Bibliotecas: más allá de la tecnología que parece estancarse a veces

Parece que sobre la Biblioteca digital de Euskadi ha caído de repente y del golpe el ‘manto del silencio administrativo’.

¿Época de elecciones?

Todo puede ser.

Al grupo de seguimiento, tal y como se quedó en la reunión de noviembre de 2014 nos deberían haber convocado en febrero para:

– presentarnos la hoja de ruta, con objetivos y elementos claros de priorización para el 2015.

– informarnos sobre el desarrollo de la aplicación web y la mejora de sus atributos y funcionalidades, así como el estudio sobre las posibilidades que ofertan las distintas plataformas potencialmente disponibles, estudio que será complementado con el benchmarking sobre las prácticas desarrolladas en otros lugares de referencia a nivel mundial.

Nada de esto ha ocurrido ni se ha dado ninguna explicación de por qué no se ha realizado. Ha pasado febrero, marzo, abril. Ya estamos en mayo… y no parece haber ‘señales de vida’ ni física ni digital.

Dejaré, en cualquier caso, algunas nuevas constataciones preocupantes:

– La presencia de los títulos en euskera en el fondo de préstamo no llega al 10%. ¿Motivos?. Lo que se debe constatar es que está muy lejos del planteamiento hecho en abril de 2014 donde se decía que 8.750 serán licencias en euskera, y 16.250 en castellano. Lejos se está a fecha de hoy (4856 en castellano y 476 en euskera)LiburuklikMempo tanto de la propoción deseada como del total que se quería tener para 2014 de 25.000 licencias.

– Casi la mitad del fondo ofrecido corresponde sólo a dos grupos editoriales.

– Solo hay presencia de 77 sellos editoriales.

Triste y poco serio. Y lo dejo ahí que luego algún personal se pone nervioso y no es cuestión de ir provocando arritmias y episodios de ansiedad.

Quizás se esté reflexionando sobre la reciente asociación de Baratz que da soporte a la Red de Bibliotecas en Euskadi y Ebsco y las posibles consecuencias y/o cambios de rumbo sobre los modelos seleccionados hasta la fecha. ¡Quién sabe!

Frente a ello, por buscar un poco de contraste, me encuentro hoy a la mañana con un sugerente texto de Mempo Giardinelli que lleva por título Los bibliotecarios ante el reto de las nuevas tecnologías.

Como otras veces recomiendo su lectura completa.

Yo dejo aquí los dos párrafos finales que me parecen suficientemente claros.

Ninguna revolución tecnológica creará jamás lectores. Ningún dispositivo, aplicación, hardware ni software será capaz de crear lectores por su sola existencia o innovación. Ni un solo lector. Ni uno solo. De donde la conclusión elemental es la siguiente: es nuestro uso consciente lo que dará sentido a las nuevas TIC, o sea nuestra competencia lectora y pletórica de curiosidad. No hay mejor vía para el aprovechamiento de todas las nuevas y grandiosas posibilidades.

Pero también nos impone estar alertas, porque inevitablemente va a ocurrir –y de hecho ya está sucediendo– que gracias a los adelantos tecnológicos el mundo globalizado seguirá imponiendo la sutil dictadura de las reglas del Mercado. Y se dará así la saludable paradoja, que ya se observa, de que para ser más democráticos, inclusivos y horizontales, los ciudadanos/as dotados de e-books y tabletas de lectura deberán ser rebeldes, originales y resistentes a las nuevas reglas de convivencia que nos impondrá el futuro que está aquí nomás.

Quizás sean una invitación de nuevo a pensar y a reflexionar sobre dónde se están poniendo los acentos.

Anuncios

Autor: cambiando de tercio

Actualmente trabajo en consultoría en el sector del libro, la cultura y en el tercer sector. Centrado fundamentalmente en pymes, insticuiones y administraciones públicas.

1 comentario en “Bibliotecas: más allá de la tecnología que parece estancarse a veces”

  1. Por suerte o por desgracia desde Baratz no tenemos ninguna influencia en la marcha del proyecto de Liburuklik o la Biblioteca Digital Vasca. Este es un proyecto hecho en paralelo y “desconectado” del resto de los servicios de automatización bibliotecaria que si se prestan con nuestro producto absysNet. Así que nuestros posibles acuerdos de colaboración con otras empresas no afectarán lo más mínimo a la evolución “autónoma” de la Biblioteca Digital, un servicio prestado por una empresa que no tiene nada que ver con Baratz.

    Sobre nuestro acuerdo con EBSO queremos aclarar que lo que pretende es ponérselo fácil a nuestros clientes comunes para que encuentren en EDS la información que han introducido en absysNet y para que, dentro de unos meses, puedan acceder a ese mundo de información facilitado por EDS, utilizando la interfaz del módulo de consulta (OPAC) de absysNet.

    De lo que se trata no es de subordinar una tecnología o servicio a otro. Baratz y EBSCO son empresas independientes y, del mismo modo que muchos clientes de EBSCO utilizan software de bibliotecas de nuestros competidores, muchos de los clientes de Baratz, seguirán utilizando servicios de descubrimiento de los competidores de EBSCO. Lo que sucederá es que aquellos que opten por utilizar absysNet y EDS al mismo tiempo tendrán más facilidades de integración y, por lo tanto, una “experiencia de usuario mejorada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s