20 citas de cara al XXIII Congreso de Libreros. 7. Punto de encuentro

Reflexiones a modo de píldoras ante el XXIII Congreso de Libreros en Sevilla.

Pepys pensaba que estos comercios eran lugares útiles para esperar entre una cita y otra, o para encontrase con su mujer o amigos, mientras ocupaba su tiempo leyendo o charlando con el librero o con otros clientes. Parece que incluso los libreros más eminentes solían estar casi siempre presentes en su negocio y, siendo hombres educados y juiciosos, su conversación se convertía en el modo más fácil de aprender lo que se cocía en el mundo de las letras, a falta de las reseñas sobre libros y teatro tal como las conocemos hoy día. (Henry Petroski; Mundolibro; Edhasa,  pag. 225-226)

Mundolibro

Autor: Henry Petroski
Título: Mundolibro
Páginas: 398
Año Edición: 2002
Editorial: Edhasa
ISBN: 84-350-2640-X

Comentario

Henry Petroski que ha centrado sus investigaciones en la historia de la técnica y la tecnología nos ofrece, en esta ocasión, una reflexión sobre la evolución de la librería (estantería) de la mano del libro como tecnología (libro) y soporte (librería) que en función del medio y el contexto evolucionan y se metamorfosean en perfecta armonía.

Con este título —un tanto extraño— se presenta en español The Book on the Bookshelf (Nueva York, Vintage Books, 1999), un libro dedicado a las librerías, en el sentido no de establecimientos para vender libros, sino de estanterías para almacenarlos. La obra de Petroski demuestra: a) que la bibliofilia es una pasion insaciable, que dirige su atención no sólo a lo esencial, sino a lo accesorio (encuadernaciones, ex-libris… y estanterías) y b) que no hay detalle menor en la sociología de la cultura, y que la historia material de sus artefactos constituye una fuente excelente de respuestas … y preguntas. Cuestiones como el encadenamiento de volúmenes, la colocación de los libros con los lomos hacia dentro o hacia fuera, la forma de sujetar el libro para la lectura, o la arquitectura de las bibliotecas se pueden plantear desde la humilde perspectiva de la estantería…  (http://jamillan.com/lbblog.htm )

Otra referencia en el Boletín de la editorial Everest

Algunos textos

– La historia acerca de la evolución del libro y de la estantería son inseparables y ambas constituyen ejemplos de la evolución tecnológica. Los factores tecnológicos -aquellos relacionados con la función, el uso y la economía- han sido mucho más determinantes que los literarios en el perfil del libro y el mobiliario que lo acomoda. (pag. 41)

– (En relación a internet y las librerías virtuales)..sin la posibilidad de hurgar entre las estanterías de toda la vida, bien de fabricación casera o industrial, la compra en una de estas librerías metafóricas se asemeja más al empleo de un catálogo de biblioteca -informatizado- que a la visita habitual a un proveedor corriente de libros. (pag. 232)

– “El hombre es incapaz de construir una estructura que sobreviva al libro”, escribió el poeta victoriano Eugene Fitch Ware (pag. 246)

– Lo que hace relevante la historia de la tecnología: no sólo nos enseña el modo en que deberían hacerse las cosas, sino que nos otorga cierta perspectiva sobre cómo se hacen actualmente, y, en buena medida, sobre cómo se harán en el futuro (pag. 62)