¿Qué pasa en la Fundación Novia Salcedo? ¿Es la nueva explotadora de los jóvenes?

Si la información que ha publicado el 1 de septiembre el diario norte de eldiario.es es cierta, algo de lo que no tengo motivos para dudar, el panorama es ciertamente preocupante.

Que la  Fundación Novia Salcedo que se ha vendido como modélica en sus proyectos y propuestas y que algunas instituciones  de cabecera como el Guggenheim hayan estado en el fondo, ninguneando a los jóvenes y utilizándolos como peones de brega pinta francamente mal.

Que los patronos institucionales de alguna de las instituciones afectadas parezcan callar ante lo sucedido suena, por su silencio, todavía peor.

Que indirectamente se quiera jugar con el fisco y con el dinero de los vascos pues ya ni les cuento.

Pero que todo esto se haga con el teórico manto de la excelencia en los modelos es ya como la gota que colma el vaso.

Ojalá, si es cierto, el asunto vaya realmente hasta el final.

Uno ya está canso de los ‘chiringuitos al servicio de’.

Contracorriente

Hay unas cuantas posibilidades o ejemplos.
En relación a los soportes.
Libro_Objeto_de_curiosidad
En relación al gusto que algunas personas parecen sentir por las vacaciones masificadas.
image

En relación a las grandes rutas turísticas.
image
Y, en relación a cuándo empezar a trabajar en nuevos proyectos.
Mañana 1 de julio, cuando muchas personas empezarán vacaciones, un servidor empieza a trabajar en un nuevo proyecto en el que intentaré poner todo de mi parte para que llegue al mejor puerto posible.
No seré yo quien diga cuál es. Las personas de mi entorno y amigas ya lo saben y conocen también la ilusión que me hace.
Así que allá vamos… mientras sigo disfrutando de los paisajes, los espacios y la buena compañía que siempre está cerca.
image

De disciplinario a improcedente. La obsesión por la coherencia ¡Eso dicen!

Me vais a permitir que juegue un poco al gato y al ratón.

Vengo de una comida con larga tertulia muy instructiva. Siempre aprendo con ella.

putacalleComida que, además, a ratos ha ido ampliando y variando su número de comensales. Éramos dos, que hemos sido tres y, en los postres, cuatro más adláteres en torno a la mesa a cuenta de un ágape que en paralelo había montado Planeta para ‘boicotearnos’ la comida. Esto último es broma. Cierto es que en el mismo espacio, ellos dentro y nosotros en terraza, los chicos de Planeta estaban con libreros y con Jesús Carrasco autor de Intemperie que anda de ‘bolos’ por Bilbao.

Parte del relato de la comida ha sido tan espeluznante y casi en línea con la noticia Amazoniana que recibo por correo.

Uno ya, tristemente, se empieza a creer que cualquier cosa es posible.

Así, en la comida de hoy, me entero de algún ejecutivo de ‘editorial religiosa’ que declarando en los medios, busquen busquen, su ‘obsesión por la coherencia’, no tiene, al mismo tiempo,  ningún problema en convertir un despido que se le presenta al trabajador como disciplinario, se supone que sus motivos habría, más de apariencia de chantaje que reales, en un despido improcedente.

Las formas y fondos que en algunas, ya muchas, de las empresas del sector del libro empiezan a darse en lo referente a lo laboral y al trato que los trabajadores reciben empieza a ser más que preocupante. Si el mismo, además, va recubierto de ‘aura religiosa’ no os quiero ya ni contar.

Ya se sabe, por delante siempre el palo, la cruz, la disciplina y el castigo para ver si se consigue meter el miedo en el cuerpo. Por detrás, por si acaso, el recule

He podido ver de primera mano la carta de despido y ¡qué quieren que les diga! No hace falta irse a Alemania para comprobar que existen modos y formas fascistoides con el ‘amén eclesiástico’. ¡Faltaría más!

Fruto del trabajo

He hablado ya por aquí varias veces de la Posada la Robleda.

He vuelto por allí este fin de semana.

Se ha convertido en mi ‘espacio de huida-acogida’ en Cantabria.

Me tratan bien, me siento cuidado, disfruto del espacio, sobre todo de su porche a las tardes.

Javier y Neli han levantado el proyecto y lo mantienen con todo su esfuerzo y más en estos tiempos que corren.

Seguir leyendo “Fruto del trabajo”

Pasito a pasito, retirarse a tiempo o saber esperar

Me ha gustado la entrada de Ángel María Dando un paso atrás.

Puede ser que tenga relación con alguno de los temas que me rulan por la cabeza y con una conversación reciente mantenida en Madrid en una noche tranquila de buen tiempo, en una terraza.

Creo que es importante lo que nos-me señala:

– Saber retirarse a tiempo

– Saber reconocer para qué puede valer uno

– Saber reconocer con ello que hay personas mejores, más preparadas o más valiosas para determinadas tareas

Ante esas frases de ‘chico tú vales mucho’ el reconocer las limitaciones, que es también una forma de reconocer nuestros puntos fuertes, y el no empecinarnos con lo que nos traemos entre manos, creo que es una buena y pequeña lección.

Ello permite también el admirar las cualidades y valías de otros.

Hoy twitteaba a primera hora de la mañana:

¡Qué gusto recibir noticias ilusionantes de una amiga al iniciar el día!

Tenían relación con el trabajo, algo que parece escasear en estos tiempos.

Ella vale mucho, mucho para lo que le han ofrecido y quien le ha escogido ha tenido buen ojo.

Con ello además quizás ella haya aprendido que a veces los silencios solo son tiempos buenos para la reflexión y la espera.

A vees no es cuestión de moverse, sino se baber esperar. Otras, lo importante es dar ese paso atrás o, incluso, parar para resituarse.

No siempre es fácil acertar con los ritmos y lugares y en muchas ocasiones andamos, ando, con el paso cambiado.

Prevacaciones…..

para algunos.

Es curioso ver el ambiente que hoy se respira por Lakua.

Por un lado ganas de irse y por otro de tener que terminar algunos asuntos sin falta.

Los que nos encontramos en Pretrabacaciones, es decir, los que haremos un mix trabajo-vacación lo vivimos con otro aire.

En cualquier caso a los que les toque disfrutar que lo hagan; a los que vuelven, que también los hay, que vengan con ganas y a los que nos toca el ‘mix’ que nos lo tomemos con sosiego; pero a ser posible que todos disfrutemos.

¡ Al abordaje!

Los inicios de cualquier nuevo proyecto son siempre una pequeña incógnita, una gozosa duda que provoca un cierto cosquilleo, algo de respeto e incluso una cierta sensación de miedo escénico.

El viernes, hablaremos más despacio dentro de unos días, empezó de manera más formal la andadura de un nuevo proyecto que debería tener concreciones antes de terminar este año 2009.

Cuando esa misma mañana recibía este correo de uno de los mi embros del equipo de trabajo…..

Estimados compañeros de singladura:

Ayer entramos en la sala de máquinas, comprobamos válvulas de presión, ajustamos líquidos, cargamos combustible y, hoy, metemos un punto en la velocidad de crucero.

Al abordaje.

pensé que todavía las aventuras con personas merecen la pena.

Quizás siguen siendo las únicas que merecen la pena en nuestra vida.

Por cierto la persona que lo escribe tiene ya unos años, pero desde que le conozco siempre ha tenido la ilusión a flor de piel.