Libro de texto y Consejo escolar de Euskadi

Interesante la valoración que a finales de junio realizó el Consejo escolar de Euskadi sobre el programa con rimbombante título de «Programa de gestión solidaria y equitativa de libros de texto y material didáctico para los niveles de enseñanza obligatorios en los centros docentes públicos de la CAPV».

Algunas de las líneas de más interés de la reflexión:- Cuestionar el propio papel del libro de texto e incidir en sus limitaciones para el proceso educativo.
– Cuestionar su propio futuro como material curricular.
– Se cuestiona el procedimiento empleado por la Consejería.
– Se cuestionan las fechas en que se ha realizado.
– Se cuestiona la equidad que el programa dice pretender y en relación a la solidaridad y el desarrollo sostenible que también dice pretender la duda del Consejo es por qué hacerlo sólo con este programa.
– Deja entrever la contradicción que supone la posibilidad de renuncia a participar en el programa en relación a los fines de solidaridad y desarrollo sostenible y las diferencias que puede generar entre alumnos con libros siempre nuevos y otros con libros usados.
– Supone una sobrecarga de trabajo para los centros que en el marco normativo no queda solventada.
– Finalmente se señalan algunos puntos de valoración técnica en cuanto al texto.

¿Hará caso el Consejero a los consejos del Consejo?

Un buen consejo siempre puede ser educativo y aquí hay unos cuantos. Casi tantos como para cambiar los fines, el marco y los ritmos de actuación.

El problema, quizás, es que el Consejero crea que tiene la «lección bien aprendida» y no le haga falta saber nada más.

Tontxu Campos. ¿Fracaso antes de empezar?

Nos referimos a su modelo progresivo de préstamo. Por lo que nos parece leer entre líneas no parece que los centros, es decir, el profesorado y, suponemos, los consejos escolares hayan dado muestras excesivas de alborozo. ¡Vamos!
que la administración no se ha tenido que quitar a los colegios de encima por exceso de demanda para iniciar la fase experimental. Nos da la sensación que, casi, ha tenido que mendigarlos.

Quizás les interese sacar la conclusión de que no se quiere gratuidad. Con los políticos, sobre todo con algunos, nunca se sabe.

Para criticar al pueblo. Pedro Ugarte

Vaya por delante la hipótesis (si bien no confirmada por estudios fehacientes) de que para esas gentes que demandan libros de texto gratuitos quizás no existan otros libros a lo largo de la vida.

Pedro Ugarte mantiene desde El País (edición País Vasco) una postura de defensa reflexiva ante las declaraciones que ayer aparecieron en los medios de Tontxu Campos y que yo critiqué. No me preocupan tanto las reflexiones como el tono que parecen tener las declaraciones del Consejero y el hecho de que el Gobierno Vasco no parece tener tan claro cuáles deben ser las prioridades en lo educativo desde la perspectiva del Bienestar social que parece que todavía no hemos alcanzado tal y como nos recuerda Joaquín Arriola

Como siempre, aunque puedan no compartirse matices, Pedro atinado en su análisis cotidiano.