Texturas, 10 años (2006-2016)

Estamos de celebración. El que una revista de pensamiento y cultura alcance en estos tiempos que corren, difíciles, convulsos, contradictorios y apasionantes, los diez años de publicación ininterrumpida es un hecho no insólito pero sí algo poco frecuente en nuestro país. Si además la revista se define como una publicación cultural dedicada esencialmente al universo de la edición y el libro, que en sí mismo es un submundo, nos vemos obligados a recordar las palabras que escribió Joaquín Rodríguez a propósito de este aniversario de Texturas: «Para editar una revista como esta… [no solo]hace falta desconocer el miedo… sino que también es necesaria una temeridad rayana en el desvarío».

Haciendo nuestras estas calificaciones, la aparición del número 1 de Texturas en 2006 llegó precedida de innumerables charlas, conversaciones, paseos casi infinitos, tranquilos y sosegados como nos gusta describirlos, en Santander, Barcelona, Bilbao y Madrid, sin olvidar alguna cita en los Salones del Bosque durante FIL-Guadalajara, que solían tener el colofón las más de las veces en comidas y cenas repletas de complicidades, amistades cruzadas, buenas viandas y mejores digestivos, buscando siempre que las ideas fluyeran.

Poco a poco se fue perfilando la idea de una revista cultural que no viniese a «llenar un vacío», pero sí que colaborase a definir un espacio de análisis, debate, reflexión y opinión crítica respecto al mundo del libro y la lectura, la edición y los procesos de creación en sus diferentes momentos. Que no olvidase los derechos de autor pero tampoco las oportunidades, retos y desafíos que las nuevas tecnologías ofrecían entonces. Una revista que se constituyese en un lugar de encuentro de visiones distintas, que nos permitiese no sólo recibir y compartir información sino donde también reflexionar y confrontar posiciones argumentadas con la intención de proponernos, con hechos y opiniones, el desafío de cuestionarnos continuamente los supuestos paradigmas establecidos. Al finalizar uno de aquellos encuentros, a mediados del año 2006, y como tenía por costumbre cerrar las reuniones en ocasiones similares, alguno de nosotros sentenció: «Una decisión como esta hay que tomarla por la mañana, limpios y desayunados». Y después de aquel primer café del día, hasta hoy. Elaborando los índices cronológico, temático y onomástico que acompañan a este número 30 de Texturas, además de realizar con ello un ejercicio muy gratificante de recopilación, memoria, recuerdos… hemos sido conscientes de que en estos años la revista ha ido creciendo con la participación de más de cuatrocientos colaboradores que han escrito desde postulados y territorios muy diferentes.

Seguir leyendo “Texturas, 10 años (2006-2016)”

Las Tertulias de la Cochinita de Trama Editorial. Un nuevo enredo

Ya saben que en Trama Editorial nos gustan los Estados de ánimo y el ‘mens sana in corpore sano’, así que nos hemos liado de nuevo la manta a la cabeza y hemos puesto en marcha un nuevo espacio para el encuentro en torno a la mesa que tanto une.

tertuliacochinita_logo

En qué consiste.
Algo sencillo. Un invitado, una mesa bien servida, comida, conversación y bebida.
Se accede por rigurosa invitación y el coste de la manduca se sitúa en torno a los 10 Euros.

Tiende a celebrarse en horas en las que ya puede empezar a actuar la nocturnidad y alevosía.

Por ahora se celebran en el Madrid canalla y han tenido una periodicidad mensual.

En enero, si todo va bien será la tercera.

Y, si quieres enterarte de las mismas y de otras cositas que vamos haciendo y en las que vamos enredando…

ESTE ES EL CAMINO (ACCEDER) PARA ESTAR AL DÍA

Te dejamos alguna fotito….
De la segunda
tertuliacochinita2y de la primera…

Lecturas del día 24 de mayo

  1. Las tertulias literarias salen de bibliotecas y aulas y toman la calle en Vitoria-Gasteiz
  2. El cierre de librerías
  3. “El uso de la investigación para promover la alfabetización y la lectura en las bibliotecas: directrices para bibliotecarios”
  4. Convergencia de crisis y paradigma digital del libro
  5. Veinte propuestas para desarrollar el activismo social europeo del siglo XXI
  6. ¿Es posible un nuevo modelo de Feria?

Tertulia bilbaina

Tertulia: Reunión de personas que se juntan habitualmente para conversar o recrearse.

Bilbaína (lo siento la RAE lo pone con acento): Perteneciente o relativo a esta ciudad.

Tengo la que no sé si es buena o mala costumbre de ‘apuntarme a un bombardeo’. Cuando lo hago además suele ser siempre más intuitivo que reflexivo y a veces las consecuencias pueden ser ‘peligrosas’, inesperadas o insospechadas.

Ayer, desde luego, no fue peligroso. Sí insospechado e inesperado en parte , pero el bolbardeo-terulia de ayer a la tarde fue un auténtico placer. ¡Lástima que fuera con el tiempo tasado porque cuando todo va se necesita su tiempo de precalentamiento y calentamiento para ir soltándose!

Tres de los tertulianos habituales, Iñaki, Josu y Mikel, faltó Fernando, más Mikel II, el reserva,  nos invitaron a conversar a Natxo, Ederne, Rubén y un servidor sobre ‘cultura y derivados’.

Buen tono, mejor clima, puntos de vista con matices distintos y desde experiencias diversas que siempre enriquecen.

Me quedé prendado de las dos personas más jovenes Ederne y Rubén, lo siento por el resto que formamos la ‘mesa de edad. La experiencia de Rubén, contada y narrada desde la más pura sencillez y normalidad me pareció una delicia y Ederne me pareció una ‘máquina’ humana plurilingüe y multisoporte. Y yo que pensaba que leía por encima de la media vi mis datos destrozados…

Una cosa sí quedó clara: El paso por los escolapios marca. En este caso y en referencia a los tres que por ahí hemos transitado, parece que para bien.

Lo dicho: Un regalo.

Algunos otros se encargaron de las fotos que cuando pillemos por ahí ya enlazaremos.

Actualización

Mikel

Iñaki

La Tertulia

Fotos + Fotos

Las formas y los procesos

Cada vez me interesa más el camino y el caminar.

Sueño donde quiero llegar, pero no de cualquier manera.

La forma y el ritmo del caminar, el camino escogido nos va marcando ritmos, encuentros y desencuentros, experiencias…y al final no está claro que todos los caminos lleven a Roma.

La tertulia como espacio, forma y modelo de compartir es una manera de ‘andar el camino’.

Aprendices tiene mucho de tertulia. Kultura Abierta también.

Cuando alguien se acerca por primera vez parece descubrir algo de ese camino sin necesidad de habérselo explicado con anterioridad.

Tertuliábamos ayer sobre tertulia sobre propiedad intelectual, derechos de autor, descargas, redes P2P…

Así lo vivió el ‘novato‘:

Muy crítico con la última disposición del Gobierno (refiriéndose a la exposición de partida de ‘Zubi‘), pero argumentando y escuchando. A continuación, intervenciones de muy distinto tipo, algunos acuerdos y muchos desacuerdos, pero sin descalificaciones gratuitas ni rayas trazadas en la arena con el fin de distinguir nítidamente a buenos de malos.

Así intentamos que sea…

Tarde de tertulia. De Otxarkoaga a La Hacería

Ayer disfrutamos de un estupendo fin de viernes. Tuvo su inicio en la comida, en el Casco Viejo de Bilbao.

Tras un paso rápido por casa nos subimos a Otxarkoaga para asistir a la presentación de EL LIBRO.

No era un mitin, aunque lo parezca, sino una presentación. La tertulia quedó para después en ese amplio espacio convertido ya en punto de encuentro de coroos que iban y venían.

24042009006.jpg

24042009005.jpg

24042009004.jpg

El acto como siempre nos dejó alguna imagen divertida. La bolita es el chicle, escondido por los libros, que mascaba Mikel Toral nerviosamente a falta de tila porque las emociones siempre nos regatean cuando algo merece la pena.

24042009007.jpg

De allí nos fuimos rápido para La  Hacería en la Ribera de Deusto. Habíamos quedado con Jokin, admirador también de Murakami para charlar en El club de los sentidos de manera provocadora, provocativa e informal sobre el sector del libro amén de disfrutar en el rato que estuvimos con poesía, antiguos seriales radiofónicos y música en directo.

24042009010.jpg

Así que ayer al llegar a casa y sentarme con los míos sentía que seguía de tertulia.

La tertulia es una pausa de la vida que reflexiona sobre la vida, una reunión ociosa de amigos que comparten un palco sobre el mundo y opinan libremente. Gabriel Zaid (Letras Libres; Octubre 2005)

Tertulia…..

¡Qué maravilloso puede llegar a ser un viernes!

Guardaba de las lecturas mañaneras algunas ideas para posibles entradas, pero el día y las personas que han dado sentido al tiempo del mismo han ido cambiando el ritmo.

Todo empezaba a la mañana con una reunión con personas con las que en otros momentos compartimos proyecto como proveedores ante un tercero, administración en este caso. Disfrutamos y aprendimos. A nosotros nos toco jugar papel de coordinación y, en parte, perro de presa y a ellos de proponedores de propuestas.

Después de más de tres años ver ya ‘crecidos’ a Jordi, Lucía e Irune ha sido un auténtico gusto. ¡Juventud que alegra el día!

Ya luego en plan más formal, pero distendido, que  es como a veces se teje red, reunión viendo proyectos y posibles sinergias con Itziar, Alex y Antonio. Envidiables y atractivos algunos de los desarrollos y proyectos que están llevando a cabo.

Seguro que acabaremos encontrando algún punto de encuentro en el que todos disfrutemos.

A continuación,y siguiendo la mañana, reunión, también relajada, para afinar algunas asuntos de la Fundación Blas de Otero. Siempre hay tiempo, si se quiere para enlazar con otros asuntos como, en este caso, la propeidad intelectual, sus modelos, los contratos….

Tenía ya comida programada hace unos días para cerrar una publicación. Habíamos estado ayer a la tarde trabajando ‘Mikelfotus’ y un servidor para presentar ya el proyecto bien empistado.

Comida tranquila, conversacional. Breve trabajo posterior de cierre de la publicación con el cliente-amigo, con Mikel de anfitrión , un buen bajativo  por un lado y un estupendo brandy en medio de una mesa. Cuatro de la tarde y la conversación fluye, fluye y sigue fluyendo.

¿Por qué se producen a veces momentos ‘mágicos’ donde el tiempo se para, las palabras salen, las ideas y experiencias sobre la vida actual y lo vivido se ponen encima de una mesa con sosiego es algo que para mí sigue siendo difícil de explicar?

¿Por qué esas mismas personas en una situación aparentemente igual generaremos relaciones y procesos conversacionales distintos sigue siendo, para mí, un pequeño  misterio de esta vida en relación?

Al llegar a casa recibo la noticia de que un buen amigo ha tenido un infarto. Hablo con él. Le noto bien y me alegro. CXambiará su ritmo de vida, pero no el sentido de la misma. Estoy seguro.

Gerardo con quien también hablo es comprensivo y los comentarios que hoy le tenía que haber mandado podrán llegar mañana. Cuando le llamo, él disfruta de la tertulia con otros amigos, alguno en común, en Barcelona.

Parece que a veces el proceso comunicacional no tiene fin.

Todavía no sé lo que ha dicho el lehendakari. La verdad, pero no se lo digan a nadie, es que me importa tres primientos, suponiendo que haya dicho algo.

Buenas noches.