8 librerías más con el sello de calidad

Traficantes de Sueños, Rafael Alberti, Tipos infames y La Buena Vida (Madrid), Códex (Orihuela, Alicante), Popular (Albacete), Noviembre (Benicàssim, Castellón) y Patagonia (Valencia) son las nuevas librerías que cuentan ya con el sello de calidad y que hace que el número de las mismas supere ya las cincuenta.

Según va pasando el tiempo tengo la sensación de que quienes están moviendo pieza hasta la fecha son, por una parte las librerías que se someten a la evaluación y la administración que pone unos euros. Los editores, no siguiendo ni con mucho el modelo francés se mantienen en esa distancia controladora que poco aporta y mucho vigila.

Interesante ver a librerías especializadas por el tema, como por ejemplo Patagonia.

¡Felicidades a las nuevas librerías!

Todas ellas y las anteriores, como dicen los amigos de Tipos infames, podrán gritar con más fuerza que nunca que somos una librería de qualité, liberté, égalité et fraternité.

Parece, además, que el proyecto sigue adelante ya que se ha procedido a la firma del nuevo convenio de colaboración entre la Dirección General de Industrias Culturales y del Libro y la Asociación de las Cámaras del Libro de España, para el “mantenimiento y promoción” del Sello de Calidad de Librerías.

Ojalá se vaya afinando en el camino.

 

¿Quién traza las líneas de la independencia en el sector del libro? La red de relaciones

Leo con interés el artículo de eldiario.es La literatura ‘menos rentable’ logra las ventas más estables  En el mismo, con La Fuga como centro, se enumeran un conjunto de librerías definidas como independientes por el autor: Cambalache (Oviedo), Traficantes de sueños (Madrid), La Pantera Rossa (Zaragoza), Katakrak (Pamplona), Bakakai (Granada) o La Clandestina (Cádiz)- de las que se dice que “somos una red que ofrecemos más que la venta: prescripción librera, el servicio de proximidad del comercio tradicional y la creación de comunidad abriendo los espacios a actividades culturales”.

De algunas de ellas hemos hablado en más de una ocasión en este blog y nos han servido de acicate y modelo para plantear distintas reflexiones y propuestas. Traficantes, Katakrak, La Pantera Rossa, La Fuga han tenido, tienen y seguirán teniendo presencia por aquí y su praxis y modo de hacer me han sugerido más de una reflexión.

En este blog he hablado y utilizado con frecuencia el concepto de librería independiente. Basta con consultar todos los contenidos que incluyen precisamente esa etiqueta, librería independiente. Incluso, recientemente, he movido y animado a firmar la Carta de los libreros independientes.

Echando la vista atrás, me he reencontrado con un artículo que escribí en el primer número de Texturas que podéis adquirir si la curiosidad os puede por 4,99 euros en pdf. El artículo llevaba por título Edición, ¿independiente o interdependiente? y tenía como base una encuesta realizada entre agentes del sector del libro.

La reflexión o el planteamiento creo que es igualmente válido para las librerías.

Recupero del mismo los rasgos descriptivos que fueron recogidos de entre los propuestos por los encuestados:

Seguir leyendo “¿Quién traza las líneas de la independencia en el sector del libro? La red de relaciones”

¿Se puede luchar con libros? Quizás en los sueños de los Traficantes…

libreria_traficantes_de_sueños_fachada

Una librería es un termómetro de alta sensibilidad, especialmente en nuestro caso, por la especialización que tenemos en pensamiento crítico, en humanidades… Hemos ido viendo temas y momentos que se han podido acompañar a través de los textos. Al principio por nuestra especialización encontrábamos mucho material descatalogado de los años 70 y 80 de formación política clásica y ahora vemos cómo esos textos han empezado a rescatarse. Por poner un ejemplo, eso está pasando con los textos de Rosa Luxemburgo, las obras completas Marx y Engels y otros muchos. Hay interés por volver a discutirlos, incorporarlos. También cambian las generaciones y cambian los movimientos políticos. La librería te permite tener una visión muy amplia de ese recorrido, de las temáticas que han podido provocar más discusión, más debate, cuáles se mantienen en el tiempo y cuáles desaparecen o se transforman. Es muy, muy interesante…

Merece la pena leer la entrevista completa a Blas y Beatriz de Traficantes en El Asombrario

 

Lavapiés ¿un barrio librero?

Si ayer hablábamos de ‘librerías de campo y playa‘, hoy nos acercamos a uno de los barrios que parece traer consigo el ‘despertar de las letras’: Lavapiés, un barrio inundado de librerías.

Alguno dice que las librerías llegan al barrio cuando los lectores ya se han ido, pero eso, en cualquier caso, lo dirá el tiempo y los resultados.

Las que a continuación aparecen son sólo una muestra, porque si husmeas encontrarás más.

Así que hoy, como ya es lunes, nos hemos puesto en plan urbanita.

barriodeletraspdf2

Traficantes de sueños Premio Librería Cultural 2015. ¡Toda una osadía!

Me encantan y me alegran siempre los Premios Librería Cultural; pero quizás el de este año tiene un sentido y significado especial.

Me atrevería a decir, y me alegra, que el Jurado ha sido atrevido al premiar un proyecto claramente asentado pero que, en gran medida, se sale de lo habitual.

De Traficantes he hablado unas cuantas veces en este blog. De ellos y de otras cuantas librerías que trabajan y cooperan desde unas ideas y unos planteamiento compartidos.

Y que dede una Institución, CEGAL en este caso, el jurado tenga la sana osadía de premiar la cooperación, la transformación, la agitación y la mirada crítica es todo un gusto y una alegría.

libreria_traficantes_de_sueños_fachada

El jurado del Premio Librería Cultural 2015 ha decidido otorgar el galardón correspondiente a la decimoséptima edición a Traficantes de sueños, un proyecto de economía social, gestionado como cooperativa, que se inició en 1996 con la aspiración de aportar contenidos y animar debates útiles para la acción transformadora, a través de los movimientos sociales y vecinales. El jurado valoró “una actividad que reivindica la figura del librero como agitador cultural, y que, teniendo como he herramienta principal al libro, fomenta la mirada crítica hacia la realidad y la cooperación ciudadana”.

El importante papel desempeñado por las librerías de proximidad en la dinamización cultural es uno de los factores que hace que el cierre de uno de estos establecimientos deba ser lamentado como una pérdida en ocasiones irreparable en el tejido social de barrios y comunidades. Es por ello que el premio a la Librería Cultural destaca los mejores valores de una profesión de carácter vocacional, con una fuerte voluntad de servicio público.

En palabras de Blas Garzón, representante de la librería, Traficantes “nació como un lugar estable y abierto donde poder encontrarse, discutir y tener al alcance materiales para la formación del tejido social. Con un fondo editorial pequeño y gracias a la complicidad de muchas editoriales y distribuidoras la librería se puso en marcha con un formato asociativo, esto es, con el compromiso de decenas de personas de adelantar sus compras a través de cuotas. Una herramienta humilde de economía alternativa que permite dotar de cierta estabilidad al proyecto en sus primeros momentos”.

Librerías cooperativas por la radicalidad… ¿son radicales en la praxis de verdad?

De algunas de ellas hemos hablado aquí, las hemos visitados. Con otras tenemos visita pendiente.

Librerías cooperativas por la radicalidad democrática del mundo, uniros! Con Traficantes de Sueños (Madrid), La Pantera Rossa Csl (Zaragoza), Katakrak (Iruña), Synusia (Terrassa), La Vorágine / Cultura Crítica (Santander) y La Libre (Málaga) –de nuestra red–, pero también por con otras librerías amigas del resto del estado, La Ciutat invisible (Barcelona), La Fuga (Sevilla), Cambalache (Oviedo), etc…

Su nacimiento, evolución y algunas prácticas concretas han generado en algunos casos discusión, han provocado interrogantes y lo que sí es claro que no dejan a casi nadie indiferente.

Tengo la sensación de que a la mayoría de ellas, el lío asociativo sectorial les da bastante de lado porque el libro para ellos es una parte de su apuesta, una ‘caja de herramientas’ como afirman en algún caso en el propio vídeo.

Creo que tienen el valor de interrogar, sólo con su presencia, parte de los discursos complacientes que existen sobre la generalidad del mundo librero. Ellas demuestran que no todo es lo mismo y que los puntos de vista pueden ser distintos.

Otro tema de discusión y debate más sugerente sería con qué parámetros, con qué variables medimos la radicalidad.

Aquí dejo un listado, como primera lluvia de ideas de posibles variables.

  • Los contenidos y los soportes con los que se trabaja.
  • Las condiciones de trabajo de las personas que están en el proyecto. (Salarios, horarios, formación…)
  • La estructura societaria, empresarial o asociativa escogida.
  • La ubicación de la librería.
  • La red de relaciones que se tejen. (asociativas, empresariales, comerciales, vecinales, con los clientes, con otros colectivos, con otros sectores de la cultura…)
  • Las entidades financieras donde se tienen los dineros.
  • La propiedad o no del espacio.
  • Las actividades que se realizan.
  • La reflexión que se genera y se aporta.
  • El nivel de infraestructura tecnológica y digital que se utiliza.

En la praxis, más allá de los discursos es, al fin y al cabo, donde se sustenta y cobra sentido la radicalidad y el proyecto.

¿Qué es una librería? Librerías underground en Madrid

Joan Fàbregues de La Llar del llibre pone indirectamente el dedo en la llaga en unas recientes declaraciones cuando afirma (no traduzco porque creo que se entiende):

No incloc aquí algunes altres que també es dediquen a vendre llibres de text, i papereria perquè per a mi és un sector diferent dels que només fem llibres de lectura.

Digo que pone el dedo en la llaga al trazar una línea siempre difícil y complicada, pero que en este caso se delimita con cierta claridad al excluir a los puntos de venta que centran su negocio en el libro de texto y la papelería.

Seguir leyendo “¿Qué es una librería? Librerías underground en Madrid”