Zorrozaurre… cumbiero

Precioso el libro Zorrozaurre

Las fotos de Mikel Alonso sirven de camino para que José Fernández de la Sota se explaye con precisos y preciosos textos e Imanol Zubero nos sitúe en el prólogo en un contexto sociológico con guiños poéticos.

Al abrirlo ayer a la mañana en casa me encuentro con una imagen que tiene una historia oculta que aquí no desvelaré. Quien sepa de ella y si aterriza por aquí, enseguida lo entenderá.

La misma va acompañada del siguiente texto:

Si podéis conseguirlo no perdais la ocasión. La colaboración en este caso entre imagen, texto y pensamiento sobre un espacio es un cierto reflejo hecho libro bello de por dónde pueden ir los proyectos que en el propio Zorrozaurre pueden encontrar espacio.

El jueves de la semana pasada en Pabellón 6 se celebraron precisamente las Segundas Jornadas de Fábricas de Creación.

Nada mejor para ver un fresco resumen que dar un vistazo a este vídeo realizado por Pernan Goñi y que sirvió de broche de oro a las mismas.


Y ya como si de mestizaje total se tratara terminamos el día con el ‘hermano mexicano‘ y Sonido Sonorámico en el marco de las Jornadas de Cumbia.

¡Mucha mierda!

Así se desean suerte en algunos países los artistas antes de subir al escenario.

¡Mucha mierda! le seguimos deseando al proyecto Pabellón 6 que el lunes se estrenó con Cantando bajo las balas en una estupenda actuación de Adolfo Fernández que se puede ver hasta el 28 de agosto y que Pedro Barea en su crítica de hoy señala con claridad como ‘teatro necesario’.

Mucha mierda, pero en otro sentido es la que dejamos los bilbainitos, bilbainitas y los que nos visitan en las fiestas de Bilbao.

Menos mal que disponemos de un servicio de limpieza al que hemos visto trajinar por tierra y ‘ mar’.

Agradecimiento y homenaje para ellos que trabajn con lo más sucio para que los demás disfrutemos de unas fiestas limpias.

Se inaugura Pabellón 6 en Zorrozaurre

Hablé de Pabellón 6 a finales del mes pasado y hoy al mediodía de la mano de Mariví Bilbao ha tenido su puesta de largo ante los amigos, los socios y los medios.

El lunes empezará a andar su programación.

Hoy ambiente tranquilo. Mucha charla, alguna copa en este espacio abierto que pretende seguir la tradición como decía Ramón Barea de las compañías vascas de teatro que se pasan su vida pagando el alquiler de algún pabellón.

Se presenta en cierta medida como una alternativa en convivencia a los espacios tradicionales y como un semillero, así lo deseaba Mariví Bilbao, de que las propuestas ‘locas’ tengan un nuevo espacio.

Aquí os dejo algunas fotos de la ‘matiné’ inaugural. Perdón por la calidad. Aquí, más fotos y mejores.

El lunes procuraremos estar en el inicio de su etapa escénica ante el público.

Quizás no convenga olvidar que el proyecto se enmarca dentro de ZAWP Bilbao que anuncia apertura de tienda.

Tampoco está de más recordar algunos otros espacios interesantes en Bilbao como Kukutza que de alguna manera también va a estar presente en las fiestas.

Alternativas distintas, con menos titanio y arquitectos de renombre, pero, probablemente, más pegadas a la realidad de la creación.

Pabellón 6

Lo de pabellón suena en principio a fábrica, aquí en Bilbao tambien a Hospital, en concreto al de Basurto (Pabellón Revilla, Pabellón Gandarias) y también, por lo menos a mí, a cárcel o a psiquiátrico.

Con nada de esto directamente tiene que ver la historia de hoy. Sí está más cerca de las fábricas y del hacer y quizás a un punto de las ‘sanas locuras’-

Hay cosas que se mueven en el mundo de la cultura o quizás sería mejor decir que hay personas inquietas que no han parado nunca y ahí, aun pasando los años y las experiencias, parecen seguir creyendo que hay algo nuevo por hacer.

Este es el caso de Ramón Barea, Irene Bau, Patxo Tellería, Pako Revueltas, Nagore Navarro, Borja Ruiz, Nuria M. Cres y Ander Lipus, las bailarinas Matxalen Bilbao y Blanca Arrieta, el músico José Urrejola, el artista y escenógrafo José Ibarrola, y el escritor y crítico Josu Montero que quieren seguir enredando.

En  Pabellón 6 creen firmemente  las artes escénicas, el teatro y la danza, nos unen y nos retienen porque operan contra el ruido nacido para tapar el silencio, contra la velocidad que nos empuja hacia el vacío minuto siguiente. Creemos que la función del teatro y de la danza es parar ese afuera, juntarnos un rato ante un artefacto más real que la realidad que nos venden, imponen y decretan. Se sitúan al mismo tiempo en relación con el entorno ZAWP y nos invitan a participar en el proyecto como una de las formas más claras de interactuar e ir más allá del mero espectador.

Lo dicho: algo se mueve y como nos va el meneito pues vamos a ver si nos apuntamos.

¡Pasen y vean!