Puesta en marcha de una librería. Pasando la cuenta de la vieja de la servilleta al excel

La acogida y comentarios que ha provocado la entrada Puesta en marcha de una librería, la cuenta de la vieja me ha animado a trasladar la misma de una manera sencilla a un excel y enriquecer que no complicar la misma con algunos de los comentarios recibidos, públicos y privados, que incluiré.

Quiero aprovechar primero para aclarar o poner en situación el porqué de la entrada anterior. Hay unos cuantos motivos. Señalo sólo algunos de los que me parecen más importantes.

  1. Están apareciendo bastantes proyectos y realidades de nuevas librerías que abren. En muchas ocasiones van unidas al autoempleo y en algunas de ellas, no en todas, no cuentan con unos números de partida realistas. Pensemos, sólo por poner un ejemplo, que muchas de las librerías que aparecen recogidas en los Mapas de librerías de Cegal facturan según dicen por debajo de los 90.000 euros. Ello puede llevar a error a la hora de hacer unos primeros números.
  2. Es cierto que ni incluí antes, ni incluiré ahora, la inversión inicial mínima para unas existencias con sentido. La misma, eso sí lo digo, después de haberla contrastado y encontrar propuestas muy cercanas o iguales, debe rondar los 30.000 euros. Es el riesgo empresarial que se debe correr junto con, si es el caso, la reforma o la inversión en el local.
  3. He planteado, por aclarar también, unos sueldos mínimamente dignos pensando en personas con titulaciones superiores y que arriesgan. En lo referente a la Seguridad Social he pensado en estructuras de autónomos. Hay quien me ha comentado y no le faltará razón que hay librerías que sólo pagan 12.000 euros al año. Habrá incluso otras que se den un sueldo menor. Ni entro, ni salgo. Cada uno decide entre lo que puede y lo que quiere, pero en lo estructural no creo que esté de más dejar caer la reflexión sobre el hecho de si en algunos casos, bajos sueldos para muchos estén impidiendo la consolidación de estructuras con más garantías.
  4. Me han sugerido algunos elementos más a tener en cuenta. Voy a incluir la mayoría, aunque no los voy a contabilizar porque probablemente ‘aumentaría la situación de pánico’ y, en algunas ocasiones, no los considero indispensables para, insisto, los primeros números.
  5. Con todo ello he montado un excel sencillo, pensando en responder a la pregunta de ¿Qué ventas debo tener para mantener, por lo menos mis gastos, si estas ventas tienen un margen medio del 30%? El que presento, si sois cuidadosos, os permitirá ir jugando con los gastos hasta que encontréis el umbral razonable o, también, hacer un primer acercamiento para ver si una librería os puede merecer la pena. No quiero olvidar en este sentido, el sutil comentario de Miguel Ángel San José, sobre la necesidad de valorar el ‘coste de oportunidad’ de abrir ahora una librería.
  6. Sé que es imposible responder a todas las casuísticas. A algunas que me han hecho llegar personas en privado he intentado o responder o plantear, según mi criterio y opinión, los elementos necesarios a tener en cuenta.
  7. Algunas personas han planteado también que no he tenido en cuenta ni las Ferias, ni, por ejemplo, la venta de libro de texto. Ambas, como muchas otras, entran ya en el ámbito de la estrategia de cada una de las librerías. La pregunta en estos casos, sería: cuánto me va a aportar y cuánto gasto suplementario me va a generar. De hecho, sobre, por ejemplo, la Feria del Libro de Madrid ya hice también en su momento una ‘cuenta de la vieja‘.
  8. He incluido una segunda hoja manteniendo los gastos y pensando en una librería de segunda mano, cada vez con más peso, que compra, algo que es habitual, los ejemplares a 0,20 y los vende a 2 euros. Lógicamente, el volumen de facturación necesario varía.
  9. Quien desee el excel se lo puede descargar (Acceder) Y, si hay algún problema, no dudéis en contactar.
  10. Gracias finalmente de nuevo por todos vuestros comentarios, sugerencias y agradecimientos.
Anuncios

Puesta en marcha de una librería. La cuenta de la vieja… en una servilleta

Siguen abriendo librerías. Lógicamente, también cerrando.

Disfruto cuando me entero y cuando algunas de ellas me escriben, consultan o me piden opinión y acompañamiento en los procesos.

En muchas ocasiones, la primera conversación de puesta en situación y los primeros números los suelo trasladar en una servilleta o en una hoja de la libreta.

Aunque sé que aquí se rompe el ritmo de la conversación en torno a un café o una cerveza traslado algunas de las cifras que suelo plantear con la finalidad fundamental de que la gente se lo piense antes de seguir adelante.

Ahí va.

Si quieres abrir una librería tienes que plantearte un plan que te permita facturar como mínimo 150.000 euros al año.

Por qué esa cifra.

150.000 euros con un 30% de descuento te va a dejar limpios brutos la cantidad de 45.000 euros.

Entiendo que quieres cobrar y en la medida en que arriesgas un sueldo de una mínima dignidad. Pongamos que el mismo sea de 1.500 euros y 14 pagas, lo que hace un total de 21.000 euros.

De esos 45.000 sólo te quedan ya 24.000.

Se supone que pagarás autónomos como mínimo y que como empiezas te vas a la cotización inferior que se sitúa en torno a los 270 euros al mes que supone al año 3.240.

De los 24.000 sólo te quedan 20.760.

Se supone que necesitarás un local. Calculemos el espacio del mismo como mínimo en torno a los 60 metros y un alquiler que en muchas ciudades puede que no baje de los 1.000 euros al mes que en un año supondrían 12.000

De los 20.760 sólo nos quedan 8.760.

Tendremos gastos de comunicación y marketing a los que vamos a dedicar 200 euros al mes lo que nos hace la bonita cantidad de 2.400 euros al año.

De los 8.760 nos quedan 6.360.

Hemos tenido, recordar que estamos en el primer año que poner en marcha el negocio para lo cual hemos tenido que invertir en mobiliario, rotulación, soporte informático, material de merchandising… situemos esa inversión de arranque en torno a 18.000 euros para la cual hemos pedido un crédito que vamos a devolver en 5 años. La cuota mensual rondará los 375 euros. Lo que supone al año 4.500 euros.

De los 6.360 nos quedan 1.860.

Yo recomiendo contratar alguien que lleve la contabilidad y los papeles. Nos puede salir por unos 600 euros al año. Quizás los 600 euros mejor pagados para quitarse de lío.

De los 1.860 nos quedan 1.260 que los dejaremos, sin entrar en más detalles como ‘ínfimo fondo de maniobra’.

Ahora viene, la segunda parte que aún siendo mínima hay que ver cómo se hace.

Damos la vuelta a la servilleta y pensamos: ¿Qué supone vender 150.000 euros?

¡Vamos a ello!

Según los datos de la Federación de editores el precio medio del libro de literatura ronda los 12 euros. Como vamos a vender algo de ensayo también que tiene un precio medio un poco superior, pensemos, es un suponer que el precio medio de ejemplar/venta sea de 13,5 euros. Eso quiere decir que a lo largo de un año, tenemos que vender aproximadamente 10.750 ejemplares.

Pensemos quitando domingo y fiestas de guardar que vamos a estar abiertos 300 días al año. Como además somos muy currelas vamos a estar en horario continuo, pensemos que los cálculos son sólo para una persona, pero… es un pensar. Horario de 10:30 a 20:30. 10 horas diarias. Lo que es lo mismo, 3.000 horas al año.

Como tenemos que vender 10.750 ejemplares querría decir que deberíamos vender 3,58 ejemplares a la hora o, si lo preferís, un ejemplar cada 17 minutos.

Si eres capaz pues de trabajar 3.000 horas y creer que puedes vender un libro cada 17 minutos, adelante.

Si piensas que serían por lo menos necesarias dos personas (1.500 horasxaño de jornada laboral), podemos plantear que se mantengan todos los demás gastos fijos menos los salarios y seguridad social. Unos gastos al año, suponiendo que seamos dos autónomos en una Comunidad de Bienes, de 24,240.

Para conseguir limpios, esos 24.240 habría que facturar 80.000 euros más.

Ellos elevaría la facturación a 230.000 euros que supondría tener que vender en torno a unos 17.000 libros al año. Lo que supone, 5,7 libros a la hora o un libro cada 11 minutos.

Esta es, resumiendo, la cuenta de la vieja.

Un último tema o pregunta. Y ¿para vender eso? ¿cuántos libros tengo que tener en la librería?

Podríamos considerar un buen ratio el rotar cuatro veces las existencias a lo largo del año. Ello quiere decir que le valor de las existencias sería de 230.000/4=57.500 euros. En libros 57.500/13,5(precio medios)= 4.250 títulos aproximadamente.

¿Variables?

¡Muchas!

Venta de productos que nos dejen más margen, ventas fuera del local, menos sueldo…

Pero creo que los números planteados no son disparatados.

Ahí los dejo.

Espero que puedan ser útiles para quien quiera empezar y, también, por qué no, para interrogarnos dónde debemos situar el ‘escalón inferior’ a la hora de hablar de librerías como proyecto empresarial.

Dicho todo lo anterior y en la medida en que cada uno arriesga su tiempo y su dinero es muy libre de hacer lo que en su caso crea más conveniente.

 

 

Según la FGEE, aumenta la venta de ejemplares en papel y disminuye la venta de ejemplares en formato digital

La nota de prensa de la FGEE sobre el Avance del Análisis del Mercado Editorial en España incluye algunas informaciones que son, creo interesantes, y que no he visto reflejadas en los medios de comunicación.

He sido siempre bastante crítico con los datos de Comercio interior, basta con que se paseen por este blog, pero he de reconocer también que nadie hasta la fecha ha sido capaz de poner encima de la mesa una información y unos datos de más calado. Así que estos son los bueyes-datos que tenemos para arar.

Ya sé que habrá quien diga que hay una parte importante de facturación que no pasa por este estudio. En este caso, no está de más recordar que esto ocurre tanto en el digital como en el papel.

Aún con todo y en relación al papel, los datos en relación al número de ejemplares vendidos don mejores que en el 2015.  En el año 2016 se vendieron 157,23 millones de ejemplares, un 1,2% más que en 2015

Con el digital parece que no ocurre lo mismo. Aunque la cifra de negocio del formato digital ha aumentado un 1,5% que es inferior al IPC interanual, el número de ejemplares vendidos ha descendido un 2,8 %.

El número de ejemplares es siempre un dato interesante y complementario al volumen de negocio.

Si tenemos ambos datos en cuenta, cifra de negocio y número de ejemplares, podemos afirmar que hay un retroceso en el soporte digital, tanto en la cifra de negocio, donde el aparente crecimiento no llega ni siquiera al del IPC, como en el número de ejemplares vendidos que en números absolutos es inferior al año anterior, marcando así una tendencia distinta a la que parece marcar el soporte papel.

Si, además y siguiendo con la misma fuente, tomamos un poco de perspectiva abarcando más años en la evolución de la facturación podemos observar que hay, con mayor claridad todavía, una aparente tendencia al estancamiento en el crecimiento.

Comparativo Soportes 2010-2016. Elaboración propia

Resulta difícil poder mantener con estos datos la importancia del libro electrónico, su penetración relevante e, incluso, es difícil, por lo menos a mí así me lo parece, atisbar una evolución relevante a fecha de hoy.

Seguiré en próximas entradas aportando algunas otras reflexiones.

Francia. Las relaciones comerciales, las ventas…. Comparando y aprendiendo

Dos estudios recientes, franceses relacionados con librerías y la cadena de valor que nos pueden ayudar a ampliar la mirada y a contextualizar las afirmaciones que quizás a veces se hacen o hacemos a la ligera.

De primeras la sensación es que en Francia las librerías gozan de una mejor situación. Hay, aparentemente más ayudas, más apoyos… Pero…

si vamos a los datos resulta, por ejemplo que en Francia, en el 2015, es el lugar de compra para el 22% de los usuarios y en España las librerías, sin contar las cadenas, se llevan el 33,5% de la cifra de facturación.

Leer más “Francia. Las relaciones comerciales, las ventas…. Comparando y aprendiendo”

La 74 Feria del libro de Madrid ya casi a la vuelta de la esquina

Estamos a 12 días vista del inicio de la Feria del libro de Madrid. El 29 de mayo será el pistoletazo de salida.

El excelente libro sobre Historia de la edición publicado por Marcial Pons permite echar la vista atrás y tomar un poco de perspectiva para darnos cuenta que hay muchas situaciones que vienen ya de hace unos añitos y que ahí parecen, con sus matices y requiebros, seguir estando estancadas.

No tengo ninguna intención de polemizar sobre ellas. Sí creo que es interesante constatar que hay ‘polvos y lodos’ históricos.

Situémonos hace 50 años o ahora….

DSC_0001Claro que si modificamos el punto de vista y pensamos todos en los lectores quizás algo cambiaría porque como deja entrever Guillermo Schavelzon con inteligencia Vender más libros no significa crear lectores.

 

Cuidado con las flores de un día… A cerca de los datos del Sant Jordi

Las rosas tienen también espinas. El que no se consuela es porque no quiere… pero cuidado con las alegrías ligeras.

Unas notas rápidas del 2015 hasta el 2001 relacionadas con los datos de ventas que se han facilitado.

– 2015: 20,3 millones de euros

– 2014: 19,4 millones de euros

– 2013: 18 millones de euros

– 2012: 18,3 millones de euros

– 2011: 19 millones de euros  y otros dicen que 17

– 2010: 20 millones de euros

– 2008, 2009: 20 millones de euros

– 2007: 20 millones de euros

– 2004: 18 millones de euros

– 2001: 3.200 millones de las antiguas pesetas. Es decir  19.232.387,34 de euros

Si el IPC del 2001 al 2015 supone un 36,6% deberíamos estar hablando para igualar de unos 25 millones de euros…..

Así que, quizás, alegrías las justas y un poco más de mirada en profundidad.

Siempre suele haber un ‘amigo aguafiestas’ 😉

Comercio Interior del Libro 2013. ¡La saga! -5

¡Trabajo, quiero trabajo! 

Ya lo cantaba Atahualpa Yupanqui

Hay un detalle curioso, aparentemente, en toda la evolcuión de los datos de Comercio Interior. La disminución de la cifra de negocio es tremendamente significativa y, en cambio, no es tan importante la pérdida de empleo que se produce.

Supongamos que planteásemos como ejercicio a unos alumnos espabilados el siguiente:

Leer más “Comercio Interior del Libro 2013. ¡La saga! -5”