Libreros y libreras que no vendedores de libros

Parece que al otro lado del charco, en Colombia concretamente, ha vuelto a surgir la discusión entre librero y vendedor de libros.

Diego Aristizábal escribe, en mi opinión con acierto, sobre la responsabilidad del librero, que no es la del vendedor y señala entre otras las siguientes claves:

– La formación.

– La lectura que lleva a la recomendación. Nota: me gusta en este sentido y ahí sí es lo que parece La Central, su revista donde los libros vienen recomendados por librer@s que trabajan y leen.

– Depurar con criterio.

Yo sí creo que los buenos libreros tienen que ayudar a depurar con su criterio y el de los lectores lo que se debería ofrecer en las librerías…. En la red cada quién verá lo que se traga.

Junto a ello, y aplicando un principio de realidad, no está de más tener en cuenta lo que señala Ricardo Nudelman en Quehacer editorial 7, pag. 30.

Tendremos que hacer una sabia mezcla que nos permita pagar nuestros gastos y tener una pequeña ganancia, a la vez que mantenemos fiel a la clientela que supimos ganarnos a costa de esfuerzos por conseguir libros diferentes, al gusto de quienes aprecian la buena literatura o prefieren adentrarse en el pensamiento profundo que inquieta o sobresalta.

Anuncios

ANTI. Una feliz librería editora

Anti es una de nuestras librerías que ya hace años nos ha entrado por el ojito derecho.

dibujar_un_arbol

Hay razones sentimentales, haberla visto evolucionar y mantenerse desde sus orígenes poniendo en sus inicios nuestro pequeño granito de arena, y objetivas, encontrarse ante un proyecto definido, lo cual no quiere decir cerrado, y con personas, siempre, que a lo largo de su trayectoria han puesto ganas, interés e ilusión.

Ahora, no es la primera vez, se lanzan de nuevo a la edición.

Así nos lo cuentan:

Leer más “ANTI. Una feliz librería editora”

El imaginario librero -4

Venimos de aquí (acceder)

Habrá o podrá haber, por lo tanto, tantas librerías como ideas se puedan desarrollar y dentro de todas ellas valoraremos las que tienen un concepto, una personalidad propia y un perfil claro.

Cada librería tendrá su propia historia, ligada a la personalidad del librero que la dirige. (Carlo Feltrinelli; Senior Service; Tusquets; pag. 249)

Los textos de Héctor Yánover y Carlos Pascual nos resultan complementarios.

  • Los hombres y mujeres responsables de la cara de la librería (Héctor Yánover) le aportan la personalidad.
  • La idea en el tiempo, de Carlos Pascual, nos aporta el concepto
  • Y el juego o la suma de personas e ideas nos dan el perfil.

Dimensión cultural

Esta dimensión conviene resaltarla de manera especial porque lleva consigo dos consecuencias:

  • Es el elemento más claramente diferenciador entre la visión de las librerías y el resto de los profesionales del sector.
  • Supone como imaginario la dimensión sobre la que en su conjunto se señalan más matices.

En relación al primer punto basta con dar un vistazo a las dos nubes de etiquetas para comprobar lo que hemos señalado.

Nube de etiquetas de las librerías

imaginario_libreria_librerias

Nube de etiquetas del resto de profesionales

Imaginario_Librero_Editores

El por qué se puede producir este hecho.

Quizás el mismo sea reflejo de una idea trabajada durante años en el ámbito de las librerías al plantear como una línea diferenciadora lo que se ha denominado la dimensión cultural de la librería.

Seguimos aquí (Acceder)

Encuesta sobre el sector librero en México. Os animamos a participar

Sabemos que nos leen al otro lado del charco. De hecho, las estadísticas dicen que en México se encuentra el segundo grupo, por volumen, de los lectores de este blog.

Sabéis también que este año 2015 queremos dar una relevancia especial a todo lo que con visión de presente con futuro se mueve en torno a las librerías.

Alejandro Zenker, el Instituto del Libro y la Lectura y Trevenque han puesto en marcha un estudio sobre la realidad librera en México que seguro será de interés.

Des aquí invitamos a las librerías mexicanas a participar en el mismo.

librerías_mexico

Queridos colegas libreros, no es un gran secreto que el sector librero sufre, a nivel internacional, una profunda crisis derivada de múltiples factores propios de nuestra compleja época de transición y México no ha escapado a esa lógica. Aunque algunos plantean que la desaparición de las librerías es inevitable, nosotros creemos que lo que urge es adecuar el modelo de negocio a las nuevas circunstancias, que si bien plantean riesgos, también abren muchas oportunidades.

Con objeto de identificarlas y adecuarlas a nuestro medio, necesitamos antes recopilar datos y luego hacer un análisis estadístico básico con el fin de beneficiar a la industria con información veraz que ayude a innovar y a aportar soluciones a las empresas y organizaciones que crean, producen, distribuyen y venden libros.

Con ese objetivo, el Instituto del Libro y la Lectura, A.C. (ILLAC) y Grupo Trevenque, comprometidos con el desarrollo de normas eficaces para la industria, mejores prácticas, investigación constante y eventos en torno al libro, y conscientes de la poca información que hay en México acerca de la industria editorial en general y del sector librero en particular, solicitamos su colaboración.

En el siguiente link encontrarán un cuestionario para llenar y enviar: Encuesta LEL 2014 http://lel2014.illac.mx/encuesta/

El imaginario librero -3

Venimos de aquí (acceder)

Perfil claro

No hay, por lo tanto, dos librerías iguales. Este hecho se ve reflejado además en las siguientes afirmaciones-palabras que nos han propuesto los libreros:

  • Personalidad propia
  • Un perfil claro
  • Con concepto

Héctor Yánover ya lo tenía también muy claro y escribe (las negritas son nuestras):

 Hay librerías que son cementerios de palabras, con nichos hasta el techo, parvas en los rincones y paquetes sobre las mesas; hay librerías donde las palabras son gatos durmiendo en los sillones con moños rosas y una caja de bombones; hay librerías donde las palabras se avergüenzan y donde Shakespeare y Goethe —si los encuentras— están de espaldas para que no se les reconozca; en algunas parece que los libros dialogan, que formaron una peña literaria donde todos son bienvenidos; en otras, al sólo entrar ya estás seguro de que nada te va a interesar y mirás con cara de aburrido. Hay librerías donde los libros gritan: ¡sálveme, sáqueme de aquí!”; en otras ruegan: “no me toque que estoy en mi lugar”. Algunas crean la ilusión de que buscando vas a encontrar cualquier cosa; en otras, la sensación de que todos los libros son allí prescindibles. Alguna muy nouvelle vague, con sillones que no sirven para sentarse y libros aparentemente carísimos que no sirven para leer; otras donde entras rascándote y de donde, no hay duda, saldrás lleno de pulgas. Hay librerías donde entraría Balzac y otras que parecen disimular garitos. Hay en las que dan ganas de estar y aquellas de las que sólo dan ganas de salir, si es posible, sin haber entrado nunca. ¿Sabes dónde está la diferencia? En los dueños. Detrás de cada librería hay un hombre o una mujer responsable de su cara. (Héctor Yánover; Memorias de un librero; Trama Editorial; pag. 28) 

Carlos Pascual nos ofrece, en esta misma línea, alguna clave más cuando escribe en el libro Memoria de la librería:

“Una librería no es más que una idea en el tiempo, una idea desarrollada por alguien que libremente ha decidido ejercer como librero”.(pag. 29) 

Seguimos aquí. ACCEDER

Librerías y cooperativismo

Las librerías, la mayoría de las existentes en este país, han tenido general una estructura familiar que ha tomado, habitualmente, dos formas de empresa: autónomos o sociedades limitadas.

En los últimos tiempos han ido surgiendo otros modelos de librerías más unidos a modelos cooperativos o a estructuras de asociaciones culturales.

El modelo cooperativo per se no es nuevo. Robafaves, en su momento fue emblemática, pero tanto la situación económica y laboral, nuevas propuestas y nuevos compromisos a la hora de acercarse al sector y nuevas ideas de negocio parecen ir abriendo las puertas a nuevas modelos y nuevas experiencias.

Quizás a este nivel uno de los emblemáticos por la apuesta que supone, la inversión que hay detrás y el número de personas que ha podido movilizar es Katakrak en Pamplona-Iruña.

Tomeu Ferrer en eldiario.es nos acerca dos experiencias catalanas. Buc de llibres de la que ya hemos hablado por aquí y La Caníbal.

Los modelos de organización elegidos, las formas o modelos empresariales con lo que supone de implicación en el proyecto tanto personal como económica no son neutros. Tienen o deberían tener intencionalidad. Y, en todo lo relacionado con la cultura, todas aquellas estructuras que facilitan tener más cerca las caras y ojos de quienes son parte real del proyecto son mejores, en mi opinión, que las opacas.

Siempre me ha parecido que transparencia y Sociedad Anónima son, por ejemplo, una contradicción.

Acceder a artículo completo, La Caníbal y Buc de llibres, librerías cooperativas que hacen guerrilla cultural

 

Casa Usher. Una nueva librería en Barcelona

Tuve las primeras noticias de esta iniciativa, Casa Usher, a través de mi amigo Marc.

Para su puesta en marcha lanzaron una campaña de crowfunding y hace unas pocas horas escribían en su perfil de Facebook:

¡Hemos superado nuestras expectativas!

Esta madrugada a las 00.00h hemos acabados nuestra campaña de crowfounding en la plataforma totSuma con el objetivo de conseguir 10.000€. Finalemente hemos podido superar esta cifra y alcanzar 11.695€. Esto solo ha sido posible gracias a todos los sumadores, amigos de facebook, twitter, pinterest e instagram que nos han apoyado y han hecho difusión de la campaña, i a todos aquellos que nos habéis mandadado fuerza y ánimos.

Destinaremos este dinero a “vestir” el local: nos irá muy bien para comprar estaterías, mobiliario, mesas y sillas, pintar y dejar la librería lista para recibiros.

Para finalizar, solamente decir a nuestros aportadores que en breve nos pondremos en contacto con ellos por el tema de las recompensas, ya que no nos olvidamos 

¡Muchas gracias a todos!

Tres personas, Maria, Anna y Gerard, están detrás del proyecto.

Los vinos seleccionados, al igual que los libros tendrán también su hueco en el proyecto que llevan adelante personas ya con experiencia en el mundo de la librería.

Marzo parece ser el mes señalado en el calendario para su apertura.

¡Muchos ánimos y brindo por ellas!

casa_usher