestión (memoria 2014 y memoria 2015), es probable que no nos extrañemos tanto.

Si vemos el fondo existente y los préstamos, obviando en esta ocasión las revistas, los datos de los dos últimos años completos 2014 y 2015 son los siguientes:

Estadisticas_Bibliotecas_Madrid

 

Resaltaré sólo un par de temas:

  • La disminución de todos los ratios de préstamo sea cual sea el soporte y el tipo de contenido del 2014 al 2015. Dudo, pero vaya usted a saber, que en el caso de los libros lo compense el préstamo digital.
  • El ratio de los DVDs casi cuadruplica al del libro.

Ello me plantea, no por primera vez, un par de interrogantes sin entrar en políticas de calidad de contenidos, función de la biblioteca y demás temas que son claves en el fondo:

  • ¿Qué ocurrirá en el momento en que en el préstamo digital se incluya el audiovisual? Es evidente que hay una demanda, probablemente mayor que la del libro.
  • ¿Por qué con estos datos que supongo no diferirán sustancialmente de los de otros sistemas bibliotecarios parece que los únicos que tienen algo que decir en relación al mundo bibliotecario son las gentes de la industria del libro?

Ahí lo dejo, pero creo que el tema tiene cierta miga.

 

 

La ciudad de Madrid en la FIL ¿dos millones para el postureo?

Parece que Madrid, Madrid ciudad se entiende, va a ser la ciudad invitada a la Fil de Guadalajara de 2017.

Esta invitación y su aceptación tiene su aquél. Se entiende que será una de las acciones estratégicas de Madrid en relación al sector del libro. A no ser que se piense que Guadalajara puede ser un buen escaparate para otros temas y asuntos que poco o nada tienen que ver con el libro.

La cifra no es una tontería. Son dos millones de euros lo que la presencia va a costar a los madrileños y se supone, no lo pongo en duda, que se habrá decidido tras contrastarlo adecuadamente con el sector.

Me preocupan y mucho las palabras de Manuela Carmena, persona a la que respeto y aprecio cuando dice que con esta acción Madrid se suma a “ese colectivo de la humanidad empecinado en que los libros sigan siendo algo determinante”.

Francamente alcaldesa, los que se suman son los libreros, lectores y editores madrileños que hace que Madrid sea una de las ciudades lectoras más vivas. Son ellas el colectivo empecinado y quizás sea ese colectivo el que se merezca directamente la inversión de los dos millones de euros para insistir en esa postura y mejorar todavía los ratios y los tejidos lectores de la ciudad.

Lo demás acaba siendo brindis a la galería o, si se quiere, vieja política. Dicho con todo respeto, pero, también, con toda la firmeza.

Libros de Arena ya da sus primeros pasos

Conocí a José Ángel Fornas en el encuentro Librerías, 400 años después. Él ya me seguía la pista y siempre se agradece poner cara y ojos a los proyectos.

El 30 de mayo pasado su librería, Libros de Arena, inició su andadura.

La planteé algunas cuestiones que amablemente ha contestado y que podéis leer a continuación.

Siempre pueden ser una pista para futuros proyectos.

¿Cómo has llegado a la idea-ilusión-milagro de montar una librería?

lda3Siendo lector impenitente, hijo de lectores impenitentes y padre de lectores impenitentes, la idea realmente me corría por las venas – solo que yo no lo sabía. La materialización de la misma vino en dos fases: cuando entré en contacto con el mundo del emprendimiento a través de la red de viveros de empresas del ayuntamiento de Madrid supe que tenía que dejar de buscar seguir haciendo lo que sabía (dirección de proyectos informáticos) y comenzar a hacer lo que quería (algo relacionado con el mundo del libro). Que ese algo era una librería y que iba a estar en este mi barrio (para ser exactos: debajo de mi casa) lo vi claro el día del mes de agosto del año pasado en el que mis hijos me pidieron lectura y ante la escasa oferta en mi zona tuvimos que tomar un metro y desplazarnos al centro de Madrid en busca de materia legible. Nueve meses después de aquella “revelación”, Libros de Arena ha abierto sus puertas.

¿Qué plan tienes?

Seguir leyendo “Libros de Arena ya da sus primeros pasos”

Ante la próxima Feria del Libro de Madrid

A partir del viernes e incluso ya a lo largo de esta semana eso que se llama casi por costumbre los medios de comunicación empezarán a dedicar un cierto espacio al evento que en la centralidad madrileña ocupa quizás el papel más importante en torno al libro.

Las huestes de Trama Editorial nos haremos presentes en este evento social, comercial y festivo.

Estaremos en la caseta 162. Para que nos vayan ubicando. Caseta 162, entre la J de Contenidos Digitales y la K de Bar…

Esperamos que al terminar la Feria y antes de recoger, éste sea el aspecto que presente.

trama_162_2

Podéis seguir nuestros enredos en el perfil específico para la Feria que hemos creado en facebook.

detalle Cartel FLM16Y ahora ahí van algunas propuestas que sólo tienen el ánimo de entretener entre tanta cifra, venta, país invitado y demás aburrimientos comerciales.

  1. Si la Feria, tiene nombre de mujer, es Feria, son casetas, son carpas, son terrazas, son librerías, son editoriales… ¿no será ya hora de que tenga una Directora en vez de un Director?
  2. Si en las Ferias de Arte, como ARCO por ejemplo, se admiten libros y publicaciones periódicas relacionadas con el arte y la cultura, ¿por qué no hacer lo mismo, pero al revés, y acoger otros soportes y manifestaciones artísticas?
  3. ¿Para cuándo unos horarios más pegados al ocio y disfrute ciudadano y más despegados de ese antiguo ritmo de comercio que ya ni muchas librerías siguen en su actividad comercial habitual?
  4. Si ya hay muchos espacios libreros con actividad de restauración ¿no serían quizás ellos elementos mediadores adecuados para una gestión más libresca del comer y del beber?
  5. IMG_20160520_153249Si aceptamos que con pan y vino se anda el camino, también el de la Feria, estamos convencidos que la bodega que elabora este caldo podría ser un patrocinador interesante para próximos encuentros.
  6. Veo entre el plan de actividades un minicurso de francés y prueba de nivel para adultos y adolescentes. Quizás el año que viene se podría celebrar la selectividad o trasladar esas maravillosas pruebas de nivel al ámbito ferial.

7. Me encantaría que volviera a existir otra Feria del Libro de Madrid de la A a la Z de la pluma de Javier Rodríguez Marcos. Mientras tanto os podéis quedar con el hecho de que este año sí ha habido excusa, algo que no hubo en el 2013

Invitado. País que solía servir de excusa para hacer exposiciones y mesas redondas. Este año no hubo excusa.

8. Esperemos, pues que los editores

Editor. Junto con los árboles, el hecho diferencial de la Feria. Cuando las librerías de fondo van camino de ser un bonito recuerdo, disponer de casi todo el catálogo durante 17 días es un sueño igual de bonito.//Hay editores de Madrid y de fuera. Los de fuera pagan más, de ahí que muchos sellos de la periferia también estén agremiados en Madrid.//Persona con aire intelectual que se mete en la caseta los fines de semana.

tengan muchas ventas

Ventas. Número más o menos ficticio, más o menos real que suele aparecer en las fajas de los libros. Por otro nombre, arcano: dicho especialmente de las cosas secretas, recónditas, reservadas; secreto muy reservado y de importancia; misterio, cosa culta y muy difícil de conocer.//En los últimos tiempos, argumento de autoridad.

¡Feliz Feria del Libro de Madrid!

En Trama os recibiremos encantadas

Llamémoslas Lectorerías. Librerías donde se puede hacer algo más que leer

Es curioso lo nerviosas que parecen ponerse algunas personas cuando lo que denominamos librerías ofrecen más servicios u otras posibilidades a los posibles lectores-compradores.

La adecuación a los nuevos modelos y tiempos poniendo el foco en el cliente-usuario-lector y no en el producto parece despistarlos.

imaginario_libreria_librerias

Son los que yo llamaría ‘modernos interesados de sus intereses’ que aceptan mal el sorpaso de los espacios que se reinventan hacia múltiples futuros y van respondiendo así a nuevos imaginarios.

Propongo, en cualquier caso, que esos nuevos espacios podrían llamarse Lectorerías.

Seguir leyendo “Llamémoslas Lectorerías. Librerías donde se puede hacer algo más que leer”

Atticus-Finch: encantadoramente discreta…

En la discreción real, suele esconderse el buen hacer sin alharacas.

atticus_Finch

Leo en el artículo de Raquel Jiménez en Culturamas hablando de Atticus-Finch:

Eva Boj Bragado, siempre pretendió que este espacio fuera algo más “más que libros”: un espacio multidisciplinar. Un lugar donde comprar libros pero también sentarte a tomar el té, escuchar música, conectarte a internet, participar en sus tertulias, realizar talleres, apuntarte a algunos de sus clubes… o simplemente entornar los ojos y disfrutar del olor a libro.

 

En la próxima escapada a Madrid me acerco sí o sí, pero discretamente… para no romper el encanto.

Madrid. 7 sugerencias libreras

Escribía Miquel Flamarich en el número 21 de la Revista Texturas:

Txt_21-700x700Las librerías deben reivindicarse como equipamientos culturales de proximidad con todas sus consecuencias, fortaleciendo las relaciones con centros de enseñanza y bibliotecas, y creando redes relacionales con aquellos centros e instituciones que realicen actividades culturales o relacionadas con el patrimonio material e inmaterial. Asimismo, deben explorarse relaciones más allá del ámbito cultural con sectores que pueden ofrecer transversalidad, como el turístico.

No es por lo tanto de extrañar y quizás sea un síntoma interesante la inclusión de algunas de ellas en las propuestas de las visitas a las ciudades.

La última que hemos encontrado recoge siete propuestas en Madrid: La Central de Callao, , Tipos infames, Antonio Machado, La Modesta, La Fugitiva y Estudio en Escarlata.

Hay muchas más, pero, cada quien pone el ojo en lo que considera una propuesta más sugerente.

En cualquier caso, aquí, como en otros factores de la vida, el orden de los factores sí altera el producto. Es decir: sin el valor de equipamiento cultural de proximidad (temática, geográfica o empática) no existe valor turístico real a no ser que nos guste sólo el elemento patrimonial vacío de contenido y de sentido.

Cita Flammarich

Librerías Antonio Machado: la leyenda entre sombreros y pisicinas

Si la primera está instalada en una antigua tienda de sombreros, la segunda se sitúa en el espacio donde estaba proyectada la piscina para los socios del Círculo de Bellas Artes.

Machado_años70

Escribe María Jesús Espinosa de los Monteros en Babelia….

Las aventuras y desventuras de una saga de libreros y editores daría para completar muchos anaqueles de la propia librería que regentan. La propuesta a Aldo García Arias -hijo de José Miguel García Sánchez y sobrino de Chus Visor- le hace sonreír: “Llevo toda mi vida entre libros, casi desde el mismo día en el que nací”, exclama con alegría mientras va colocando la selección de los libros que él mismo edita para Antonio Machado Editores. La editorial es sólo una de las patas de este negocio libresco. Las otras dos son la distribución y dos librerías localizadas en lugares privilegiados de Madrid: la calle Fernando VI (con Malasaña, Chueca y Alonso Martínez como barrios vecinos) y el Círculo de Bellas Artes (inaugurada en el año 2001 en la callé Alcalá). “Desde entonces, las dos librerías forman en el eje Barquillo, el camino de los libros de Antonio Machado”.

Seguir leyendo el artículo.

El olor de la lluvia: nueva librería en Madrid

elolordelalluvia

Leo en Libroficción de la República de las ideas:

La apertura fue en noviembre 2015, así que no llegan a la inauguración. Se llama “El olor de la lluvia”,está en La Latina, en la calle Maldonadas de Madrid. Está especializada en filosofía y esoterismo occidental. En su web, pueden encontrar información sobre actividades y presentaciones de libros. Pasen y escúchense.

Más vale tarde… que nunca para hacerme eco de una nueva librería que abre. Parecen florecer más que las startups.

En este caso su nicho parece buscarlo en la especialización temática, filosofía y esoterismo occidental.

¡Larga vida!

Sigamos pues con el #ApoyemosANuestrasLibrerías

 

 

Nakama… una nueva librería para empezar el nuevo año

La calle Pelayo del barrio de Chueca acoge desde el 10 de diciembre una nueva librería: Nakama.

nakama

Ayer conocí su existencia, pero me pareció sugerente poder empezar este 2016 la andadura del blog con la apertura de una nueva librería como posible buen presagio. ¡Feliz año!

Creo que en el año 2015, más allá de mensajes con tono plañidero ha sido un año fértil en cuanto a librerías se refiere.

Veremos luego como avanza la cosecha.

En las experiencias que he podido conocer de primera mano hay, en muchas ocasiones ilusión, formación, bastante conocimiento del sector y, algo que creo es muy importante, una visión más amplia del papel de mediación a jugar ante los usuarios.

Si andamos por ahí diciendo, cosas que es verdad, la pérdida del papel exclusivo y de primer nivel del libro como mediación cultural, a nadie nos debe extrañar que en las librerías se juegue y apueste por el mestizaje y por convertirse quizás en más referentes de los lectores y ciudadanos interesados por la cultura que en el mero almacén de libros.

Hay sitio para todos aquellos que delimiten y fijen con claridad su modelo de negocio; pero estas nuevas alternativas más mestizas, quizás más precarias y livianas y más pegadas a la realidad me parecen terriblemente sugerentes e irán generando un humus más que interesante.

Habrá que ver ahora si las estructuras asociativas tienen cintura para adecuarse a la variedad de modelos.

En algún gremio provincial me consta que no es así. Ellos se lo pierden.

Bienvenida sea Nakama.

Ellos mismos dicen…

Nuestra sangre es literaria, pero también respiramos fotografía,

Nakama en twitter.  ¡Ojalá siga creando y alimentando estas expectativas.

//platform.twitter.com/widgets.js

Librería Los editores. Otra buena noticia en Madrid

Libreria_Los_EditoresParece que siguen existiendo personas animosas y animadas con ganas de poner en los mapas urbanos nuevos espacios de libros, lectura y cultura.

Ayer y hoy, Los editores Librería ha empezado su puesta de largo.

Intentaré acercarme la semana que viene. También a La sombra.

Me gusta ver, además que hay editoras que las visitan en sus inicios. Signo de complicidad y apoyo. Y que, además, compran libros.

//platform.twitter.com/widgets.js

Buenas noticias que parecen ir al hilo de haber quizás ya tocado suelo y empezar a notar algunos síntomas de alegría, junto a una apuesta de nuevo poco titubeante de muchos editores por el papel y la mediación palpable.

Veremos si en estos años se ha sido capaz de aprender algo.

Mañana seguiremos con buenas noticias en el ámbito librero.

 

La Libre y La Fugitiva en el jaleo ‘lavapiesero’

Ramón Luque propone en su paseo por Lavapiés parada en dos librerías de las que dice:

La Libre: En este café librería rodamos varias secuencias de la película y se portaron muy bien con nosotros. Es un sitio acogedor en el que estás rodeado de libros. Si vas solo, es tan pequeño que escuchas las conversaciones del resto de los clientes. No te aburres (Argumosa, 39).

La Fugitiva, de la que ya hablamos por aquí el mes de julio: Otro sitio donde te aconsejan con los libros y los cafés. Silencioso y acogedor, me recuerda a algunas librerías-café berlinesas, tiene cierto aspecto alemán o más nórdico (Santa Isabel, 7).

Leer artículo completo

Café Ajenjo. Madrid

En Bilbao ya no quedan, por lo menos yo no conozco, sitios y cafés como éste.  En la calle Galería Robles de Malasaña se encuentra este delicioso espacio, invisible desde el exterior, silencioso, por lo menos cuando yo estuve, con luz tenue, unas deliciosas tartas caseras y unos estupendos cafés.

Acompañado de un buen amigo, con buena charla y tiempo por delante para no atosigarse el espacio se convierte en todo un lujo de la tranquilidad, la atención atenta y la luz adecuada.

Parece que a algunos otros, también les ha gustado .

Estuve en diciembre y hoy ha vuelto a aparecer el trozo de papel donde había tomado la nota. Nunca es tarde.