Librerías: ¿sinfonía o jazz? Notas breves al hilo de una entrevista a Jordi Carrión

Pinceladas breves en este fin de año.

No vayamos a infoxicarnos por un lado y a empacharnos por otro.

Leo la entrevista que le hacen a (Jordi, Jorge que me tiene que aclarar esto algún día) Carrión los amigos de l’Escola de Llibreria.

Me quedo con un párrafo que muestra lo musical que es ser librero. El nuevo hombre orquesta.

Ha de ser un bon lector, un bon selector de materials, un bon prescriptor, però també un bon coordinador emocional. Algú amb carisma, que sàpiga dinamitzar grups, tant presencialment com virtualment. Un bon comunicador verbal i per les xarxes socials. Un home orquestra.

Y me trae al recuerdo el libro de Luxio Artetxe; ¿Sinfonía o Jazz?. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica editorial en el que entre otras muchas cosas se plantea que el director de una empresa, pongamos que sea ahora el librero se parece más a un director de una banda-orquesta de jazz que a una sinfónica porque siempre hay que ir, en gran parte, improvisando.

Así que en cada caso y momento hay que ir poniendo el acento, y marcando el ritmo en todos y cada uno de los palos que Carrión señala dependiendo del público o de la banda con que toque actuar.

Me quedo también con una recomendación que aparece en el propio libro y que ayuda siempre a buscar el ‘mejor ritmo’.

En la sencillez está la sabiduría, las cosas más simples son las más efectivas. (94)

Y no quiero desaprovechar la ocasión para, por qué no, hacer propaganda y difusión de una idea sencilla que me llego ayer a través de una campa de mail y que de tanta ilusión que me ha hecho, me ha vuelto «Lorca».

Idea sencilla puesta en la práctica por personas que trabajan en librerías.

Creer en las personas

Por eso cuando me preguntan; ¿cuál es la receta, dónde está lo esencial, lo importante, dónde hay que focalizar el esfuerzo?, la respuesta es sencilla, creer en las personas. (Luxio Artetxe; ¿Sinfonía o Jazz? Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 133)

Hacía tiempo que tenía aparcado esta entrada de Julen que me parece importante, interesante y sugerente por:

– su sencillez

– su carácter no normativo, sino situacional

– su capacidad ejemplificante

– su centralidad en las personas

– su carácter alternativo

– su dimensión proactiva

– su nula limitación tecnológica

– ser válida también para el sector del libro

Persona, empresa, proyecto

Por eso cuando me preguntan; ¿cuál es la receta, dónde está lo esencial, lo importante, dónde hay que focalizar el esfuerzo?, la respuesta es sencilla, creer en las personas. (Luxio Artetxe; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 133)

Tras la lectura del libro sobre Koldo Saratxaga y la experiencia de Irizar he vuelto a retomar mis notas relacionadas con la Persona y la Empresa.

La convivencia de estas tres realidades no siempre está clara. Así, hay gente, quizás no persona, que llega a afirmar que el proyecto y su consecución debe estar por encima de la ética empresarial y de lo personal.

Personalmente, creo necesaria la vuelta de un cierto ’humanismo empresarial’ y soy un convencido, aunque mis dolores me cueste de la necesidad de centralidad de la persona en la empresa y los proyectos.

Recojo, en relación a ello, algunas de las pinceladas y frases que he ido recogiendo con el tiempo.

1. Postura ética de partida. La unidad básica constituyente de la organización es la persona, que aparte de ser una posición ética de partida que pone a los individuos en el centro de las decisiones, su constatación como elemento insustituible en la empresa, hacen de la persona y su creatividad una fuente inagotable de competitividad. Estas personas establecen relaciones de intercambio y creación de conocimiento con otras personas dentro y fuera de la organización, y es por lo tanto el conocimiento el que articula la relación. (MIK)

2. Integridad. A comienzos del siglo XXI, la calidad se convertirá en un producto indiferenciado y las empresas se distinguirán por la integridad de sus miembros. (O’Brien, citado por Peter M. Senge en Varios, Conocimiento e Innovación como clave de competitividad de las empresas, pag 20)

3. Pilares. Los pilares de una organización, su capital regenerador, son las personas. Y es a éstas a quienes hay que movilizar para que la organización aprenda y crezca sosteniblemente. (Jordi Sanchis, Infonomia 17 – Octubre 2003)

4. Antroponomía. Antroponomía: Enfoque empresarial que sitúa a las personas por encima de otras consideraciones, generando una actitud directiva cuya prioridad se centra en el desarrollo humano y profesional de los colaboradores, induciendo, con ello, la obtención del resto de legítimos objetivos empresariales….No hay empresa o institución si detrás no hay personas que les otorguen su razón de ser (Ventura Ruperti y Jordi Nadal; Meditando el Management, Gestión 2000, pag. 20)

5. Talento. Ni el capital, ni la estrategia, ni la I+D son tan importantes como el talento de las personas. El dinero se puede encontrar, las estrategias son copiables, y la vida media de la tecnología decrece. O sea, lo único verdaderamente único, diferencial, es el talento de las personas. (Alfons Cornella; kNewton: buscando un orden en la información, Gestión 2000, pag, 13)

6. Recurso. Los recursos mundiales más abundantes, menos caros, más infrautilizados y constantemente vejados son el ingenio y la energía humanas. El porqué de ese desprecio son las ideas de organización y las prácticas de dirección dominantes y mecanicistas de la era industrial que se generan. (Luxio Artetxe; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 129)

7. Núcleo Son el núcleo de toda organización. Son el corazón y el alma. Son quienes elaboran la misión, los valores y la visión. Identifican a los interesados y sus necesidades. Formulan la estrategia. Crean los procesos y diseñan los sistemas y las estructuras…El proceso entero de creación e implantación depende de las personas. (Todd Kina en Varios, Conocimiento e Innovación como clave de competitividad de las empresas, pag. 86)

8. Escucha. El primer paso es que los directivos estén dispuestos a escuchar las sugerencias de sus empleados. El segundo es comprometerse a aplicar las mejores ideas. (Infonomía)

9. Sostenibilidad Sostenibilidad personal: que ayude a sus miembros a encontrar un sentido a su vida. (Infonomía )

10. Personas creativas. El crecimiento económico lo producen personas creativas, que prefieren vivir en lugares que admiten la diversidad, que son tolerantes, y abiertos a nuevas ideas. Los lugares con futuro son aquellos en los que se pueda vivir vidas creativas muy diferentes. (Alfons Cornella)

¿Sinfonía o jazz? Koldo Saratxaga y el modelo Irizar

Autor: Luxio Ugarte
Título: ¿Sinfonía o jazz?. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar. Un modelo basado en las personas
Páginas: 405
Año Edición: 2005
Editorial: Granica
ISBN: 84-7577-720-1

Comentario

Empecemos por lo negativo para terminar con buen sabor de boca. Es una lástima el poco cuidado que se ha tenido en algunos aspectos de la edición del libro como son la correción ortográfica y la adecuada numeración de las notas, sobre todo, en el último capítulo.

Libro, fruto de horas de entrevista y charla estructurada posteriormente para que por medio del lenguaje coloquial de preguntas y respuestas salgan a la luz algunas de las claves más interesantes del modelo Irizar. Hay una por encima de todas que ya podemos adelantar: las personas y el sentido y coherencia de todo lo que se hace.

Se nos presenta, casi, como el ’testamento empresarial’ de Koldo Saratxaga que a los cincuenta y pocos años, tal y como había prometido se jubilara. Si no recuerdo mal, creo que será este mismo mes.

Recojo a continuación cuatro o cinco pinceladas-frases del mismo que probablemente vendrían muy bien, también, en el sector del libro.

• Empresa sensible….Al final dedicamos el sesenta o el setenta por ciento de nuestro tiempo activo a trabajar. Aún así, es difícil pensar que el trabajo no te influye en tu vida activa ni lo hace en la de los que te rodean. Es imposible afirmar eso con un mínimo de rigor…Si en ese ámbito profesional no tienes ciertas alegrías, por los ingresos, por el futuro, por lo que compartes, por las relaciones personales, el estado emocional con el que sales y llegas a casa será diferente y el entorno familiar se va a ver absolutamente influido. (Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 102-103)

• Por eso cuando me preguntan; ¿cuál es la receta, dónde está lo esencial, lo importante, dónde hay que focalizar el esfuerzo?, la respuesta es sencilla, creer en las personas. (Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 133)

• El término gestión del conocimiento no me gusta en absoluto, lo he expresado muchísimas veces. El conocimiento no se gestiona, el conocimiento está en las personas y a éstas no se les gestiona como a los recursos….De aquí proviene mi teoría de que el conocimiento no se gestiona. Se puede gestionar la información, creando redes de fácil acceso y amplia cobertura; se pueden gestionar los medios con que cuenta la organización para facilitar a las personas su labor de creatividad. (Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 278 y 279)

• Lo que he experimentado lo conozco y sé hacerlo. Quizá de aquella realidad surja la firmeza con la que creo que sólo se adquieren conocimientos cuando se experimenta de verdad………Sigo creyendo que con la práctica es como más se aprende y por eso me parece que la experiencia, vivida, con ganas, es puro conocimiento. (Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 54 y 78-79)

• Siempre he creído que nadie es imprescindible y la vida así lo demuestra. (Luxio Ugarte; ¿Sinfonía o Jazz. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar; Granica, pag. 374)

La toma de decisión

Estamos presos por las cosas, por la gente, por nuestras costumbres y odios y proyectos y hay que ir desprendiéndose de todo y eso es difícil. (Vergílio Ferreira; En nombre de la tierra, pag. 46-47)

Y para ello suele ser necesario:

– parar
– hacerlo en soledad
– contrastarlo y
– enfrentarse a la decisión.

Siempre deja girones en el camino

No permuto la libertad y la paz conmigo mismo por nada del mundo….Por otro lado, siempre he creído que nadie es imprescindible y la vida así lo demuestra.(Koldo Saratxaga; ¿Sinfonía o jazz?; Granica, pag. 373 y 374)

La superación de los procesos

Y la apuesta por las personas…..

Leo, en el último boletín de Infonomía lo siguiente:  Debemos entender la vida como un proceso, el tiempo como la clave de toda evolución, y el aprendizaje colectivo como la garantía del orden sin control. (Alfons Cornella ).

Estoy leyendo, al mismo tiempo, el libro ¿Sinfonía o jazz?. Koldo Saratxaga y el modelo Irizar. Un modelo basado en las personas

En ambos casos, el eje central está en las personas,en el futuro y en el tiempo necesario para aprender, evolucionar y organizarse.

Parece que nos dirigimos a una empresa conversacional.