Contaminación digital

Nada sale gratis. Todo tiene un costo.

Nada es tan limpio como parece, tan abierto, tan puro…

Todo acaba de una manera u otra infoxicando en cuanto a los contenidos y/o contaminado en cuanto a su soporte, sostenibilidad y gasto energético.

Millán vuelve a estar brillante abriendo nuevas vías líquidas donde aquí en lo digital, tampoco es orot todo lo que reluce.

Actualización (19/01/09): curioso saber a dónde llevamos los países ricos los soportes que intoxican, contaminan y tienen un costo ambiental importante. Quizás sería mejor aplicar que cada país lave  los ‘trapos sucios en su casa’ y no en la del vecino.