Darse a la lectura

Me ha gustado el título del libro de Ángel Gabilondo que estará hoy por Bilbao de la mano de la Fundación Vocento.

Hay que reconocer el mérito que puede tener llenar hoy en un 30 de abril de puente.

Nos acercaremos.

Digo que me ha gustado por el carácter de ‘vicio’ al que parece incitar. Se hablaba de ‘darse a la bebida‘, pro no me parece mal cambio lo de darse a la lectura.

Me ha gustado también el titular elegido por El Correo:

Ángel Gabilondo alaba la lectura porque aumenta la inteligencia

En el texto se dice: sostiene que el hábito, además de proporcionarnos un placer sin igual, mejora la capacidad creativa y de expresión, en suma, la inteligencia. «Si no fuera por él, ¿cómo podríamos favorecerlas?», se pregunta.

Desde esta idea puede que no suene tan marciano el planteamiento del Plan Vasco de Lectura donde subyace una apuesta clara por la inteligencia y la innovación.

Yo me doy más a la lectura que al vino, tampoco me importa darme al mismo de vez en cuando y en buena compañía.

Pero hoy iré a escuchar a otra que parece ‘darse’ como si de una tertulia de ‘lectores anónimos’ se tratara.

Así que ante el ¡Viva el vino! que decía alguno prefiero quedarme con el ¡Viva la lectura!

8 años… Txema García

Una mirada hacia nosotros mismos

No corren buenos tiempos para la sensatez y, menos aún, para la reflexión serena. El pensamiento único (y liquído) se ha instalado en el tejido social y amenaza con vampirizarlo todo. Superficialidad, apariencia, frivolidad… son algunos de los valores que cotizan al alza en este mercado desregulado que ha convertido el ágora en un reality show, en el que charlatanes y contertulios ocupan los primeros puestos en el ranking de referencias de la sociedad. No es fácil encontrar balizas que, a modo de señales, nos indiquen caminos por los que transitar, alamedas de pensamientos abiertas a la crítica y al contraste, a nuevos horizontes y a la sensibilidad. Tu blog, Txetxu, apunta a todo esto: una mirada hacia fuera (de nosotros mismos) y hacia dentro (de nosotros mismos). Y lo hace de forma directa, valiente, pero con mesura, con razonamientos y, siempre, envuelto en un fondo de justicia.

Jan Stage, periodista y escritor danés, en un excelente y recomendable libro titulado “Las preguntas cambiadas“, venía a decir que “cuando teníamos las respuestas, nos cambiaron las preguntas”, en una especie de conclusión de lo que para él y muchos de nosotros ha sido este último medio siglo. Pues bien, en este octavo aniversario de tu blog, tu Txetxu, sigues brindándonos la posibilidad casi diaria de reformular preguntas, de hacernos otras nuevas y, sobre todo, de entender que la vida es, nada más ní nada menos, una continua búsqueda de nuevas respuestas a nuevos interrogantes.

Eskerrik asko ta besarkada bat.

Txema García
Coordinador de Kulturklik (Espacio Interactivo de la Cultura Vasca)
Kulturklik-eko (Euskal Kulturaren Gune Elkarreragileko) Koordinatzailea

8 años blogueando

La política de las preguntas

El 1 de abril El País publicó el sugerente artículo de Fernando Vallespín La recuperación de la política

Avanzado ya el artículo aparece una pregunta:

“¿Quién decide sobre cómo hemos de vivir juntos en Europa? ¿Wall Street y la City de Londres, o ciudadanos con políticos electos?” (S. Gabriel).

Más recientemente Imanol Zubero escribía:

Preguntar… Hay que preguntar una y otra vez, no aceptar cualquier respuesta.

Una amiga coach ya me había hablado hace tiempo de ‘las preguntas poderosas’, radicales. No de las preguntillas.

Hoy en El País Semanal me encuentro con un artículo sobre Las preguntas que importan (no veo posibilidad de enlace).

Algunas citas que recojo del mismo:

– Vivimos la realidad según las preguntas que nos hacemos.

– Un cambio de paradigma ocurre cuando se plantea una pregunta en el paradigma actual que solo se puede responder desde fuera de él. (Marilee Goldberg)

– Los problemas que tenemos no pueden ser resueltos en el mismo nivel de pensamiento que los ha creado. (Albert Einstein)

– La aversión que tenemos a formular preguntas creativas está relacionada con la obsesión por la búsqueda de respuestas rápidas.

– Las preguntas relevantesmson como escobas que barren la mente y crean un espacio limpio. La mente necesita un espacio limpio. Las respuestas entran en espacios limpios.

Vuelvo ahora al artículo de Vallespín y trasformo parte de su texto en algunas de las preguntas que me parecen claves y que, por lo tanto, necesitan tiempo. Algo que las actuales estructuras de partidos y de gobiernos parecen no querer tener.

– ¿Hay otra forma distinta de hacer política?

– ¿Cómo crear mercados que sean conformes a los dictados de la democracia?

– ¿Puede la socialdemocracia canalizar el nuevo activismo político?

– ¿Pueden los políticos y los partidos decir la verdad y proyectar el ideal de la “sociedad decente” empezando por el propio partido y sus propuestas; un partido mucho más abierto ahora a la participación e integración de sus simpatizantes y, en general, a cuantos comparten la necesidad de recuperar la dimensión de lo público como prerrequisito para encontrar la solución de los principales problemas sociales?

Alguien dirá dónde están las respuestas con esa inmediatez tan típica de campaña electoral.

Probablemente la respuesta por ahora esté en seguir preguntándose.

Erlich

Cuando no se es capaz de pasar de la teoría a la práctica

Maite Redondo con su insistencia (1, 2) monotemática vuelve hoy a afirmar que: el CCC todavía se encuentra en el marco teórico.

Ya dice acertadamente el refrán que no hay peor sordo que quien no quiere oir, ni nadie más ciego que el que no quiere ver.

Yo creo que estos informes de progreso que a continuación enlazo no hacen referencia al marco teórico, sino a los proyectos, pero bueno puede ser que lo que esté en discusión sean los conceptos teórico y práctico.

Informe progreso Febrero

Informe progreso Marzo

Ya se sabe que para gustos están hechos los colores.

 

8 años… Albert Figueras

Apreciado Txetxu,

Hemos coincidido quizás un par de veces en casa de un amigo común, con conocidos comunes. A parte de un jamón que ibas cortando y del buen vino que lo regaba, de la velada recuerdo haber aprendido cosas sobre libros, libreros y editores. Fue entonces cuando supe de tu blog y me costó poco acostumbrarme a seguirlo.

Como decías hace poco, es bueno dejarse llevar por los libreros que conocen el oficio. Déjame añadir que también es bueno dejarse aconsejar por buenos lectores y por personas que aman el mundo del libro y que saben separar el grano de la paja (y, además, argumentarlo con criterio).

Gracias por tu blog, ¡y por muchos ochos más!

Un abrazo,

Albert

8 años blogueando

El noticiero bilbaíno. Una buena excusa para una discreta, pero gran noticia

A veces las cosas no son exactamente lo que parecen.

En un país al sur de Islandia, como dice Julen, donde da la sensación de que lo único presente es el enfrentamiento partidario se producen pequeñas chispas de colaboración y trabajo compartido.

Hoy quiero traer aquí un pequeño ejemplo que tiene como consecuencia gracias a la suma de esfuerzos, de Diputación de Bizkaia y de Gobierno Vasco en este caso, una mejor oferta para los ciudadanos.

Algunos de los que os paseáis por aquí ya conocéis la existencia de Liburuklik, la Biblioteca digital vasca.

El asunto que nos ocupa es sencillo, pero creo que tiene su valor. La Diputación de Bizkaia tenía ya digitalizado el noticiero bilbaíno y el Gobierno Vasco tiene una plataforma que permite el acceso de quien quiera a los contenidos presentes en la misma.

Cuando se deja trabajar a los técnicos, mucho deberíamos aprender de esto, de manera tranquila, aportando racionalidad, los acuerdos y las sinergias se producen.

De ese hecho todos nos debemos felicitar, pero fundamentalmente debemos hacerlo a aquellas personas que han ido labrando con mimo el terreno para que esta visualización sea posible.

Siempre he apostado, aunque no siempre sea posible, por el trabajo discreto y tranquilo que vaya generando poso. Conozco parte de la historia en este caso y me alegro por el resultado.

Que la digitalización y visibilidad de un periódico histórico haya permitido un hecho que como noticia pasará casi desapercibido creo que, en el fondo, es una buena señal.

8 años… Enrique Sacanell

Hola Txetxu:

Hay quienes sostienen que las redes sociales aumentan la incomunicación.
Que aíslan a las personas de carne y hueso, sustituyendo las relaciones por avatares.
Después de ocho años blogeando deberías haberte convertido en un nuevo personaje de Tron, pero doy fe que sigues siendo de carne y hueso.
En este pequeño país aún uno puede encontrarse en cualquier esquina y descubrir que, gracias también a las redes sociales, los lazos siguen vivos y presentes.
Ocho años “cambiando de tercio” son, ciertamente, muchos.
Una eternidad si los comparamos con el ritmo frenético con el que cambian las modas.
Empezaste como pionero y te has convertido en un clásico, como esos que pueblan tus bibliotecas, las físicas y la virtuales.
Fue un placer conocerte rodeado de libros, de libros que no se encontraban fácilmente.
Siempre es un disfrute encontrarte.
Con tu blog lo pones más fácil.
Gracias y enhorabuena por el camino recorrido.
Seguiremos encontrándonos.
Un abrazo

Enrique Sacanell

8 años blogueando

8 años… Nestor Sangroniz

8 años no son nada y sin embargo son una eternidad.

Conocí a Txetxu hace muchísimos años cuando estábamos en el escultismo, y desde entonces nos hemos ido encontrando en distintos momentos y lugares.

Pero en cada encuentro era como si nos hubiésemos visto ayer. Este blog es un poco lo mismo: de vez en cuando me permite volver a encontrarme con él.

Si algo ha destacado a Txetxu es su inquietud y esa cabeza generadora de ideas y proyectos.

Hacen falta hoy en día, más que nunca, espacios como este Blog y personas como Txetxu.

Ánimo y un abrazo

Nestor Sangroniz

8 años blogueando

8 años blogueando ¡Hoy es el día!

Hoy se cumplen 8 años desde que empecé a enredarme en esto de los blogs.

¿Los resultados? Casi 4.000 posts y supongo que alguna vez algo sugerente, propositivo o interesante se me habrá escapado entre tanto texto digital. ¿Más resultados? Interacción con buena gente e hilo conductor de muchas conversaciones que luego han segudio en el caraa cara. Como en la vida, también ha habido idas y venidas, desafecciones y situaciones inesperadas.

¿Por qué estas ganas de volver a tejer red a los 8 años y no a los 7 o a los 9?

No lo sé.

Quizás una cierta nostalgia. Quizás la edad. ¡quién sabe!

Echando la vista atrás y pensando también en el hoy, los últimos días de abril, pongamos que del 25 hasta finales son fechas significativas en mi vida por motivos distintos. Puede que esto también haya influido.

La muerte y los nacimientos de amigos y de este blog también recorren estos días. Son por lo tanto para mí fechas significativas y relacionadas con la vida, el inicio y el fin.

Quizás por eso aflore de vez en cuando la nostalgia.

Hoy sólo me queda agradeceros a todos los que me habéis enviado alguna aportación con motivo de este ‘aniversario’.

Me ha parecido lo más adecuado dar a cada una un tratamiento individual porque más allá de la extensión y de lo dicho creo que es una forma de valorar como personal cada una de vuestras aportaciones hechas.

Un mes antes de la fecha empecé a publicarlas y si todo va como va terminaré un mes después. Podéis ver todas en 8 años blogueando.

Lo dicho: Gracias a todas las personas que me habéis hecho llegar alguna aportación.

Esperemos repetir dentro de unos años, aunque eso… ¡nunca se sabe!

Si os animáis todavía estáis a tiempo.

¿Dónde nos encontraremos?

Citaba ayer mi librívoro personal:

“Uno muere cuando deja de preguntarse. El verbo de la vida es preguntar, tener una pregunta, lanzar el punto interrogativo hacia lo alto, anubado o despejado. Preguntar para forzar la soledad, en voz baja mandar lejos la pregunta, porque es el soplo y no el grito lo que va lejos. Preguntar, porque no preguntar es la rendición”.

[Erri de Luca, Tras las huellas de Nives, Siruela]
A la pregunta del título me encontré con la siguiente respuesta el domingo paseando por Santander.
El verlo además en una librería de dos libreras conocidas me hizo particular ilusión.
Ahora ya a la noche me ronda otra pregunta: ¿a dónde me llevarán las palabras?
No sé si en el siguiente escaparate encontraré la respuesta.
Intentaré en cualquier caso ir más allá de las palabras que personas amigas me hacen llegar a veces para poder estar y compartir las palabras con las ellas directamente como hoy a la tarde he podido hacer y agradecer.
Al fin y al cabo somos en parte conversación o conversaciones, promiscuas a veces.

Visto en La Catedral

A veces se encuentra uno imágenes, textos en los sitios mñas insospechados.

Todo tiene su gracia.

Esto me lo he encontrado hoy en Bilbao en La Catedral.

Ya se sabe que aquí en Bilbao tenemos varias catedrales.

Sólo queda que cada uno intente averiguar en cuál ha sido y en qué ‘capilla’.

Esto ya queda a la libre imaginación o conocimiento de los distintos fieles que todas tienes.

Lo de a qué confesión pueden pertenecer lo dejamos para otra ocasión.

8 años… Joaquín Rodríguez

Cuando uno escribe durante ocho años, ininterrumpidamente, en un blog, es que algo le pasa, algo no necesariamente malo. Karl Kraus anduvo treinta y pico de años escribiendo y editando él solo Die Fackel, aquella antorcha que iluminó las oscuridades del imperio de los Ausburgo y arremetió sin miramientos contra cualquier indicio de mendacidad o corrupción. Un blog, en comparación, es solamente una cerilla, no llega a antorcha, pero quienes se empeñan en encederla y avivarla día tras días, como Txetxu, tienen algo de pariente lejano de Kraus, aunque sea en Bilbao y con regusto a pincho.

Seguir leyendo “8 años… Joaquín Rodríguez”

Radio Rhin

En estas últimas semanas había echado en falta mi pequeño ‘Sony musical’ para que me acompañara en las horas pasadas.

A veces lo que necesitamos aperece o desaparece, sean personas o cosas, en los momentos más insospechados.

Buscaba en este caso y removía dentro de los cajones y no aparecía. Y cuando menos lo esperaba asomó su carita roja escondida entre papeles.

Ahora veía el segundo paso: encontrar el cable que le hiciera revivir. Como en una relación perdida durante tiempo y que se pretende retomar había que buscar dónde poder volver a enlazar.

En casa, imposible. Ni rastro de cable. Así que salgo de nuevo a la búsqueda, pensando, ingenuo de mí y absorbido por los mensajes, que las grandes ‘superficies culturales’ me darán la solución. En los dos casos: balones fuera. ‘Contacte con el fabricante’.

En Bilbao, por suerte, sigue ocurriendo el encuentro casual  que da pie al ‘boca-boca’.

Ahí ha venido la solución: en lo cotidiano. Manoli, compañera en su momento de ‘batallas’ en el AMPA y en Consejos Escolares, me dice: ¡Vete a Radio Rhin!

¿Resultado? ¡A la primera!

Luego según pagaba, les he contado la historia de mi peregrinar. Sonreían complacidos.

Y es que como en muchas cosas de la vida: mejor no dejarse marear por los ‘cantos de sirena’ y volver a lo cotidiano y conocido.

Quizás es que estmos ya para edades de pocos cambios. Haber si voy aprendiendo.

 

Las nuevas papeleras del libro

En este Día del Libro que hoy se celebra y seguirá siendo palpable no sé cómo se van a manejar para su celebración las plataformas digitales de cara a la venta y comercialización.

El Día del Libro y sus vísperas suele ser una fecha utilizada para que nos llenen la cabeza de datos sobre libros publicados, libros vendidos.., poco se dice de los libros devueltos y destruidos, aunque también sería un dato importante en un sector al que parece que la crisis no va con él porque parece seguir yendo sobrado en devoluciones y demás.

Un dato que todavía no he visto es cuánto nos hemos gastado por estos lares en aparatitos (e-readers) y cuánto nos hemos gastado en contenidos (e-books).

Parece existir una amplia variedad y una gran competencia en relación a los psibles modelos, pero poco sabemos en general para qué se usan y cuánto nos gastamos en llenarlos de contenido.

Con el tiempo se deberán reciclar los contenedores de papel convirtiéndolos en contenedores tecnológicos donde podamos tirar los bits sobrantes o los aparatos que deban reciclar otros, muy al estilo ‘Bildu local’ bajo el lema ‘la mierda para otros

Los ópticos y optometristas ya han metido también baza en el asunto indicándonos los peligros de la lectura en estos soportes y mostrando aparente preocupación por nuestra salud física en una sociedad más necesitada cada vez deatención mental.

Unos bilbaínos también han entrado en este nuevo mundo de sensaciones aunque todavía empleen el ‘read more’ al mismo nivel que el ‘leer más’ cuando se navega en castellano.

La duda que me queda es si hoy en Barcelona, Madrid o Bilbao, si me paseo con mi ebook recién comprado habrá algún autor que me lo pueda firmar.

Amazon, por ejemplo, sí se ha apuntado a la oferta de descuento, aunque parece que sin rosa de por medio.

A Libranda, como siempre, se le sigue esperando.

Son sólo dos ejemplos de la distancia entre la realidad y el deseo.

Mientras tanto y en medio de mi humilde campaña por un Día de la Lectura ahí va un guiño para los bibliotecarios y bibliotecarias.

 

 

8 años… Iñaki Murua

Pensando en lo que suponen 8 años en la blogosfera de manera activa me ha venido a la cabeza una cita de Bertold Brecht, popularizada por Silvio Rodríguez, sobre los buenos, los mejores y los imprescindibles. Creo que llevando ese tiempo ya eres uno de los imprescindibles en el barrio, en ése en el que también compartimos además de espacio charla.(Iñaki Murua)

8 años blogueando

Por qué no un Día de la Lectura en vez de un Día del Libro

Mañana como viene siendo tradición reciente, la Unesco lo celebra desde 1996, se celebra el Día Mundial del Libro y del Derecho de autor que este año se centra en la traducción

Parece que Cataluña jugó un papel importante en sus orígenes, pero eso ahora creo que es lo de menos.

Estaba pensando más bien en cómo nos sonaría si el Día de la Música hubiera sido en su momento el ‘Día del Vinilio’ o del ‘Día del CD’. Probablemente habría una crítica hacia la deriva mercantilista de la música o hacia el mero interés de la industria sin contrar con otros agentes sociales.

Seguir leyendo “Por qué no un Día de la Lectura en vez de un Día del Libro”

8 años… Pedro Quílez

Entrando en materia, de tu nueva etapa bloguera quiero destacar el cambio de título de tu blog: de “Opinión con valor” a “Cambiando de tercio”. Entiendo los motivos que expones en un apartado pero no nos engañas, eso no es del todo cierto; primero porque has cambiado poco de tercio (afortunadamente) y luego porque tu opinión y tus noticias siguen teniendo un valor que apreciamos todos los que te leemos. Y es que cada vez tendría más sentido que tus aportaciones se llamaran  “con valor” por ser antítesis de esta inmensa ola de infoxicación que se nos está viniendo encima.

No sólo sigo deleitándome mucho con tu buen humor sino que tu blog es una de las referencias siempre interesantes en este bendito, heterogéneo y -a veces- desquiciado mundo de la cultura. Espero seguir disfrutando muchos años más con su lectura.

Un abrazo. (Pedro Quílez)

8 años blogueando

Duelo

Han vuelto a casa.

Los papeles, la ropa, las fotos, los objetos…Todo está para ellas impregnado del recuerdo del ausente-presente.

Él quería que la caña de pescar fuera para el nieto y así será

Dicen que el tiempo lo cura todo. Quizás lo resitúe.

No hay por qué curar lo vivido. Hay que, en todo caso, darse tiempo, cada uno el suyo, para hacerlo nuestro, mío…

El duelo se vive en soledad. No es sólo cuestión de dolor y pena. La agresividad, la cólera y la rabia también intervienen en la reunión. Nos cuesta admitirlo: se supone que los muertos y los bebés sólo despiertan en nosotros tiernos sentimientos, sentimientos de respeto, de rigor. Cualquier exceso es repudiado. ¡Vaya mentira! La psique es mucho más compleja que eso. Está hecha de movimientos imprecisos, de tormentos y virajes incesantes, nunca es lisa, pura, unívoca. En torno a la muerte y al

Seguir leyendo “Duelo”