Cultura democrática

Mañana se constituyen los nuevos ayuntamientos. En Euskadi la situación por los partidos que han estado en liza que no han consegudio movilizar a un mayor número de electores tiene alguna variante sugerente por la presencia de Bildu.
Recojo una reflexión de Anjel Lertxundi, que aunque escrita para otro momento para otro tiempo histórico, en Vida y otras dudas  creo viene bien para esta situación de ‘cambio de tercio’ y que, por si acaso, creo válida para todos.
Convencidos de que nuestra vía era la única justa, fuimos presa de perversos dilemas: caímos en la trampa del esquema blanco o negro, con nosotros o contra nosotros, leal o traidor, fusiles o cadenas. Éramos (o nos convertimos en) dogmáticos. Eso éramos (o en eso nos convertimos), dogmáticos…
Decíamos aspirar a la democracia. Pero no es posible garantizar la democracia sin trabajar la cultura democrática. las estrategias políticas no pueden arruinar el orden moral, ni tampoco posponerlo: no hay pueblo capaz de avanzar sin un mínimo consenso moral. (pag. 150)
Haber si todos nos ponemos a la tarea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .