Las librerías en EDITA y Marcial Pons, una feria del libro todos los días

Carmen R. Santos escribía hace unos días en ABC:

Las librerías son las permanentes «ferias» del libro, lugares cálidos y acogedores, espacios donde se atesora una sabiduría de siglos. Como ocurre en Marcial Pons, un insustituible referente en el ámbito de las librerías especializadas.

Marcial Pons, lleva ya casi 70 años entre nosotros. Personalmente he podido disfrutar del conocimiento y saber de Carlos Pascual, Luis Domínguez y Quique Pascual amén de sentirme siempre acogido en sus librerías.

Y cómo ve Luis la librería. Él mismo nos lo dice:

«Las librerías han de ser puntos de encuentro, de intercambio de opiniones, de debate de ideas, abierto y plural. No es una cafetería, con todo mi respeto a quienes hayan optado por esa línea, que nosotros nunca nos hemos planteado… Una librería no es únicamente un bosque de libros».

La reflexión sobre la librería y su futuro también ha tenido su hueco en el Foro Edita recientemente celebrado en Barcelona.

James Daunt, responsable del reflotamiento de la cadena Waterstones, deja también algunas reflexiones sugerentes. En su momento, hace algo más de un año, ya recogimos otras.

  • Lo que determinará la calidad de las librerías será la personalidad del librero. Carlo Feltrinelli ya lo había dicho: Cada librería tendrá su propia historia, ligada a la personalidad del librero que la dirige. (Senior Service; Tusquets; pag. 249)
  • Evitar la tendencia de todas las grandes cadenas de controlarlo todo, estandarizar, despersonalizar. En la ropa eso funciona, en las librerías, no. Desde el lado más personal Carlos Pascual vino también a expresar lo mismo cuando escribió Una librería no es más que una idea en el tiempo. El texto sigue…una idea desarrollada por alguien que libremente ha decidido ejercer como librero. (en Memoria de la librería; Carlos Pascual, Paco Puche & Antonio Rivero; Trama editorial, pag. 26).
  • Las mejores librerías han de ser lugares donde los autores se encuentren con los lectores, donde se lea libros a los niños… El sentido de la librería es este vínculo con la comunidad.
  • Somos vendedores de libros físicos en librerías físicas. Allí es donde el librero tiene valor.
  • Las librerías independientes que tienen aquí, si no tuviesen el precio fijo, desaparecerían. Se eliminarían esos nodos de la vida cultural local.

Y ¿cómo ve el futuro Teresa Cremisi?

“Las más pequeñas o de una o dos personas no creo que puedan resistir; me parece que el futuro está en las que estén muy bien estructuradas, con una rotación de títulos inteligente, bien ordenadas con muchas secciones y un personal muy competente… Ahí puede estar la salvación: el director de una librería ha de tener un punto artesanal porque si sabe muy bien cuál es su público, sabrá qué puede querer…

Quizás junto a la filosofía de James Daunt, el tamaño para llevarla a la práctica sí importe.

 

Anuncios

Por qué los editores abren sus propias librerías

Escribí por aquí en marzo de 2014:

no es de extrañar que desde determinadas lógicas de mercado los editores independientes políticos también quieran hacer política independiente librera desde su librería. O, por lo menos intentarlo.

En julio, hace dos meses, me hice eco de algunas editoriales que abren librería.

No es un fenómeno exclusivo de España. En Estados Unidos también parece que se da, o, por venirmos más cerca y no cruzar el charco, en Polonia.

Me llama quizás la atención que el fenómeno esté tomando forma y concretándose entre aquellos que podríamos llamar ‘editores independientes’, aunque también algunos de los grandes hacen sus pinitos con estructuras y propuesta especiales a ‘modo de laboratorio‘ o con una línea clara de actuación como, al parecer, es el caso de Amazon.

Estamos pues, al parecer, lejos de los funerales libreros que algunos agoreros señalaban.

Es cierto que el fenómeno no es nuevo y de siempre han existido estas sugerentes figuras de mestizaje. Marcial Pons con más solera o Joker serían dos claros ejemplos

¿Los motivos? Supongo que muchos y variados. Ahí van un ramillete de posibilidades por las que se da este fenómeno abierto a nuevas incorporaciones y a la corrección e incluso supresión de alguna de las propuestas.

  • Considerar que hay fondos que no tienen la ‘debida presencia’ en las librerías.
  • El valor cada vez mayor que va tomando la presencia física como elemento de relevancia social. Estar en la red cuesta poco, lo palpable supone una mayor apuesta.
  • La oficina abierta casi como espacio de conversación y trabajo compartido y accesible.
  • Respuesta a la sensación de carencia de algunos títulos, no necesariamente coincidentes con el fondo propio, en la red librera.
  • Mayores márgenes de venta.
  • La necesidad de tener el pálpito de primera mano con el público y/o de poder encontrar desde la calle otro tipo de sinergias y actividades con otros sectores de la cultura.
  • Mayor incardinación (glocalización) de la marca…

Seguro en cualquier caso que todas ellas, como el resto de librerías y de establecimientos culturales están encantados con las nuevas medidas de supresión del IBI que como cantos de sirena empiezan a oírse por Valencia o Barcelona.

Creo que en este tipo de medidas conviene hilar fino fino de verdad. Por un lado, saber cuál es el impacto real de las mismas y, por otro, quizás más importante, tener una justificación, por el lado de la excepcionalidad o de la diferencia de valor, que no deje lugar a dudas, que yo las tengo si es ‘pan para todos’, del sentido de la medida.

 

Más librerías con sello de calidad que no aparecen en el mapa

Sin títuloCálamo (Zaragoza),  Quorum (Cádiz), Ecobook , Polifemo,  Kirikú y la bruja, Antonio Machado,  Marcial Pons (Madrid), El Bosque de la maga Colibrí (Gijón), Gil (Santander) y Canaima (Las Palmas de Gran Canaria) han pasado en fechas recientes a formar parte del club de las Librerías de calidad.

A quien lleve la página web correspondiente habría que negarle el sello de calidad porque ni siquiera se toma la molestia de tenerla actualizada y hacer que las librerías con el sello ocupen su lugar en el mapa.

Leer más “Más librerías con sello de calidad que no aparecen en el mapa”

Historia de la edición en España

Nos hemos hecho ya eco por aquí de la espléndida obra editada este año por Marcial Pons.

José Antonio Millán ha escrito recientemente Babelia:

La primera buena noticia sobre esta obra es, por supuesto, su mera existencia. Que en esta época de edición institucional mortecina y editoriales comerciales entregadas a la búsqueda del beneficio inmediato se pueda publicar impecablemente un volumen erudito de mil páginas en papel biblia, es toda una hazaña. Muy significativo también es que la haya editado una empresa familiar, que empezó como librería especializada en Derecho y Humanidades y luego se convirtió en editorial. Sí: el conocimiento directo del público ha sido —y sigue siendo— la clave del complejo negocio del libro.

Seguir leyendo en Babelia

La 74 Feria del libro de Madrid ya casi a la vuelta de la esquina

Estamos a 12 días vista del inicio de la Feria del libro de Madrid. El 29 de mayo será el pistoletazo de salida.

El excelente libro sobre Historia de la edición publicado por Marcial Pons permite echar la vista atrás y tomar un poco de perspectiva para darnos cuenta que hay muchas situaciones que vienen ya de hace unos añitos y que ahí parecen, con sus matices y requiebros, seguir estando estancadas.

No tengo ninguna intención de polemizar sobre ellas. Sí creo que es interesante constatar que hay ‘polvos y lodos’ históricos.

Situémonos hace 50 años o ahora….

DSC_0001Claro que si modificamos el punto de vista y pensamos todos en los lectores quizás algo cambiaría porque como deja entrever Guillermo Schavelzon con inteligencia Vender más libros no significa crear lectores.

 

Historia de la edición en España 1939-1975

Conversar con Carlos Pascual siempre es un placer.

Si por medio, además, hay libros y proyectos mejor que mejor.

Su conversar siempre es sosegado, inteligente y cercano. Ello se refleja también en el ritmo y el tino con el que trabajan en el ámbito editorial y en el librero.

En la primera quincena de marzo, si la memoria no me falla, me invitó a visitarle para darme a conocer la última joyita editorial de Marcial Pons Historia de la edición en España 1939-1975.

historiaedicionenespaña

Después de una primera ojeada, no me extraña que a Manuel Rodríguez Rivero le haya parecido el libro más importante publicado en lo que va de año. 

Jorge Navarro escribía también recientemente:

La historia del libro y de la lectura no solo es el relato de una de las vías fundamentales para canalizar nuestra cultura, su registro y su memoria, también es el relato de como esta se ha relacionado socialmente, se ha revelado o sometido al poder o ha logrado difundir y extender el conocimiento a toda la sociedad. Pero también es una historia de las circunstancias técnicas, políticas, económicas y de toda índole, por lo que la historia de la edición española es también la historia de España vista desde el ángulo de la cultura y de la forma en que los españoles la han gestionado.

He empezado su lectura con gusto y sosiego. Prometo y amenazo al mismo tiempo en ir haciéndome eco de la misma.

Dejo por ahora una pregunta en el aire: quizás contra Franco ¿se editaba mejor?

Siempre, en cualquier caso, el dilema borroso:

entre el dinero y la creación, entre las excelencias del texto y las ventas, entre la selección de textos o selección de públicos, sujetos al veredicto de la crítica o al veredicto de las ventas. Y en sus extremos, la pragmática actitud de vender un producto al dictado del mercado y la heroica actitud, como misión social del editor, de la divulgación intelectual. (pag. 24)

Historia de la compra de un libro con final feliz en una librería. ¡No podía ser de otra manera!

En este anteúltimo día del año ahí va un cuento de Navidad librero hecho realidad y que refleja, perfectamente, esta imagen

notengasmiedoorganizate

Tenía interés en un libro que podríamos calificar de rareza. Editado ya en el 2001 se podía considerar con un libro viejuno. Introducción al estudio de la lengua árabe de Ignacio Ferrando.

Amazon no recoge del mismo ni el precio lo cual quiere decir que nunca ha pasado por sus almacenes. Si alguien quiere ir de explorador que se anime a pedirlo. Yo he preferido moverme en el ecosistema librero.

Paseando estos días por Madrid me acerqué a La central de Callao donde tienen una sección de islamismo y de mundo árabe nada despreciable. Estuve charlando con uno de los libreros con el que pego la hebra cada vez que me dejó caer por allí y le pregunté por el libro.

No tenían ejemplares, pero a través de Todostuslibros vimos que había un ejemplar en Marcial Pons.

El sábado a la mañana me acerqué por la Marcial Pons de Bárbara de Braganza con la idea de saludar  a Quique y pedirle de paso que me confirmara si disponían del ejemplar que señalana Todostuslibros en la Marcial Pons de Humanidades.

Quique no estaba, pero la persona que me atendió se puso manos a la obra, primero para ayudarme a encontrar el libro en la base de datos, empecé dándole como autor Bernanrdo y no Ferrando…. Dimos con él. La base de datos daba un ejemplar y efectivamente el mismo estaba disponible en la otra librería. Así quedó reservado para que el lunes pudiera pasar a recogerlo.

El lunes a la mañana me acerqué por Marcial Pons y allí estaba no solo mi libro sino la conversación que pude mantener primero con Carlos Pascual y, posteriormente con Luis, un librero que sabe de lo que habla.

El cuento, según me cuentan, se ha repetido en fechas recientes con Todostuslibros también como mediación y con Katakrak como Olentzero dispensador del libro argentino querido por una persona cercana. Viajó felizmente de Iruña a Bilbo.

Javi Cámara en una reciente entrevista señala el valor del espacio y de la red.

En ambos aspectos las librerías, si quieren,son imbatibles. Me atrevería a decir que solo es necesaria, si existe ya una concienciación y se acepta, además, el juego profesional de que los ejemplares viajen,  una buena campaña de comunicación de las posibilidades de Todostuslibros hacia el usuario final y una actitud más proactiva por parte de las librerías para creerse que más allá del tamaño son en cada uno de los casos los espacios con más surtido de fondo de España.

Amazon nunca les podrá hacer sombra si coordinan su estrategia.

Y, colorín, colorado, este cuesto se ha acabado.

Nota final: Quien se decida a hacer este tipo de publicidad por lo comprobado y por lo leído en las redes parece estar virando en su modelo de negocio. La duda cada vez más seria es si ese proceso le va a llevar a buen puerto.