20 citas de cara al XXIII Congreso de Libreros. 14. Trabajo en red

Reflexiones a modo de píldoras ante el XXIII Congreso de Libreros en Sevilla.

 

Una librería no puede ser el lugar en el que se exhiba todo lo que los productores son capaces de generar, si no queremos terminar convirtiéndonos en algo parecido a un almacén. Os animo a que entre los libreros fortalezcáis los mecanismos de comunicación que os permitan elaborar unos verdaderos criterios de selección de la oferta. Que consolidéis el trabajo de  red. Y que os sirváis de las nuevas tecnologías para diseñar sistemas de información y formación permanentes. Lo necesitan los libros y lo merecen cada uno de vuestros lectores. (Antonio Basanta; Congreso Ourense 2002)

Besaro y Reckrea

Habiendo tanta y tanta oferta a veces lo mejor es escribir lo que se conoce y uno considera que merece la pena y estasiarse en ello.

Aunque parezca que nos repitamos. Pero si pasados unos años, cuatro en concreto, la experiencia vuelve a ser gratificante ¿por qué no contarlo?

Lo dicho. Me he escapado tres días a Irati y he vuelto a disfrutar de la hospitalidad, pagada lógicamente porque en ello leva el negocio y parte de la vida, de Mauri y Maite y la gente que con ellos trabaja y atiende a los que por allí nos dejamos caer.

Son muchas las pequeñas variables que hacen que me sienta plenamente a gusto en un sitio. Más allá de la comodidad, de un espacio con gusto y situado en un lugar que me encandila, siempre está ese ‘saber estar’ que es distinto en cada uno y que puede que no siempre acierte con todos.

Conmigo desde luego que lo han hecho.

Ver llover estas tardes tranquilas desde el porche; aprovechar la sala que me encanta que otros huéspedes aprovechen menos; cenar la oferta de una carta corta, pero rica y de raciones contundentes que hay que reponer las fuerzas de lo andado; tener un rato de charla sobre el negocio, la presencia en facebook o los hijos… en fin, como siempre los pequeños detalles y una cabeza bien ordenada que sabe lo que quiere.

Buena mezcla que parece seguirles funcionando y me alegro.

Por supuesto que hay algo más: la apuesta por el trabajo en red en torno a la marca Reckrea hecha y trabajada desde los propios interesados, el reconocimiento, también, del aporte que pueden hacer algunas campañas institucionales y sobre todo estar muy pendiente de las aportaciones y sugerencias de quienes allí se hospedan.

Espero las mantas para la próxima visita. 😉

Mauri ya sabe de qué va.

Ahora disfrutaremos con el recuerdo y esperando volver, con las mermeladas y partiendo nueces sin pillarnos el dedo.

Nota final: no quiero olvidarme del Hostal Salazar donde también como hace cuatro años hemos disfrutado de un estupendo menú

Alberdania: astiro, astiro haciendo proyecto y equipo

Cuando uno llega al espacio donde va a trabajar durante unos días y se encuentra, por ejemplo, estos libros a la vista

04022009.jpg

supone ya de antemano que está ‘jugando en casa’ y que va a haber buen ambiente.

Hemos pasado tres días casi como los antiguos ‘Ejercicios espirituales’.

Encerrados mañana y tarde y sólo con salida nocturna para dar un vistazo al correo y cenar en otro ambiente y al mediodía paseo breve en un marco tranquilo y con un estupendo paisaje

04022009001.jpg

para ir a recoger el pan para la comida.

04022009002.jpg

La finalidad:dar la vuelta a un año pasado y ver cómo se presenta y nos planteamos el 2009.

Nos ha dado tiempo para abordar con calma el balance del año pasado, los desarrollos web acometidos y los previstos para este nuevo año, para debatir sobre el informa de auditoría de procesos, abordar nuevos temas societarios, analizar la racionalización de almacén, revisar la estructura financiera, ver cómo empezamos a abordar la impresión bajo demanda, aprobar el plan de edición 2009 y las acciones de promoción y comunicación que le acompañan.

Nos hemos movido a lo largo de estos días 10 personas en total. Un núcleo estable de cinco y luego acompañados para momentos y temas concretos de otras personas parte de este proyecto que en su tiempo de andadura, por lo menos en el que un servidor lleva integrado es un auténtico disfrute.

Este parón estoy convencido por cómo se ha trabajo, por el ambiente y por las nuevas aportaciones va a suponer un salto cualitativo que creo seremos capaces de llevar adelante además en un año en el que no siempre se auguran buenas perspectivas.

Las redes e hilos que se van tejiendo me dan la sensación de que son sólidos y poco a poco van alncanzando el trenzado adecuado.

El plato principal del menú de fin de fiesta-trabajo hoy en El Casino de Lesaka, precioso pueblo.

06022009.jpg

y algunos de los presentes, casi todo, en el ágape final.

06022009002.jpg

Hay días en que uno acierta en sus decisiones

Ya decía ayer que además del proyecto naciente Valor en red había estado ocupado estos días con algún otro proyecto.

Ya hace un tiempo hecho a andar desde la editorial Alberdania un nuevo proyecto, Astiro,  que apostaba por la edición en castellano desde el País Vasco. Desde Alberdania se habían hecho algunos intentos pero parecía llegado el momento de formalizar un proyecto que además de la apuesta editorial fuera generando sinergias.

En ello llevamos trabajando con mucha ilusión ya desde hace más de año y medio y poco a poco, la edición y este sector al fin y al cabo se nutren de una ‘filosofía de lentitud con sentido’ que no debería perderse, hemos ido dando pasos de interés.

Señalaré, por no ser prolijo, algunos de los que en mi opinión son más interesantes:

– La cohesión del propio equipo humano que está detrás del proyecto capaz en este momento de aportar análisis y visión a todo el proceso y que además, uno de los grandes aciertos, se verá enriquecido por un ‘ojo crítico externo’ y un excelente soporte tecnológico. Poco a poco la propia web de la editorial irá siendo reflejo de esto. De hecho la gestión de la información para todo el proceso editorial sólo es introducida una vez y se adecúa para cada necesidad (Dilve, ISBN, web, comunicación….) en función de la estrategia elegida.

– Una nueva alianza a nivel comercial en el ámbito estatal. Para ella hemos aplicado la frase de “de fuera vendrán los que de casa te echarán”, dicha con todo el cariño. Nos ha servido para constatar que sigue siendo normal que es necesario que alguien de fuera repita y proponga lo que a veces se ha dicho dentro.

– Ir ampliando equipo. Los pasos que se den en la búsqueda de personas para nuevas funciones y asentamiento de procesos irán en esta línea.

– Mejora de todos los procesos internos y de la trasparencia informacional. En ello nos vamos a afanar porque somos conscientes de que nos va en ello la vida del proyecto.

– Todo desde el mantenimiento de un clima empático, gracias Jorge por la acogida, al que creo que damos gran importancia.

28082008007.jpg

 

 

 

 

 

 

El título del ‘post’ se lo debo al ‘ojo crítico’ que ayer nos acompañó en la tercera sesión de trabajo.

También hemos tenido estupendos momentos para la conversación relajada en unas reuniones

28082008001.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

que frente al coffe-break ‘usa’ cuentan con una mayor variedad como es el Ardo-Break a media mañana,

28082008.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

el Bazkari-Break al mediodía

28082008002.jpg

 

 

 

 

 

 

 

28082008003.jpg

 

 

 

 

 

 

 

28082008005.jpg

28082008004.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

y el Afari-Break, ¡qué croquetas!, según alguno y alguna de las presentes las segundas mejores del mundo,  al término de la jornada

28082008008.jpg

28082008009.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El fin de fiesta, gracias Carlos por la invitación, lo hicimos en el Casino de Lesaka. Alubias en un día de agosto caluroso, tortilla de patata increíble y postres caseros pusieron el punto y seguido y la vuelta a nuestros respectivos nidos desde donde seguimos trabajando en ‘red horizontal’

Aprendiendo de los escritores

Uno de los proyectos que este año ocupa mi tiempo además aquí por Bilbao me permite disfrutar del contacto y saber de un escritor local por su origen.

Hoy manteníamos una breve reunión para ir encauzando una de las líneas de proyecto y después mientras compartíamos bebida en estado de ayuno, sin nada que la acompañara, en dosis muy moderadas me iba nutriendo de ideas sugerentes y poniendo ante mí personas y escritores para mí desconocidos.

Ha sido una estupenda ocasión para aprender, reafirmarme, sentir que los proyectos compartidos saben mejor y que ¡zapatero a tus zapatos! ya que como suponía el conocimiento y las claves sobre el mundo literario que no del libro están muy bien en esas manos que se han mostrado en todo momento abiertas a proponer y compartir.

¡Ojalá todo vaya tomando forma poco a poco y parte de las ideas expuestas puedan llevarse a cabo a lo largo del 2009!

Una manita……

pintao.JPG

 

…. de pintura.

Hoy a la mañana después de estar pronto con un cliente en un proyecto que acaba de arrancar y que, además, permitirá, casi con seguridad, generar una red de trabajo.

El primer hilo ya está tirado y empezando a tejer.

El segundo esperamos empezarlo a partir de la semana que viene.

¿Nos llevarán los hilos al ovillo o tirando, tirando desenredaremos la maraña?

Todo es cuestión de tejer con varias manos, varias cabezas que se complementan y que ellas crecen también en el propio caminar.

Uno de los proyectos más ilusionantes para mí hasta la fecha.

Hasta aquí puedo contar.

 

Un regalo…..

 

Sí, sí. Para mí un auténtico regalo, un don que produce una satisfacción inesperada, causa sorpresa, alegra el espíritu vital y hace iniciar el día con otro toque.

Recibido ayer a la noche. Tal cual. Sólo me he tomado la licencia de convertir nombre y apellido en iniciales.

Estimado quien seas…:

Te escribo estas líneas sólo para agradecerte la ayuda que me has prestado con tu blog. Me llamo E. y, desde hace un año, se me ha metido en la cabeza montar una editorial. No sé si la primera frase que escuché fue: “¿Estás loca?”, “Eso es imposible” o “De eso no se vive”. Para el caso patatas. Vivo en Asturias, tengo 34 años y, cómo no, soy filóloga. Para rematar la jugada, tuve también la brillante idea de apuntarme a un máster de Edición que justo estoy terminando ahora. Me quedan 4 días para entregarles un proyecto editorial y todavía no sé siquiera qué distribuidoras hay, cuáles trabajan mejor con pequeñas editoriales, cuáles tienen “mejor mano” con los libreros… Eso estaba buscando cuando di contigo. Tras leerme gran parte de tu blog de un tirón (y así el dolor de cabeza que tengo en estos momentos) y sacar un montón de datos que fijo que me sirven, se me ha ocurrido agradecértelo. Antes de dar contigo, venía de entrevistarme con una editora asturiana que me dijo que una editorial pequeña no empezaba a mantenerse a flote hasta llegar a los 100 libros publicados. Imagínate mis desconsuelo, cuando mi idea era publicar unos 12 libros al año (lo que tenía planteado eran
libros para adultos de relatos con ilustraciones, con la parte “física” del libro lo más cuidada posible, y eso lleva tiempo). Gracias a uno de los enlaces que propones, llegué hasta el artículo de El País, donde se entrevista a editores que se dedican justamente a tener un fondo editorial del nivel que yo quiero. Ahora seguiré navegando. Ya apunté las editorales (algunas ya las conocía porque llevo todo el año en búsqueda del libro ilustrado para adultos, comprándome libros, hablando con libreros que no tienen ni idea de que existan tales cosas…).

Muchísimas gracias de nuevo. No veas qué dificíl es, en plena era de la información, informarte en condiciones.

Te dejo como regalo un cuentito que acabo de escribir, sacado de los comentarios de Prada sobre los cementerios de libros. Ya ves, no sólo me has ayudado, sino que me has servido de inspiración.

Mi afición me vino en una librería de lance. Buscaba yo una edición casi imposible de encontrar del Dioscórides, cuando lo vi allí, tan feo y maltratado, asomar su esquinita de libro huérfano entre otros tantos parias de la publicación. Lo tomé entre mis manos, más por lástima que por interés, y me di cuenta de que sus páginas estaban sin abrir, con los bordes de sus pliegos aún por guillotinar. Me lo llevé a casa para desvirgarlo como él se merecía: con mimo, con el placer y la precisión de un buen amante. Él fue el primero de una larga lista de ediciones sin mácula desfloradas por mí. Fue tanta mi pasión por esta práctica, que busqué empleo en un cementerio de libros. Para quien no lo sepa, los ejemplares que no se llegan a vender en cierto margen de tiempo acaban siendo destruidos, quemados o triturados hasta convertirlos en migajas sin alma. Me dieron un puesto de trabajo desde el que controlaba la cinta transportadora. No se imaginan qué terrible es contemplar la mirada inocente de los libros cuando saben que han llegado al matadero. Uno diría que oye los gritos de los que van siendo despedazados, y sus hojas se retraen, con miedo, y les tiemblan las tapas a los más cobardes.Yo hago como si quitase grapas u objetos metálicos que pudieran dificultar. Todo mentira. Llevo años dedicado a rescatar a mis virginales efebos de su cárcel de olvido. Y a veces lloro con ellos, ya en mi habitación, cuando por fin les leo sus entrañas y me preguntan
por qué, y no sé cómo explicarles que muchos de  ellos nacieron ya condenados, presos, vírgenes y mártires, en este estúpido mundo de la prisa.”

Saludos desde Asturias:
E. R.

P.D.:
Espero que tu correo no tenga nada que ver con el verdadero Barandiaran que murió en 1991 porque, la verdad, no me sentiría muy cómoda carteándome con un fantasma.