Panoramas del sector del libro

El encuentro con el libro de una amiga que llevaba tiempo durmiendo la siesta en la estantería me hace, de paso, reencontrar en el mismo un breve escrito mío.

La amiga a quien me refiero es Neus Arqués que, además, dentro de poco aterrizará por Bilbao. Y el libro Marketing para escritores editado por Alba.

No guardaba yo rastro de mi texto y eso que he puesto a funcionar el ‘buscador avanzado’ en el disco duro y en los externos. Supongo que se perdería en alguna migración.

Siempre me gusta ver lo escrito hace unos años. Este probablemente datará del 2007 o 2008.

Como creo que lo que escribí en su momento sigue teniendo todo su sentido aquí os lo dejo.

Me piden un texto breve sobre el panorama de la edición. Quizá lo primero que habría que decir es que el singular habría que convertirlo en plural y hablar no de panorama, sino de PANORAMAS.

Lo segundo a señalar sería que los PANORAMAS no serían de la edición sólo, sino de todo el SECTOR DEL LIBRO y de la cadena de valor que va desde el autor al lector y ello entre otros motivos, sirvan éstos de botón de muestra, porque:

– Las nuevas formas relacionales en el sector parecen tender a generar redes más en relación al contenido que a la posicion en la cadena de valor.

– No existe ni un único sector, ni un único panorama, sino que en gran parte la feria va por barrios en función del núcleo temático y del mercado en el que se trabaja. Pregunten al sector del libro médico qué tiene que ver con el del cómic, por poner un ejemplo.

Continue reading “Panoramas del sector del libro”

Presentes y futuros de las librerías. 15. Mirar para situarnos. Qué genera confianza y fideliza a los clientes

Casi me despertaba hoy a la mañana leyendo una sugerente entreda de Neus Arqués en su blog que lleva por título Para diferenciarte, mira hacia atrás.

Recojo tres frases que creo tienen el gran valor de poner sosiego a través de la palabra en este mundo que pretende moverse en una especie de continuum de profecías autocumplidoras mirando siempre a lo que todavía no ha llegado.

– Es en el pasado donde encuentras tu singularidad. Eres distinto por lo que has sido.

– Lo que te hace diferente no es lo que serás: es lo que has sido. Lo que serás te hará diferente.

– ¿Qué hay en el pasado que te sirva hoy? ¿Qué experiencias propias puedes emplear para diferenciarte?  La experiencia sirve para tener margen de maniobra y margen de diferenciación.

El porqué de esta entradilla anterior cuando hablamos sobre los clientes de las librerías. Sencillo. La confianza y la fidelidad de los mismos o la falta de ella estará en gran medida marcado por lo que hemos sido hasta la fecha y quizás sea algo que conviene recordar para no ‘lanzarnos’ alegremente a la aventura aparentemente novedosa.

Qué nos siguen contando los franceses en relación a la confianza y fidelidad. Qué la provoca.

La confianza viene generada fundamentalmente por tres razones:

– La competencia. El 95% de las personas encuestadas están de acuerdo con la frase: mi librero es competente en su oficio y es capaz de ofrecer a sus clientes un servicio de calidad.

– La integridad. Que se constata a través de dos afirmaciones. El 95% cree que su librero mantiene las promesas y compromisos a los que ha llegado con sus clientes. Y un 87% cree que es independiente en la selección de fondo.

– La escucha. El 94% de los clientes cree que el librero se mantiene a la escucha de los clientes para intentar satisfacerlos mejor.

Y qué fideliza.

Continue reading “Presentes y futuros de las librerías. 15. Mirar para situarnos. Qué genera confianza y fideliza a los clientes”

Lecturas del día 6 de junio

  1. – Las personas que más comparten compran más contenidos digitales
  2. Contra codicia, transparencia. Y abucheos
  3. Autor 2.0: Nueva descripción del puesto de trabajo
  4. Formas de sujetar un libro

8 años… Neus Arqués

¿De qué cambiamos cuando cambiamos de tercio?

Acudo a la Real Academia y … ¡sorpresa! “Tercio” es una palabra riquísima en significados. De los 33 (¡33!) que apunta el diccionario, hay algunos que puedo asociar contigo fácilmente, Textxu. Por ejemplo: “Compañero de viaje o de cualquier otra actividad” (R.Dom). ¿Y qué decir de “barrilillo para vino”? En esas conversaciones que nunca acabamos, por suerte, habremos vaciado unos cuantos.

Gracias por hacerme buen tercio durante todo este tiempo y … ¡a por los próximos ocho!

Neus

8 años blogueando

Libros, vino y mucho más

Ayer, cuando salía de una de mis librerías preferidas, me encontré con Eva Larrauri que entraba a la misma.

A uno le alegra un sábado ver que hay personas que se toman el oficio con ganas y supuse, ua que por allí andaba también merodeando el fotógrado de El País que algo iban a hacer hoy en la librería.

El resultado lo podemos leer hoy como propuesta de maridaje.

Curioso que justo saliera de la librería con, entre otros, el librito de El amante de las librerías de Claude Roy del que ya había hablado mi ‘librívoro’ de cabecera.

Más librerías han apostado por fórmulas de maridaje como, por ejemplo, Tipos infames de Madrid o Cálamo de Zaragoza.

Pero más allá del maridaje y de las nuevas ideas que parecen bullir en la cabeza de Javi, de casta le viene al galgo, me interesa centrarme en ese aspecto de valor que para mí siguen teniendo las librerías palpables que es el tratamiento y cuidado del espacio como ‘lugar conversacional palpable‘.

Cuando me acerco por allí, generalmente los sábados pasado el mediodía, siempre hay tiempo para la conversación con la gente de la librería y con los clientes que en determinados estados se convierten también en buenos recomendadores.

Allí he mantenido buenas conversaciones. Unas cuantas en los últimos tiempos que han girado en torno a fiscalidad, cultura y modelos de ayudas; pero también, como ayer, hay tiempo para hablar de salud y ‘marujear’ alrededor de quien viene a Bilbao y no avisa o de quien dice que casi mantiene a diario conmigo un intercambio de 6 correos electrónicos.

A la primera ya le he apuntado en la ‘lista negra’ de ‘malquedas’😉 y a la segunda habrá que darle unas clases de estadística.

Pero quiero volver al maridaje y la conversación y echar la mirada casi 25 años atrás y recordar al padre de Javi. A Santi.

Cuando empecé en este mundo de la librería él fue generoso como nadie lo ha sido a la hora de mostrarnos criterio, cíirica, sugerencias y ofrecernos su ‘agenda abierta’ de contactos, quizás lo más preciado que se podía tener en aquellos tiempos donde todavía la informatización sectorial estaba en pañales.

Me siento por ello en ‘deuda’, aunque nunca es posible ‘pagar’ la generosidad que otros nos han mostrado.

Me gusta que los libros compartan mi vida, me acompañen, callejeen, trabajen y durmen en mi compañía, se rocen con las venturas del día y los caprichos del tiempo, acepten citas conmigo a horas ‘imposibles’, ronroneen con la gata al pie de mi cama, o se arrastren con ella en la hierba, doblen un poco la punta de sus páginas en la hamaca de verano, se pierdan y sen encuentren de nuevo. Los libros son para mí más unos amigos que unos servidores o unos maestros. Por eso prefiero a las bibliotecas las tiendas de las que uno sale con su amigo bajo el brazo, las grandes o pequeñas librerías… (Claude Roy; El amante de las librerías; pag. 16-17)

Lógicamente, también me gusta compartir así la vida con personas amigas y también, en este caso, prefiero la posibilidad del tacto, del roce, de las citas a horas imposibles, la pérdida y el re-encuentro. Aunque esto, a veces, con las personas es más difícil.

En cualquier caso siempre un buen vino o un buen libro, o ambos a la vez, son una buena escusa para retomar conversaciones.

Panfleto o propaganda casi-subversiva

Se rumorea por los mentideros de Madrid que un Panfleto está a punto de salir a la calle y de llenar nuestras ciudades y conciencias de ideas subversivas y malintencionadas.

Corren igualmente rumores que algunas fuerzas vivas quieren aniquilarlo, hacerlo desaparecer de la circulación utilizando todo tipo de estratagemas.

Será bueno que hagáis correr la voz del NO NOS CALLARÁN.

En esta ocasión los que van a hablar son:

Parte 01: PANFLETO 

LEOPOLDO ALAS CLARIN. El arte de leer.

Parte 2: OPÚSCULO

JAUME VALLCORBA. Homenaje al mérito editorial.

JASON EPSTEIN. El camino hacia la revolución digital.

ROBERT DARNTON. La biblioteca: tres Jeremiadas

NEUS ARQUÉS. Cuando escribir ya no es suficiente.

ALVARO SOBRINO. HE ESCRITO UN LIBRO … ¿y ahora qué?

DUPUIS & PAYOT & PERAS. ¡Los blurbs se plantan en sus libros!

ERIK BRYNJOLFSSON. La cola más larga: la cambiante forma de la curva de distribución de ventas de Amazon

Parte 3: LIBELO

JULIETA LIONETTI. De eso no se habla.

MANUEL GIL. Falacias y mixtificaciones del precio fijo.

VIRGINIO NUÑEZ. El precio fijo y único del libro.

Parte 4: DAZIBAO

Miguel Martínez-Lage, In Memoriam

Parte 5: PASQUIN

JOAQUIN RODRIGUEZ. Acta de la reunión celebrada el 29 de octubre de 2010 en el Castillo de Dux, Duchkov, República Checa (antigua Bohemia).

JUAN ANGEL JURISTO. Excavaciones librescas.

AGUSTIN DELGADO. Cálida si gélida.

Parte 6: OCTAVILLA

MICHAEL SAVITZ. Confesiones de un vendedor de libros usados

Parte 7: PROSPECTO

Libros (reseñas y novedades)

Todas ellas personas peligrosas y revolucionarias.

Si el número llega a tus manos escóndelo. Compártelo en todo caso en la célula, pero no te fíes de los lobos con piel del cordero.

¡TE DENUNCIARÁN!

Y si no lo consigues… no digas luego que no te hemos avisado….

Se me olvidaba la cita final:

Finalmente, la responsabilidad hacia sí mismos y tal vez (espero que no parezca excesivo) hacia la sociedad civil consiste sobre todo en producir y difundir buenos libros, es decir, de practicar bien el oficio, con conciencia. Creo que actuar con conciencia es también saber olvidar -al menos cuando nos hallamos desnudos frente al texto desnudo- las implicaciones económicas del libro y decidir sólo conforme a un criterio ético.

Aun sin tomarse demasiado en serio, como decía Giacomo Feltrinelli, con la humildad y la conciencia de ser ‘un vehículo de mensajes’, el editor debe ser capaz de ‘encontrar y clasificar los mensajes adecuados y recibir y trasmitir textos que estén a la altura de la realidad. Por tanto, el editor debe zambullirse en la realidad, aun con el riesgo de ahogarse […] y puede afrontar su trabajo a partir de una hipótesis muy aventurada: que todo, absolutamente todo, debe cambiar y cambiará’. (Marco Cassini; Erratas. Diario de un editor incorregible; pag. 32-33)