Más que libros. ¿Sutileza o torpeza?

Paso delante del escaparate de una gran cadena.

Veo este anuncio.

DSC_0004Y me quedo con algunas dudas.

– La primera, el interrogante que he señalado en el título: ¿sutileza o torpeza? Me inclino por la segunda.

– La segunda. Hay una prueba evidente de que libros y e-books no son lo mismo. No sé si la clasificación se ha hecho en función del IVA impositivo o como reconocimiento de diferencia situando además al e-book en el punto medio entre un aparato y el juego.

– La tercera. ¿Será que se quiere mantener, gráficamente por lo menos, la superioridad del libro frente a los otros productos?

– La cuarta. Ese mucho más ¿qué quiere indicarnos? ¿cantidad en la oferta o calidad en la nueva oferta que antes no existía?

– La quinta. Esta os la dejo como regalo de Navidad aunque supongo que muchos habréis visto este mismo anuncio. ¿A qué cadena se le puede ocurrir anunciarse así?

Abrazos y que este 25 sea tan moderadamente feliz como debería ser todo el año.

Siempre conviene medir los pasos. Más vale un paso bien dado que un malpaso

171.000 visitas cuando inserto este vídeo.

¿Muchas, pocas? Dependerá en el fondo de lo que se venda. Quizás las preguntas que merece la pena hacerse sean otras.

¿Es el tipo de campaña más adecuada?

Es casualidad que hoy mismo una persona haya empotrado también un coche en la sede del PP. A saber si ha sido el vídeo el que le ha dado la idea. Hay campañas que las carga el diablo. Y nunca hay que despreciar el efecto contagio.

A algunas personas de ‘mente amplia’ les ha producido vergüenza.

Yo, hasta hoy, ni había visto el vídeo. Cuando leí el titular, ya pensé que iba de rollo publicitario con poca novedad, no muchas luces y poco o nada creíble ¡para qué nos vamos a engañar!

Si por lo tanto la idea de la campaña no me parece creíble la primera conclusión que saco, sea por provocar, es que lo que se está publicando es también poco creíble o, aún peor, se confía o se cree poco en lo que se está publicando.

Tan poco parece que se cree que a la hora de comunicar Malpaso parece que necesita envolverse en el manto de las Pequeñas editoriales como si no se fuera capaz de aguantar por sí misma el tirón. Más allá de la pregunta de si realmente es una pequeña editorial en función, por ejemplo del capital y la inversión, en relación a las realmente pequeñas.

Manuel Gil recogía en junio el decálogo fundacional.

Quizás con acciones como la que han realizado hayan conseguido animar conversaciones, no hacer concesiones, no querer ser uno más o no dejar a nadie indiferente.

Supongo que se habrán preguntado antes y después qué tipo de conversaciones han animado, si es la mejor manera de no ser uno más o el mejor camino pàra superar la aparente indiferencia.

Perdonen mi maldad, pero más bien da la sensación de un paso hacia delante no excesivamente medido porque quizás los resultados no sean los que se esperaban.

¿Pensarán que con esto el público lector se avalanzará sobre sus títulos?

Por si acaso buscan también públicos más sutiles patrocinando artículos.

En cualquier caso ni 171.000 ni 35.000 visitas con para echar cohetes en campañas virales de impacto. Hay Booktubers españoles con más impacto y viralidad.

Pero ¡no pasa nada! Siempre se puede dar un Malpaso y seguir adelante.

Nota final: Este post no lo ha patrocinado Malpaso.

Blogs sobre libros y publicidad

Hace ya unos días José Antonio Millán se hacía eco de una campaña a la que un servidor se apunto.

De hecho para acceder a la misma y teóricamente a otras te tienes que dar de alta en una plataforma.

No es la primera vez que jugueteo con iniciativas de este tipo.

Después de recibir los libros que vistos los títulos en su primer bloque me producen un “no sé qué que no sé” (Hitler en París, El gran asalto paracaidista nazi, Rommel: primer movimiento, Operación Barbarroja I: la invasión de Ruisa; La invasión de Polonia: Blitzkrieg) que casi pienso que hay que volver a las barricadas,

pic_0171.JPG

me han llamado la atención tres detalles en el proceso:

1. ¿Qué criterio habrán seguido para pensar que estos libros me pueden interesar a mí?

2. LA base de datos la llevan a pedal. Esto lo pude constatar de manera fehaciente ya que una vez que me había dado de alta en la campaña me volvieron a insistir y cuando les envié el pantallazo con el alta me contestaron diciendo que me ‘habían confundido con otro José” que no parecía interesando en apuntarse (igual era “el Millán”).

3. Recibo los libros con una tarjeta de BuzzParadise, con el siguiente texto a mano (Bienvenido a este viaje a través el tiempo, descubre los grandes acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial a la manera de RBA y OSPREY. Un viaje rico y apasionante que espero te gustará) ( tal cual).

4. Parece que, en principio, voy a recibir toda la colección completa (en primer lugar te mandamos los 5 primeros tomos del coleccionable y luego cuatro libros cada mes hasta obtener los 40 que contiene….).

Ahora tengo un problema: ¿qué hago con estos libros? ¿alguna biblioteca interesada?

pic_0172.JPG

 

Google y la publicidad en papel

 

Parece que todavía no todo el conocimiento humano es digital y hasta Google necesita el papel para publicitarse.

¿Será esta herramienta publicitaria para el propio Google mejor que su Google AdWords?

¿Habrá hecho Google así publicidad sin que parezca publicidad?

¿Le generará este díptico tráfico?

¿Habrá pagado Google este encarte sólo en función del tráfico que genere?

Libros y publicidad

Julen que parece no parar ni estando de vacaciones, será fruto, quizás, de la teoría del “pedaleo continuo” me envía una entrada que pone de nuevo encima de la mesa uno de los temas casi tabús en el sector del libro: ¿por qué los libros no llevan habitualmente publicidad?. Es cierto que su no publicidad es, al mismo tiempo, publicidad del propio libro, pero también es cierto que es un estupendo soporte de impactos cercanos y de prestigio.

En Japón ya parece que están jugando con estas posibilidades.