20 citas de cara al XXIII Congreso de Libreros. 1

Del 7 al 10 de marzo se va a celebrar el XXIII Congreso de Libreros en Sevilla.

El propio Mapa de Librerías elaborado por CEGAL señalaba que las librerías tienen, mayoritariamente nombre de mujer. Quizás se esté todavía a tiempo de cambiar el nombre y hablar de XXIII Congreso de Libreras. No sería un mal signo de cambio cuando además el mismo coincide con  la huelga general convocada para el 8 de marzo.

Más allá de estos detalles que creo son importantes me he planteado hacer una pequeña aportación publicando desde hoy hasta la víspera del Congreso veinte citas relacionadas con la librería y su entorno y que espero ayuden o provoquen la reflexión.

¡Feliz Congreso!

El reto consiste en asociar la compra de libros -operación comercial a fin de cuentas banal- a una experiencia más amplia y enriquecedora, a imagen de los artistas artesanos cuyas obras se presentan como bienes singulares que nada tienen que ver con la producción industrial. La campaña de comunicación de las librerías de la región de Rhône-Alpes en 2013, titulada «En mi librería», revela un imaginario que se basa en lo inefable y en lo inconmensurable: «En mi librería me ofrecen algo más, algo que va más allá de la estrategia de compra». Es el mismo imaginario que encontramos en la campaña nacional de comunicación que lanzó el SLF (Sindicato de la Librería Francesa) en 2014 reuniendo a las librerías independientes en torno al eslogan «Para ir a otra parte, entren aquí», con el que se pretendía potenciar por un lado su carácter de «mundo aparte, especial», y por otro «una forma de viaje». En este contexto, el espacio físico de la librería, que suele presentarse como una desventaja con respecto a la venta online por las limitaciones del espacio y alto coste de los alquileres en los centros urbanos, se convierte en una ventaja. Los libreros nos ofrecen un espacio habitado e inspirado, a menudo muy parecido al espacio doméstico: materiales auténticos (madera, piedra), música de fondo cuidadosamente escogida, pósters u obras de arte en exposición, muebles abigarrados, alfombras con las que se busca crear una atmósfera diferenciada alejada de la estética de las grandes cadenas. (Guillermo Schavelzon en Revista Texturas 32; Trama editorial, pag. 75)

 

En el #8demarzo, una librería con librería dentro. Los márgenes siempre son interesantes

Hoy 8 de marzo, desde aquí un doble reconocimiento.

Por un lado a las Librerías donde el feminismo y la mujer tienen el espacio de la centralidad

//platform.twitter.com/widgets.js

y, por otro, a las mujeres que tienen el espacio central en muchas librerías.

Librería tiene nombre de mujer.

Y, también, ocasión para contar una bella y extraña realidad en la periferia de la Provincia de Barcelona.

Como ellos mismos dicen,

Una rareza dentro de las rarezas. Por un lado somos una librería con una especialicación muy concreta… la cultura tradicional y popular (principalmente catalana, pero vamos abriendo y buscando libros de todo el mundo), nuestra propuesta intenta seleccionar que sean libros didácticos, con criterio, fruto de investigación o experiencias, y de buen leer (este último criterio siempre difícil de discernir).
También somos raros pues tenemos presencia física dentro de otra libreria de una pequeña población Catalana (Tona).
Por si fuera poco somos de los que creemos que el lector existe por lo que vamos en busca de ellos a pequeñas firas, fiestas, i festivales.
Eso sí, somos normales en el hecho de que también tenemos presencia en internet.

¿La madre que acoge?

Llibreria Calpoquet

¿La librería acogida?

Tradi Llibreria

Habrá todavía quien diga que las librerías no generan vida en su entorno.

Nota final.

No dejéis de leer el sugerente artículo de Antonio Ramírez de La Central publicado hoy en Hänsel i Gretel.

La diversidad de una ciudad es pues fruto del trabajo y la imaginación de sus habitantes y preservarla exige una resistencia activa. Ciertas retóricas en pro de una modernidad a ultranza y cierta entrega irreflexiva a las promesas de la tecnología, pueden ocultar la acción depredadora de la avaricia de siempre.

Mujeres libreras. Por muchos años…

Glòria Forteza-Rei lleva ya más de treinta años al frente de Embat llibres. Este año la librería celebra su 40 aniversario.

Lola Larumbe celebra también los 40 años con Alberti.

alberti_40_años

A Concha Quirós cada vez le van pillando más cerca los cien años de Cervantes.

Tres mujeres con trayectoria librera y hay muchas más.

Nos encanta hacernos eco por ello de la iniciativa que Cristina Pineda va llevando adelante en el blog de Sílex en el que han ido desfilando hasta la fecha algunas mujeres libreras como Concha Quirós, la última, de Cervantes; Cristina Sanmamed de La Puerta de Tanhauser; Marina P. de Cabo de Literanta; Clo Vautherin de La Central y Lola Larumbe de La Alberti.

Os dejo algunas frasecillas

Lo más bonito, sí, son los grandes amigos que haces en la librería. Lola Larumbe.

Los perdones que tenía que pedir ya los he pedido. Clo Vautherin.

Los libreros que estamos al frente de Literanta tratamos de ser brújula y consejero para el lector visitante. Marina P. de Cabo.

Ahora, después de más de tres años, el modelo de negocio cambia, muta, quizá la clave está en saber adaptarse a los cambios. El café es el valor añadido, pero el pilar de nuestro negocio es la librería. Cristina Sanmamed.

Estoy convencida que volvería a ser librera tantas veces como la vida me diera la oportunidad de hacerlo. Concha Quirós.

Y nos encanta ver que hay librerías y libreras que van cumpliendo años.

Escribía hace unos años Lola Larumbe en Pasión de papel:

Lo ideal y lo práctico. Cómo no pasarse de ideal, cómo no pasarse de práctico: esta es la causa del mal vivir de los libreros, el motivo de sus malas noches y del aire taciturno y gris de algunos a fin de mes. La pugna continua entre el espíritu romántico y la necesidad de vender para poder mantenerse en la ilusión de que vive en el mejor de los mundos posibles; un mundo cuyos límites son la cultura y el saber, un mundo que compartes con gentes que aman y respetan las mismas cosas. Sin embargo, para mantener este sueño, y no hay otra manera (para la librera, en este caso, independiente), hay que ponerse el mandil y salir a despachar: hay que vender. Y lo que para algunos podría considerarse un menoscabo de ese espíritu idealista o un desdoro o una mácula en un alma pura, la venta y no cualquier venta, la venta de un libro, es la expresión de un don raro, inusual, la manifestación de un arte que sólo los virtuosos están llamados a realizar, un puñado de escogidos, un puñado de santos: porque vender un libro, además de ser un arte, es un milagro. (Lola Larumbe en Varios Pasión de papel; 155)

Se ve que los milagros siguen existiendo

¿Por qué leen más las mujeres? Sobre los Hábitos de lectura 2012

En el ámbito de la lectura de libros las mujeres siempre han sido las ganadoras a lo largo de los 12 años.

lectora_habitos(Vía Roger)

Una explicación, que quizás no sea muy al uso y convencional, la encontramos en ‘Las buenas chicas no leen novelas‘ de Francesca Serra:

… una sociedad en la cual la ‘literatura ha sido relegada a los márgenes de la vida social, al igual que ciertos vicios inconfesables’, en la que disminuye el número de lectores y en la que estos son principlamnete mujeres, está condenada ‘a barbarizarse en el plano espiritual’ hasta ‘poner en juego su propia libertad’.

La literatura en manos de las mujeres puede convertirse en algo muy similar a un ‘vicio inconfesable’. ¿Qué ha cambiado desde que retrataban a las jóvenes dieciochescas mientras estas devoraban a hurtadillas la última novela de moda? Nada. Como he dicho, la Lectora es un instrumento. Y los instrumentos, si están bien engrasados funcionan. Saltan como un resorte cuando alguien pulsa la tecla adecuada. Al comienzo del tercer milenio,el instrumento de la Lectora que degrada la Literatura al transformarla en vicio sigue funcionando de maravilla. Y un vicio, si es inconfesable, solo puede ser de naturaleza sexual; así es que, como mínimo, ebemos pensar en la masturbación.

Pero cuidado, el instrumento de la Lectora es crucial en la formación de la cultura moderna. No solo porque se trata de una máquina de hacer dinero, al igual que lo es una prostituta para su macarra, sino también porque es un dispositivo de edificación intelectual, es decir, sirve para construir y elevar la figura del intelectual. Varón, naturalmente. (pag. 103-104)

Salud y charla con amigas

Me lo envió ayer una buena amiga…
El origen estuvo en la mujer….
La última disertación sobre la conexión mente-cuerpo -la relación entre el estrés y el malestar físico.

El orador (jefe de psiquiatría en Stanford) dijo, entre otras cosas, que una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es casarse con una mujer, mientras que una mujer, una de las mejores cosas que puede hacer por su salud es cultivar la relación con sus amigas.  Al principio, todo el mundo se rió, pero hablaba en serio.


Las mujeres conectan entre ellas de manera diferente y se proporcionan sistemas de apoyo que les ayuda a lidiar con el estrés y las experiencias difíciles de la vida.

Físicamente, esta cualidad  “tiempo para las amigas” nos ayuda a fabricar más serotonina -un neurotransmisor que ayuda a combatir la depresión y puede producir una sensación general de bienestar.

Las mujeres comparten sus sentimientos, mientras que los hombres a menudo se relacionan en torno a actividades. Ellos raramente se sientan con un amigo a hablar de cómo se sienten acerca de cualquier cosa, o cómo va su vida personal. ¿Trabajo? Sí. ¿Deportes? Sí. ¿Coches? Sí. ¿Pesca, caza, golf? Sí. Pero ¿sus sentimientos? Muy pocas veces. Las mujeres lo hacen todo el tiempo.

El orador dijo que dedicar tiempo con una amiga es tan importante para nuestra salud general como el jogging o ir al gimnasio.
Hay una tendencia a pensar que cuando estamos “haciendo ejercicio” estamos haciendo algo bueno para nuestro cuerpo, pero que cuando estamos hablando con una amiga,  estamos perdiendo el tiempo y deberíamos estar ocupadas de forma más productiva.  No es cierto.  De hecho, dijo que el no crear y mantener relaciones personales de calidad, con otros seres humanos, ¡es tan nocivo para nuestra salud física como fumar!
Por lo tanto, cada vez que te sientas a charlar con tu amiga,  date unos golpecitos en la espalda y felicítate por estar haciendo algo útil para tu salud.
” Todo cerebro empieza como cerebro femenino. Sólo se vuelve masculino ocho semanas después de la concepción, cuando el exceso de testosterona disminuye el centro de comunicación, reduce el córtex de la audición y hace dos veces mayor la parte del cerebro que procesa el sexo. “

Conversaciones y mujeres

Hoy me he pasado gran parte del tiempo conversando y escuchando a mujeres. También a hombres.

Mujeres que desempeñan como los hombres distintos papeles y roles sociales y parece que algunos de ellos calan por igual a unos y a otros.

Un ejemplo claro es lo referente a la tarea genérica de seguridad que parece dar en muchos de los casos un tic de ‘ordeno y mando’ que sería de sumo interés estudiar hasta el punto de llegar a interiorizar de tal manera la situación que parece afirmarse que ‘la seguridad soy yo’.

He comido y conversado con otra mujer. Quizás más insegura en sus formas exteriores, pero mucho más interesante en la conversación, propuestas y sugerencias.

Por medio se ha cruzado una mujer de la que no tenía noticias hace años. Recibir su correo y ver que ‘tras años de parón su situación es mucho mejor’ me ha alegrado gran parte del día.

En la tarde noche y en el marco de Kultura abierta hemos seguido de tertulia conversación.

La mayoría de las mujeres presentes conversaban escuchando y participando en algún momento como ‘ciudadanas de a pie’.

Sus silencios, a veces, dicen mucho. Sus palabras también y cuando callan y acarician uno ya no sabe qué decir.

3373062982_b6748fe66d_m.jpg

(Krystynana)

Rozo, y el otro ni siquiera tiene el sentimiento de haber sido tocado imperceptiblemente. Sin embargo es necesario que yo establezca un contacto, aunque sea furtivo, sin el cual no experimentaría la más deliciosa de las sensaciones. (Pierre Sansot; del buen uso de la lentitud; Tusquets, pag. 169)

Mujeres trabajadoras y blogeras

42-18423741.jpg

De todas ellas he aprendido mucho mucho.

Todas son trabajadoras y blogeras y me precio y aprecio poder mantener contacto con ellas a veces por correo, otras intercambiando posts, por skype también y ¡cómo no! compartiendo algún café o algo más sólido. Con algunas más tiempo, la cercanía física es una ventaja para ello, con otras menos del que a mí me gustaría…

Este es mi pequeño reconocimiento. Uno por cada día de marzo hasta el 8 y el último doble.

Juliana Boersner . La voz inquieta al otro lado del charco.

Lorena. Culpable en gran medida de que siga blogenado aunque ella no lo sepa. Siempre dispuesta a la alfabetización de los tozudos analfabetos digitales.

Carmen. Me encantaría que blogeara más, aunque los nuevos proyectos le ‘chupan el tiempo’. Siempre buscando la mirada positiva. Un lujo de descubrimiento.

Tiscar. La capacidad de hacer todo comprensible. La transparencia informacional.

Silvia y su reivindicación continua del cuidado del lenguaje o del lenguaje cuidado.

Catuxa. Siempre joven, dispuesta y, por ahora, encantada con su trabajo.

Librosfera. No sé su nombre, pero es la bibliotecaria atenta.

Clara y Andrea. Todavía recuerdo el café rápido en el Liber último