Hoy 11 de noviembre Día de las Librerías…

logo-ddll-2016

  1. Sin limosna del Ministerio, pero con la dignidad del pequeño conspirador.
  2. Con cada vez más sellos de calidad que parece va por barrios.
  3. Volvemos a acercar y seguimos buscando a:
    1. Librerías enredadoras
    2. Librerías amadas

    <

    • Cuatro citas contextuales
      • El librero es el ser más consciente de la futilidad del libro, de su importancia. Por eso es un hombre escindido; el libro es una mercancía para comprar y vender, y él integra esa mercancía. Se compra y se vende a sí mismo. (Héctor Yánover; Memorias de un librero; Trama Editorial, pag. 9)
      • Cada librería tendrá su propia historia, ligada a la personalidad del librero que la dirige. (Carlo Feltrinelli; Senior Service; Tusquets; pag. 249)
      • Una librería es otro intento de poner la complejidad del cosmos en lenguaje coherente. (Héctor Yánover; Memorias de un librero; Trama Editorial; pag. 173)
      • Lo competitivo de una librería está en el surtido (amplitud, foco), el lugar (agradable, de fácil acceso), el personal (conocedor, cumplidor, ayudador, sin ser metiche) y, desde luego, el precio, si no es igual en todas partes. Una librería que está lejos, casi no da servicio y ni sabe lo que tiene, pero vende con el 20% o 30% de descuento, se vuelve muy competitiva. Pero ¿cómo es posible dar el 30% de descuento al lector, si la librería recibe 35%? No es posible. Excepto, claro, si algunas librerías consentidas reciben descuentos altísimos. Y ¿cómo es posible para el editor dar descuentos altísimos? Subiendo los precios. Con lo cual resulta que el descuento es puro cuento. (Gabriel Zaid; Librerías y Precio Fijo )

Seguimos, al fin y al cabo, buscando y encontrando, librerías, lectorerías que nos acojan como nuestra segunda casa.

Ícaro: de La Granja a Segovia

Ya hace casi tres años la librería Garoa de Zarautz se instaló en Donostia, abriendo así un segundo espacio en el bario de Gros. El tránsito del pueblo a la ciudad.

Ahora, la librería Ícaro que llevaba años en La Granja, abre también en Segovia.

//platform.twitter.com/widgets.js

Interesante este proceso a pequeña escala de librerías con un claro componente cultural que durante unos cuentos años se han movido fuera de las capitalidades provinciales y que se atreven a dar el salto a espacios con mayor centralidad y más volumen de población tras un proceso de trabajo y reflexión.

La clave, con variantes, es básicamente la misma:

Las librerías que han sabido mantener ese espíritu de proximidad, de cercanía al lector, al que aconsejan, recomiendan o guían, han capeado mejor la crisis. El cliente lo agradece mucho.

Luego, lógicamente, como toda buena receta, tiene sus variantes y cada maestrillo librero aplica su librillo.

¡Larga vida!

Seguro que pasará a formar parte del ‘Mapa de las librerías amadas

La Afición Literaria. Una librería que resucita en Vitoria-Gasteiz

Recién pasada la semana Santa y la Resurrección, tan importante, al parecer, para los católicos, no está de más que traiga por aquí a una librería que resucita.

Me refiero en concreto a La Afición Literaria que resucitó a la nueva vida el siete de diciembre pasado en Vitoria-Gasteiz.

Aquella librería que abrió sus puertas en 1943 y cerró en 1973, reabre ahora con el mismo nombre y con fuerza e ilusión renovadas por el biznieto del propietario de la antigua librería, en la misma calle pero en el número 38.

¡Ay la familia!

Nos alegramos por su resucitada presencia que dará todavía más vida a ese colosal Casco Viejo vitoriano y que se une a todos los nuevos proyectos libreros que van salpicando de diversidad la cotidianidad, frente a la barrera en la que se convierten en ocasiones las pantallas.

¡Larga vida! y, si hay muerte de nuevo, seguro que habrá resurrección.

 

 

Apoyemos a nuestras librerías.

La incluimos, también, en el mapa colaborativo de “librerías amadas”.

 

Visualizando… librerías

Comentaba en Valencia este jueves pasado que en general las administraciones no suelen considerar a las librerías como equipamientos culturales.

Sí tienen en consideración, por ejemplo a los cines las galerías de arte, las salas de conciertos, pero las librerías no.

Planteaba por ello que una de las acciones a realizar sin costo, pero que ayudará a hacerlas visibles y contables ante la administración es que tengan la consideración de ‘equipamiento cultural’. Algo que, además guarda una cierta coherencia con el recién estrenado Sello cultural para las librerías.

Mientras tanto, y aunque sean parciales, creo que son de agradecer iniciativas como la que está llevando a cabo el ABC al poner en valor y en el mapa a librerías en distintas Comunidades  Autónomas o provincias. Interesante, además, el que en algunos casos aparezcan librerías muy especializadas.

Recojo aquí los enlaces a las de el País Vasco, Aragón, Córdoba, Galicia, Castilla la Mancha, Canarias, Madrid y Valencia.

Aprovecharemos la ocasión para incluirlas y animar de nuevo a los que por aquí aterrizáis a actualizar el Mapa de las ‘Librerías amadas‘.

 

#ApoyemosANuestrasLibrerías

 

Librerías twitteras. Ya más de 300

A finales de febrero y así como quien no quiere la cosa empezamos a crear una lista abierta de librerías españolas con presencia mínimamente activa en twitter. Cuando iniciamos la lista juntamos las primeras 160 y a fecha de hoy andamos ya por las 330.

twitterlibrerias

Diariamente vamos sumando nuevas librerías que encontramos o que otros nos aportan. Agradecimiento especial a los amigos de Seebook por las sugerencias que nos hicieron.

No sé si las librerías presentes y activas son conscientes del poder de resonancia e impacto que en momentos concretos se pueden generar o de la capacidad de respuesta que se puede llegar a tener en la red ante temas concretos. Creo que no es nada desdeñable.

Lo dejo ahí sin más, por ahora.

Y, aprovecho para un par de recordatorios:

1. Yo seguiré buscando y agradeciendo nuevas aportaciones que me las podéis hacer vía twitter o vía formulario de contacto.

2. Hace más de un año, pusimos también en marcha el ‘mapa de amores libreros‘ al que podéis acceder aquí y al que también os invito a participar y ampliar las 300 librerías ya presentes, en este caso repartidas por el mundo mundial.

Redes

Yo, me, mi, conmigo. Yo amo mi librería

El cruce de tres detalles me animan a jugar un poco y a invitar también a los que quieran a jugar.

El primer detalle se dio en el Forum d’Avignon Bilbao. En la jornada de calentamiento hubo bastantes referencias a las partes empáticas y afectivas relacionadas con la cultura que me llamaron la atención.

El segundo, en la misma línea, tiene que ver con una lectura reciente. El libro de Michèle Petit El arte de la lectura en tiempos de crisis. En el mismo se recoge una cita de Marie-France Castarède que dice así:

…actualmente, algunos desgarradores cambios de enfoque deberían llevarnos a desarrollar más que nunca el espacio cultural, lugar privilegiado de la expresión de sí mismo y de la comunicación con el otro, decisivo contrapeso al mundo de la intelegibilidad y de la ciencia tecnológica… Lo sensible ha sido destronado en provecho del conocimiento. Ya es hora de que regrese a casa el paraíso que hemos perdido. (pag. 60)

El tercero, una imagen a la que llego a través de un librero, Paco Goyanes de Cálamo.

yoamomilibreríaAsí que en este cruce se me ha ocurrido la sencilla que no simple idea de empezar un mapa de ‘afectos libreros’ para seguir en la línea de la Librería-casa.

Os invito a participar en ello sugiriendo sólo que nadie incluya más de tres propuestas para no ser excesivamente promiscuo. Pero, lo dicho, es sólo una sugerencia.

Yo prometo enredar sobre ello y sería estupendo que los propios libreros dijeran también en que otras librerías se ‘sientes amados’. ¿Os animáis?

Si te resulta muy lioso incluirlo porque eres tan torpe como yo puedes enviar tus librerías a través del formulario de contacto . Yo me encargaré de incluirlas

Libreros de cabecera

Me ha gustado el artículo reciente de Juan Cruz en El País que con el título Libreros de cabecera nos acerca a la relación especial y personal de algunos escritores con sus libreros.

Hace ya cuatro años y contando con la cómplice colaboración de algunas personas recogí bajo el título genérico de Mapa íntimo de librerías unas cuantas entradas en las que 12 personas ponían a nuestra disposición sus espacios.

La intimidad creo que sigue exigiendo el contacto, la palabra, la vista, el tú a tú que sigue siendo difícil, por lo menos para mí, sólo a través de la tecnología.

Creo que además cobra en el artículo de Juan un valor especial que es el de situar la relación mucho más allá de la venta.

Algunas de las librerías recogidas en ese mapa íntimo puede que hayan cerrado. Mientras tanto hay otras que van abriendocomo la Librería Leo que probablemente se convierta en un espacio donde encontremos  a alguien que se siga ocupando de nuestra cabeza y corazón literario.