El libro electrónico sigue teniendo un peso menor. Informe PWC

PWC ha presentado la versión española del estudio Global Entertainment and Media Outlook. Merece la pena su lectura.

Resalto aquí algunas de las referencias en el mismo en relación al libro.

  • El crecimiento en este período a nivel global se situará por debajo del 2%. En España caerán hasta 2.499 millones de euros en el 2022. Sólo crecerá en Espoaña el subsector del libro educativo, un 0,8%.
  • El negocio de los libros de consumo, los no educativos y profesionales tienen su negocio, a nivel mundial es en el 81,4% en soporte papel. En el 2022 lo será todavía en el 78,1%.
  • En España se prevé que en 2022 la cuota del libro electrónico llegue al 11,7%.
  • España tiene todavía una de las proporciones más altas de librerías per
    cápita de Europa alineada con países como Alemania e Irlanda, y por
    encima de Francia y el Reino Unido.
  • Las plataformas, en lugar de las editoriales y los medios, son los principales beneficiarios del crecimiento de usuarios en tiempo y consumo.

 

 

No parece que PWC augure un futuro halagüeño al sector del libro español. Quizás no haya por qué preocuparse

No he visto excesivas referencias a las últimastendencias de evolución publicadas por PWC.

Las previsiones que hace para el sector del libro español hasta el año 2019 no son nada reconfortantes ni optimistas.

PrevisionesPWC

Apunta a una caída de ingresos total del 1,4% sin contar, aparentemente, variaciones de IPC.

Parece que el soporte electrónico sube pero sin llegar a suponer el 22% de los ingresos. Así que parece que sigue viniendo y sigue sin llegar y ya no será el ahora, sino el después y ya veremos porque al mismo tiempo el volumen de negocio mengua. Y ser el 100% de 0 acabará siendo poco atractivo.

Al mismo tiempo el cine, la música y los videojuegos crecerán. Eso es lo que dice PWC.

Tampoco quizás haya que agobiarse mucho.

Cuando uno mira por ejemplo las previsiones que hicieron para el 2006-2010 tengo la sensación de que no fueron excesivamente finas. En cualquier caso no os preocupéis siempre como los falsos profetas la culpa será de otro, no de su profecía.

pwc2006_2010

Lecturas del día 15 de junio

  1. Plan de Apoyo a la Librería para consolidar a toda la cadena del libro. (Ministerio de Cultura Francia)
  2. Crowdfunding: financiar proyectos con pequeñas donaciones
  3. Informe anual de Price Waterhouse Coopers sobre el Entretenimiento y los Medios de Comunicación en el mundo
  4. El sector editorial y youtube
  5. Bibliocratie : le crowdfunding à la française

Venta de libros en digital en el 2011

Una mirada hacia el futuro del libro electrónico de la mano de PricewaterhouseCoopers lleva a pronosticar un crecimiento acumulado 2007-2011 del 179%, alcanzando en 2011 el 1,4% (605 millones de euros) del total del negocio de los libros. Esta cifra parece referirse si no he entendido mal la fuente y el contexto de la misma a lo que podríamos denominar contenidos.

Ahora me paro un momento y pienso ¿cuánto nos gastaremos en soportes para posibilitar esa cifra de negocio sobre los contenidos? Si multiplico las teóricas ventas del Kindle en el primer año que se cifran en medio millón por su precio, pongamos un precio ‘redondo’ de 250 euros me sale en un año 125 millones de euros en el 2007. Si hacemos una proyección hacia el mismo año da la sensación de que gastaremos más en el soporte y en las nuevas versiones de los mismos que en el contenido. Dudo del sentido de este proceso reflejo quizás de la pelea siempre presente entre dos grandes polos industriales: los creadores de contenidos y su posibles canalizadores.

Os dejo con un vídeo del Kindle en su segunda versión. Sería interesante saber si los nuevos compradores son ‘evolucionados’ del Kindle 01 o son nuevos emigantres digitales.