20 citas de cara al XXIII Congreso de Libreros. 12. Negocio clave en la geopolítica cultural

Reflexiones a modo de píldoras ante el XXIII Congreso de Libreros en Sevilla.

Las librerías son negocio en un doble nivel, simultáneo e indesligable: económico y simbólico, venta de ejemplares y creación y destrucción de famas, reafirmación del gusto dominante o invención de uno nuevo, depósitos y créditos. Las librerías, desde siempre, han sido aquelarres del canon y por tanto puntos clave de la geopolítica cultural. (Jorge Carrión; Librerías; Anagrama; pag. 295)

Puesta en marcha de una librería. Pasando la cuenta de la vieja de la servilleta al excel

La acogida y comentarios que ha provocado la entrada Puesta en marcha de una librería, la cuenta de la vieja me ha animado a trasladar la misma de una manera sencilla a un excel y enriquecer que no complicar la misma con algunos de los comentarios recibidos, públicos y privados, que incluiré.

Quiero aprovechar primero para aclarar o poner en situación el porqué de la entrada anterior. Hay unos cuantos motivos. Señalo sólo algunos de los que me parecen más importantes.

  1. Están apareciendo bastantes proyectos y realidades de nuevas librerías que abren. En muchas ocasiones van unidas al autoempleo y en algunas de ellas, no en todas, no cuentan con unos números de partida realistas. Pensemos, sólo por poner un ejemplo, que muchas de las librerías que aparecen recogidas en los Mapas de librerías de Cegal facturan según dicen por debajo de los 90.000 euros. Ello puede llevar a error a la hora de hacer unos primeros números.
  2. Es cierto que ni incluí antes, ni incluiré ahora, la inversión inicial mínima para unas existencias con sentido. La misma, eso sí lo digo, después de haberla contrastado y encontrar propuestas muy cercanas o iguales, debe rondar los 30.000 euros. Es el riesgo empresarial que se debe correr junto con, si es el caso, la reforma o la inversión en el local.
  3. He planteado, por aclarar también, unos sueldos mínimamente dignos pensando en personas con titulaciones superiores y que arriesgan. En lo referente a la Seguridad Social he pensado en estructuras de autónomos. Hay quien me ha comentado y no le faltará razón que hay librerías que sólo pagan 12.000 euros al año. Habrá incluso otras que se den un sueldo menor. Ni entro, ni salgo. Cada uno decide entre lo que puede y lo que quiere, pero en lo estructural no creo que esté de más dejar caer la reflexión sobre el hecho de si en algunos casos, bajos sueldos para muchos estén impidiendo la consolidación de estructuras con más garantías.
  4. Me han sugerido algunos elementos más a tener en cuenta. Voy a incluir la mayoría, aunque no los voy a contabilizar porque probablemente ‘aumentaría la situación de pánico’ y, en algunas ocasiones, no los considero indispensables para, insisto, los primeros números.
  5. Con todo ello he montado un excel sencillo, pensando en responder a la pregunta de ¿Qué ventas debo tener para mantener, por lo menos mis gastos, si estas ventas tienen un margen medio del 30%? El que presento, si sois cuidadosos, os permitirá ir jugando con los gastos hasta que encontréis el umbral razonable o, también, hacer un primer acercamiento para ver si una librería os puede merecer la pena. No quiero olvidar en este sentido, el sutil comentario de Miguel Ángel San José, sobre la necesidad de valorar el ‘coste de oportunidad’ de abrir ahora una librería.
  6. Sé que es imposible responder a todas las casuísticas. A algunas que me han hecho llegar personas en privado he intentado o responder o plantear, según mi criterio y opinión, los elementos necesarios a tener en cuenta.
  7. Algunas personas han planteado también que no he tenido en cuenta ni las Ferias, ni, por ejemplo, la venta de libro de texto. Ambas, como muchas otras, entran ya en el ámbito de la estrategia de cada una de las librerías. La pregunta en estos casos, sería: cuánto me va a aportar y cuánto gasto suplementario me va a generar. De hecho, sobre, por ejemplo, la Feria del Libro de Madrid ya hice también en su momento una ‘cuenta de la vieja‘.
  8. He incluido una segunda hoja manteniendo los gastos y pensando en una librería de segunda mano, cada vez con más peso, que compra, algo que es habitual, los ejemplares a 0,20 y los vende a 2 euros. Lógicamente, el volumen de facturación necesario varía.
  9. Quien desee el excel se lo puede descargar (Acceder) Y, si hay algún problema, no dudéis en contactar.
  10. Gracias finalmente de nuevo por todos vuestros comentarios, sugerencias y agradecimientos.

Puesta en marcha de una librería. La cuenta de la vieja… en una servilleta

Siguen abriendo librerías. Lógicamente, también cerrando.

Disfruto cuando me entero y cuando algunas de ellas me escriben, consultan o me piden opinión y acompañamiento en los procesos.

En muchas ocasiones, la primera conversación de puesta en situación y los primeros números los suelo trasladar en una servilleta o en una hoja de la libreta.

Aunque sé que aquí se rompe el ritmo de la conversación en torno a un café o una cerveza traslado algunas de las cifras que suelo plantear con la finalidad fundamental de que la gente se lo piense antes de seguir adelante.

Ahí va.

Si quieres abrir una librería tienes que plantearte un plan que te permita facturar como mínimo 150.000 euros al año.

Por qué esa cifra.

150.000 euros con un 30% de descuento te va a dejar limpios brutos la cantidad de 45.000 euros.

Entiendo que quieres cobrar y en la medida en que arriesgas un sueldo de una mínima dignidad. Pongamos que el mismo sea de 1.500 euros y 14 pagas, lo que hace un total de 21.000 euros.

De esos 45.000 sólo te quedan ya 24.000.

Se supone que pagarás autónomos como mínimo y que como empiezas te vas a la cotización inferior que se sitúa en torno a los 270 euros al mes que supone al año 3.240.

De los 24.000 sólo te quedan 20.760.

Se supone que necesitarás un local. Calculemos el espacio del mismo como mínimo en torno a los 60 metros y un alquiler que en muchas ciudades puede que no baje de los 1.000 euros al mes que en un año supondrían 12.000

De los 20.760 sólo nos quedan 8.760.

Tendremos gastos de comunicación y marketing a los que vamos a dedicar 200 euros al mes lo que nos hace la bonita cantidad de 2.400 euros al año.

De los 8.760 nos quedan 6.360.

Hemos tenido, recordar que estamos en el primer año que poner en marcha el negocio para lo cual hemos tenido que invertir en mobiliario, rotulación, soporte informático, material de merchandising… situemos esa inversión de arranque en torno a 18.000 euros para la cual hemos pedido un crédito que vamos a devolver en 5 años. La cuota mensual rondará los 375 euros. Lo que supone al año 4.500 euros.

De los 6.360 nos quedan 1.860.

Yo recomiendo contratar alguien que lleve la contabilidad y los papeles. Nos puede salir por unos 600 euros al año. Quizás los 600 euros mejor pagados para quitarse de lío.

De los 1.860 nos quedan 1.260 que los dejaremos, sin entrar en más detalles como ‘ínfimo fondo de maniobra’.

Ahora viene, la segunda parte que aún siendo mínima hay que ver cómo se hace.

Damos la vuelta a la servilleta y pensamos: ¿Qué supone vender 150.000 euros?

¡Vamos a ello!

Según los datos de la Federación de editores el precio medio del libro de literatura ronda los 12 euros. Como vamos a vender algo de ensayo también que tiene un precio medio un poco superior, pensemos, es un suponer que el precio medio de ejemplar/venta sea de 13,5 euros. Eso quiere decir que a lo largo de un año, tenemos que vender aproximadamente 10.750 ejemplares.

Pensemos quitando domingo y fiestas de guardar que vamos a estar abiertos 300 días al año. Como además somos muy currelas vamos a estar en horario continuo, pensemos que los cálculos son sólo para una persona, pero… es un pensar. Horario de 10:30 a 20:30. 10 horas diarias. Lo que es lo mismo, 3.000 horas al año.

Como tenemos que vender 10.750 ejemplares querría decir que deberíamos vender 3,58 ejemplares a la hora o, si lo preferís, un ejemplar cada 17 minutos.

Si eres capaz pues de trabajar 3.000 horas y creer que puedes vender un libro cada 17 minutos, adelante.

Si piensas que serían por lo menos necesarias dos personas (1.500 horasxaño de jornada laboral), podemos plantear que se mantengan todos los demás gastos fijos menos los salarios y seguridad social. Unos gastos al año, suponiendo que seamos dos autónomos en una Comunidad de Bienes, de 24,240.

Para conseguir limpios, esos 24.240 habría que facturar 80.000 euros más.

Ellos elevaría la facturación a 230.000 euros que supondría tener que vender en torno a unos 17.000 libros al año. Lo que supone, 5,7 libros a la hora o un libro cada 11 minutos.

Esta es, resumiendo, la cuenta de la vieja.

Un último tema o pregunta. Y ¿para vender eso? ¿cuántos libros tengo que tener en la librería?

Podríamos considerar un buen ratio el rotar cuatro veces las existencias a lo largo del año. Ello quiere decir que le valor de las existencias sería de 230.000/4=57.500 euros. En libros 57.500/13,5(precio medios)= 4.250 títulos aproximadamente.

¿Variables?

¡Muchas!

Venta de productos que nos dejen más margen, ventas fuera del local, menos sueldo…

Pero creo que los números planteados no son disparatados.

Ahí los dejo.

Espero que puedan ser útiles para quien quiera empezar y, también, por qué no, para interrogarnos dónde debemos situar el ‘escalón inferior’ a la hora de hablar de librerías como proyecto empresarial.

Dicho todo lo anterior y en la medida en que cada uno arriesga su tiempo y su dinero es muy libre de hacer lo que en su caso crea más conveniente.

 

 

¿Estancamiento del libro electrónico?

Se me han cruzado varias informaciones y referencias a algunos estudios que hace que me plantee con claridad el interrogante del título para, casi, adelantar un respuesta afirmativa.

Señalaré algunos indicios que me llevan, casi, a adelantar la muerte de este recién nacido aunque lleve más de 25 años pululando por estos mundos de Dios.

1. La mayoría de los jóvenes lectores británicos prefiere el libro impreso. Parece que la erótica del papel, sigue teniendo su aquel.

2. En Estados Unidos, cuna del discurso de los ‘grandes digitales’ aunque siguen con el ‘trata de arrancarlo Carlos’, el ritmo de crecimiento es tan cansino como el Paper hasta que alguien se canse de seguir con inyentando gasolina.

3. Después de 25 años se sigue hoy en día sin tener

una hoja de ruta con un esquema claro sobre cuáles son los  modelos de negocio que perdurarán, cuáles son puro marketing, cuáles son los más sostenibles, etc.

No lo decimos nosotros, sino un estudio encargado por CEDRO. Basta ver su página de conclusiones (pag. 87) para ver el vacío en el que nos movemos.

4. Probablemente el sector del libro, si sigue mirando hacia USA, mirará hacia el espacio equivocado, sobre todo si tiene un interés en las prácticas lectoras y su mantenimiento. Un reciente estudio que compara las prácticas culturales entre Francia y Estados Unidos en el período 1981-2008 demuestra con claridad donde se mantiene con más consistencia la práctica lectora.

5. En las lógicas del deseo, que tienen mucho que ver con la erótica, se acaba queriendo lo que no se tiene. Así que es muy posible que la omnipresencia de los ebooks aumente las ganas de poseer libros en papel. Esto piensan, por lo menos, algunos libreros.

6. Si además, el sector del libro, parece ser un sector (ver pag. 5) que genera mucho ruido (=transacciones electrónicas), pero pocas nueces(=pasta realmente generada) no será de extrañar que los intereses giren hacia otro lado. Viajar siempre ha sido un placer.

7. En Liber parece que se hablará mucho de digital. Es decir: de lo que no se tiene claro. Se hablará también de Libro educativo o de texto, como prefieran. ¡Estos sí que lo tienen claro!

8. Pero visto lo visto ya adelanto que el futuro del libro de creación literario, infantil-juvenil, o novela gráfica tiene los días contados como mera trasposición del papel al digital y sus seudovariantes enriquecidas.

9. Basta con que se encierren en los sótanos con algunas de las gran empresas, tradicionales o neodigitales, y les cuenten de verdad la cifra de negocio (¿?) que están haciendo.

 

 

 

En el libro como en el fútbol. Nos gana hasta Chipre

Toménselo como un divertimento veraniego que bastante calor hace como para meter más lecha en el fuego.

Publishers Weekly ha publicado los datos de los 56 grupos editoriales más importantes del mundo por, al parecer, su cifra de negocio.

Ya saben que en estas cifras vale de todo y es solo cuestión de ¡quién da más! Sea esto sudokus, autoayuda, libro jurídico, medicina, derecho o derivados.

La cuestión es dar cifra y ponernos contentos.

Me he dedicado a jugar un poco con las tablas y adelanto alguna licencia que me he tomado.

– En aquellos editores que no había datos del 2013 les he puesto la misma cifra de facturación que en el 2012. Como unos suben y otros bajan no me ha parecido que sea tan descabellado.

– Los cálculos en la tabla los he hecho en función de dónde está la ‘casa madre’ de la corporación que amamanta a los distintos sellos.

– Me he permitido la licencia en el caso de España de hacer una doble cuenta: con PRISA y sin PRISA. He hecho, también la cuenta equivalente para Alemania. Ya sé que esto esuna operación del 2014, pero recuerden que es un simple juego.

Y así, como si de un ranking de la FIFA se tratara esta es la posición en volumen global.

Volumen_PaisesComo ven quedaríamos en un honroso noveno puesto. El cambio de manos de PRISA nos haría bajar dos puestos, situándonos ya en la parte baja de la tabla, así que quizás a partir del año que viene haya que jugar las rondas previas.

Si hacemos otro cálculo basado en cuánto nos toca de ese volumen por ciudadano de cada país este sería el resultado.

Ratio_HabitanteLos datos que aquí se reflejan sí me parecen curiosos y señalaré algunos motivos.

1. Miramos hacia Estados Unidos que en ratio por habitante está muy detrás nuestro, hasta sin PRISA y mucho más detrás de CHIPRE.

2. Los países nórdicos nos dan a todos sopas con onda, menos a Inglaterra.

3. Quizás debamos cambiar nuestro punto de vista o hacia dónde miramos. No parece, al fin y al cabo que lo que venga de Estados Unidos sea tan relevante. Incluso a Canadá le va mejor.

4. En cualquier caso, para el 2014 yo apostaría por CHIPRE.

 

 

 

 

Lectura y negocio

El País recoge en su noticia de presentación pública de los premios Planeta unas declaraciones del señor Lara que resultan, por lo menos, preocupantes.

En la misma se dice que:

José Manuel Lara Bosch, presidente del Grupo Planeta, abrió el acto de presentación de las novelas ganadora y finalista del Premio Planeta 2005, que se falló el pasado 15 de octubre. Ante un nutrido auditorio -en cuyas primeras filas también se encontraban Jaime Ostos y Matías Prats-, agradeció a los medios de comunicación su contribución para “crear un hábito de lectura” que es “un buen negocio para los editores”.

Quizás, dichas declaraciones se deberían matizar o recoger la opinión de otros editores; porque tal como aparecen sería casi como decir que todos los dineros que se están gastando desde la administración pública en planes de fomento de la lectura son para el buen  negocio de los editores.

Curioso que sólo apareciesen miembros del PP en la presentación. Cada vez todo tiene más pinta de oligopolio: desde la política a los libros. Casi casi como un partido de tenis en la pista principal con pequeños partidos de exhibición en las pistas colindantes.

Habrá que ver lo que opinan los sindicatos que firman convenios de fomento de la lectura para que, en esta caso, algunos empresarios hagan negocio a cuenta de sus “horas de lectura”. ¿Las pagarán a precio de “extra”?

Edición científica, formatos y precio

Si se tiene acceso a los presupuestos de las bibliotecas universitarias se puede comprobar con claridad cómo cada vez la partida de gasto dedicada a publicaciones periódicas electrónicas aumenta su cantidad en detrimento de otros soportes y formatos.

Ya hace algunos meses se planteó una reflexión y crítica a la forma de funcionamiento y distribución de contenidos por parte de las editoriales y la posición de dominio que quieren mantener.

Hace ya más de un año Arce y algunos bibliotecarios mantuvieron también una reunión de trabajo donde el tema salió a la luz.

Podría ser interesante seguir profundizando en un modelo distinto de distribución de contenidos de pago o de uso restringido que, en la estructura actual, son siempre de alquiler. Parece que, en esta línea surgen ya algunos nuevos planteamientos.