Filipinas, tierra de tifones. Muchos pocos hacen un mucho…

Un correo que llega allá por enero, cuando el año se despereza.

Una propuesta colaborativa que busca complicidades. Con muchas manos, muchas miradas sobre las miradas de otra persona a una realidad que le conmueve, le remueve y le emociona. Un trocito y unas personas en Filipinas.

Un pequeño grano de arena, pizcas de generosidad, transformadas en texto para poner voz, voces y nuevas miradas a las imágenes que han sido la primera mirada de una realidad.

La continuación de la historia, se la tomo prestada a Noe… que cuenta todo tan bien porque Lorena ya lo había contado…

Así se titula el libro que os quiero vender, amigas y amigos. Y como, mucho mejor que yo, lo cuenta su autora, Lorena Fernández en su blog, copio más o menos lo que ella escribe y cambio la primera persona por la tercera.

En el verano de 2016 Lorena Fernández se fue a desempeñar una labor de voluntariado a Cagayán de Oro, Filipinas. A su regreso a este Bilbao que tenemos en común, le sobraban las ganas de hacer algo más y se puso de acuerdo con Nati de la Puerta, aka Jaio La Espía, dueña y señora de la editorial A Fortiori, para llevar adelante el proyecto Filipinas. Tierra de tifones.

Consistía en publicar un libro con fotografías de Lorena Fernández y textos de sesenta cómplices reclutados para esta batalla, entre los cuales me siento orgullosísisisima de figurar.

Si tú también quieres ser parte de esto, compra el libro, anda. Lo recaudado será para las niñas y niños de Cagayán, que necesitan transporte público para ir al colegio. Y ya sabes lo importante que es ir al colegio, ¿verdad? Pues, hala, a comprar se ha dicho.

Y… atentos a la presentación de la que tendréis noticias en breve.

 

¡Resaca de la buena!

Si los libros son una excusa para generar conversaciones porque sino, al final, son casi obras muertas, el paso de Alejandra por Bilbao y su No hay tres sin dos ha sido un pequeño ejemplo y disfrute de dos días conversacionales.

Foto0486

Ahora que hace un ratito Manuel y Alejandra caban de partir para Madrid quiero aprovechar para agradecer la generosidad de algunas mujeres.

Sóloo quiero dejar algunos apuntes que seguro que los que hemos disfrutado de algún momento de estos dos días sabemos leer entre líneas.

1. Ha habido momentos maravillosos de sorpresa y encuentros inesperados.

2. Ha habido personas de guera que han vivido la tarde-noche del jueves como un regalo.

3. Doce miradas ha conseguido gracias al trabajo insistente, pero sobre todo sutil de Noe, algunos compromisos implícitos y/o explícito a futuro porque sino ¡hay peligro de aplicación de tercer grado.

4. Se agradecen siempre, las conversaciones inteligentes, sutiles, cariñosas y la variedad de puntos de vista.

5. En Al-Txile nos hemos sentido las dos noches como en nuestra casa. Cuidados y agasajados con buena comida y mejor tequila. Algunas han podido comprobar que el picante de los chiles puede ser superior al de alguna conversación.

6. Se agradece que el distribuidor llame a la mañana siguiente para ver cómo ha ido la presentación.

7. Es extraordinario que fruto de la presentación alguien compre 9 ejemplares de golpe para regalo. Prometo que es verdad y, además, nos contó la historia.

8. Para Noe, Beatriz y Elena, todo el agradecimiento del mundo. Han sido generosas con su tiempo, divertidas´e irónicas en su discurso y conversación y unas cómplices maravillosas para que todo rodara. Han demostrado que el valor que se aporta es impagable porque no tiene precio.

Foto0487

9. Hemos decubierto que las ausencias inesperadas también dan mucho juego.

10. Sin librería, gracias Javi, y sin lectores el acto no habría tenido sentido.

11. Y sin editor y autora tampoco hubiera sido posible.

Así que ahora que todo se va apagando queda ¡RESACA DE LA BUENA!

El editor, asomado a su balcón bilbaino, donde quería acabar esta ronda, miraba al horizonte quizás con nuevos sueños a la cabeza.

La autora, después de estos dos días en Bilbao decía que tenía nuevas historias volando en su cabeza.

Veremos en qué queda todo.

De víspera se conoce al santo…Alejandra y su regreso a Bilbao

alejandraCada libro hecho con ganas es único para el autor.

Cada presentación y encuentro con amigos y potenciales lectores es siempre la primera vez.

Cada regreso a donde vivimos en un tiempo, trae un guiño de nostalgia y de recuerdos.

Cada nueva posibilidad de encuentro siempre puede regalarnos alguna sorpresa y alguna nueva mirada.

Algo de esto cosquillea a Alejandra con su último libro, la presentación de mañana jueves y su regreso a Bilbao.

Algo de eso, también me cosquillea a mí con la duda siempre presente en una presentación sobre si todo saldrá a gusto de los presentes y si estos serán muchos, pocos o los suficientes.

Conocí a Alejandra gracias a Manuel Ortuño. Ya escribí por aquí en su momento que

Alejandra es una mujer sabia. Con la sabiduría, la única posible, que da la vida vivida con intensidad.

Quienes queráis disfrutar de su sabiduría de la vida que es la única que vale tenéis la ocasión de hacerlo mañana en Bilbao.

presentacionnohaytressindos_camaraY para los que no podáis acercaros o para que aquellos que lo hagan sepan un poco más de ella os dejo un texto en el que ella se autopresenta:

Tras mi paso por el mundo del cine, trabajando con directores como Arturo Ripstein o Jaime De Armiñán, y con actrices como Zsa Zsa Gabor, me dediqué al mundo de la música en mi país, México. Esta vez, colaborando con artistas como Joaquín Sabina, Luis Eduardo Aute, Silvio Rodríguez… entre otros.

Volví a España en el año 2003, sin más intención que pasar unas vacaciones. Pero la vida dio un giro inesperado y terminé casada con el editor Carlos Álvarez-Ude, quien, para mi tristeza, emprendió el vuelo antes de tiempo.

Fue él quien me animó a escribir narrativa. Yo había trabajado como guionista en varias ocasiones, pero nunca me había planteado la literatura en serio.

En 2009, gracias a un editor más osado que yo, Manuel Ortuño, se publica en Trama editorial, Cuentos chinos, con prólogo de mi admirado Luis Eduardo Aute. En 2012, con la misma editorial, se edita Pizca de sal, comentado por Luis Alberto de Cuenca, ex Director de la Biblioteca Nacional. En 2013, dentro de la colección Hypatia de la editorial Vivelibro, se incluye Julia, mi primera novela corta.

En mayo de 2014, Trama editorial presenta No hay tres sin dos, con un padrino de lujo: John Hemingway, nieto del Premio Nobel del mismo apellido.

Y entre libro y libro, alimento mi blog:

www.alejandradiazortiz.wordpress.com

Trivia

Ha llegado el momento de recoger las preguntas.
Encoger el corazón y continuar imaginando
las respuestas.
De eso se trata este juego, vida mía.
Y tiro porque me toca.

Una nota final pero importante.

Dar las gracias desde aquí a Elena Sierra, Beatriz Celaya y Noemí Pastor por querer ‘jugar’ a los guiños y complicidades; a Javier y el personal de la Librería Cámara por invitarnos a su casa y a todos los que vengáis y os acerquéis por dar calor y color al encuentro.

¿Nos vemos mañana?

Bautismo de “No hay tres sin dos” en la Librería Cámara de Bilbao

presentacionnohaytressindos_camara

¿Os animáis?

Escribe Alejandra en su blog:

Algo escribió Luis Eduardo Aute en el prólogo de Cuentos chinos sobre «la irregularidad caótica justificada por el contenido» de mis cuentos. Yo agregaría que el caos, entendido como algo que sucede para desarmar el orden que uno se empeña, inútilmente, en conseguir, se extiende al resto de mi vida.

Les cuento esto, porque nunca se me habría ocurrido imaginar que la presentación «mundial» de mi último libro sería en Bilbao, ciudad muy especial para mí, y a la que regreso después de unos cuantos años, uno más otro menos. De hecho, por aquella época, nada más lejos que pensar en escribir un libro. Mucho menos cuatro. Esa primera vez, como siempre que he cambiado de país, ciudad, continente, fue por un amor. ¿Por qué sí no?

En este segundo viaje a la ciudad de las Siete calles, las cosas han cambiado. Un cúmulo de inesperadas circunstancias y felices complicidades canallas, encabezadas por Txetxu Barandiarán, me llevarán el próximo jueves 3 de julio a la Librería Cámara de Bilbao, para presentar «No hay tres sin dos» (Trama editorial), acompañada de dos impecables −e implacables−, padrinos: Manuel Ortuño, editor donde los haya, y  John Hemingway, que ha reconocido al «chamaco», con sus letras y apellido.

Y aunque todo lo anterior me hace muchísima ilusión, lo que más me inquieta es el encuentro con las tres madrinas de excepción: Beatriz Celaya, Elena Sierra y Noemí Pastor, que se harán cargo de «destripar» al bautizado.

Por cierto, por si se lo preguntaban, de aquel amor, solo quedaron un par de relatos. Aunque estoy segura que en esta próxima aventura, se van a consolidar otros amores… (y algún nuevo cuento…)